WWE Mattel

WWE obligada a ceder ante la presión publica

Vince McMahon ha destacado por años por una cosa clara, ser sumamente obstinado, no importa si sus planes son un fracaso, él está dispuesto a llegar hasta el final con ese fracaso (Hola XFL). Su obstinación legendaria ha creado un mundo que fomenta algo que es conocido como el síndrome de Estocolmo, en donde hay parte del público que a menudo de forma gradual, toleran e incluso disfrutan de lo que se les da.

Y si algo han demostrado los rating constantemente a la baja en WWE, el público está cada vez más cansado de ser esa víctima y ha comenzado a cada vez más, demostrar su enojo, ante esa presión y la necesidad de no perder más audiencia o auspiciadores, WWE se ha visto obligada a una cosa poco usual, cambiar lo planeado.

Es por eso que el anuncio de que el nombre de Fabulous Moolah había sido retirado de una lucha que probablemente no tendrá ninguna repercusión real a largo plazo fue tan sorprendente. WWE presumiblemente no era ciega a la reacción potencial, pero la adoración que Vince sostuvo para esta figura claramente usurpaba cualquier preocupación. Un estallido inmediato del público genero una reacción en cadena que en última instancia, llevo a los patrocinadores de WWE a tomar la decisión de poner entre la espada y la pared a la empresa para forzar el cambio, una victoria rara para las voces de la razón que no tenemos el apellido McMahon.

Raro, pero no imposible.

Los auspiciadores tienen el real poder dentro de WWE

Pero esto de que los auspiciadores lleven a cambios en WWE no es nuevo. Los reportes dicen que Snickers llevo a que WWE cambiara el nombre de la batalla real en Wrestlemania, ese es solo el antecedente más reciente de auspiciadores tomando decisiones. En el pasado, el cambio de WWE a la tan odiada era PG precisamente llego gracias a un auspiciador.

WWE Mattel

Un acuerdo con el gigante de la juguetería como es Mattel en 2009, solidifico la postura de WWE que un año antes cambio su clasificación a PG en medio de las negociaciones.

Esto fue el mayor acuerdo de licencia en la historia para la compañía en ese momento, e indirectamente dictaría varias decisiones clave a futuro. El acuerdo más reciente amplió la relación hasta el 2019, por lo que aquellos que aún se aferran a las esperanzas de que WWE deje de ser un show infantil, aun tendrán que esperar un año más.

Adiós a la era de la actitud

Right to censor

La primera respuesta de Vince McMahon a una campaña de censura por parte del Consejo de televisión de padres agresivos y sin duda hipócritas en los tempranos años 2000 fue reírse de ellos creando un grupo formado por el padrino, Val Venis, Buchanan y Steven Richards llamado right to censor, un grupo que puso como villanos irritantes.

La idea presumiblemente tenía a McMahon riendo durante meses, pero la campaña de burla en contra grupos reales genero molestia en los principales patrocinadores. Todo llego a su punto más crítico cuando la creciente preocupación pública, llego de la mano con un mega fracaso de McMahon la XFL.

Los grupos de padres preocupados por lo que la TV mostraba estaban lejos de generar un real daño a WWE, sin embargo, la XFL un proyecto fallido de McMahon sí que fue afectado por esta clase de grupos que acusaba que en realidad los partidos, tal como la WWF en sus resultados, estaban arreglados. Los miles de accionistas y miembros de la junta directiva forzaron a McMahon a suavizar el producto de WWF en ese tiempo, debido a la mala publicidad que se estaba logrando con el costoso fallo de la XFL. La demanda por las siglas WWF en 2002 fue otro complemento para una bola de nieve de desgracias que solo seguía creciendo.

The Moolah

cancelado WWE

Los informes sugieren que Vince McMahon era indiferente o ignorante, quizás ambos, a la hora de analizar la mala publicidad que rodeaba el nombre de Moolah.

Los últimos años de Moolah y Mae Young dentro de WWE no presentó un dilema de relaciones públicas, especialmente cuando se dio en la época en donde la lucha de mujeres no importaba nada, por lo que el hecho de que ella abusara de toda la división en el pasado, drogando, abusando y prostituyendo (Literalmente) a las mujeres que deseaban ser luchadoras fue simplemente puesto debajo de la alfombra, algo que en la actualidad es insostenible.

En pleno 2018, es fácil comprender porque una marca como Snicker no quiera estar vinculado con abusos de todo tipo contra mujeres, especialmente cuando esto sucedió con muchas menores de edad, lo que no es fácil de comprender, es lo desconectado que esta Vince McMahon del mundo.

avatar
  Suscribete  
Notify of