¿WWE estropeo el personaje de Bobby Roode en SmackDown?

Como la mayoría de las estrellas de NXT de alto perfil, Bobby Roode parecía que entraría con un ímpetu importante en el roster principal. Hoy está envuelto en una disputa con Dolph ziggler, algo que ha llevado que en cuestión de semanas, el ex campeón de NXT ha pasado de “glorioso” a un mero ¿relleno?

El papel reciente de Roode en el ataque de SmackDown en Raw, en donde era básicamente un secuaz apenas reconocible en una camiseta azul, era un microcosmos de lo poco espectacular que ha sido su estadía en la lista de SmackDown.

La desconexión entre NXT y WWE no es nada nuevo. Incluso Asuka, que fue publicitada durante semanas como una máquina imparable dentro de WWE, ha sido insuficiente para plasmar lo que ella representaba en NXT. Otros ejemplos más claros son Emma y Bayley, quienes han luchado por tener un espacio en TV, después de brillar en el territorio de desarrollo de WWE. Lo mismo ha sido cierto para Sasha Banks, y hasta cierto punto, Finn Balor.

Pero centrándonos en Roode, en SmackDown, este está teniendo luchas similares a lo que vivió Shinsuke Nakamura, que luchó en su primer feudo en el roster principal con Ziggler, en luchas que nunca lograron destacar.

¿WWE arruinó otra prometedora perspectiva de NXT? No sabemos.

Roode destacó como un villano en toda su estadía en la lista de NXT, en donde su estilo de lucha libre, de vieja escuela, era una plantilla perfecta para trabajar con babyfaces como Roderick Strong y el ya mencionado Nakamura.

Pero en SmackDown, WWE parece haber sido seducido por su música de entrada y simplemente lo catalogaron como un babyface.

Desafortunadamente, puede que no haya una discrepancia mayor entre la música de entrada y su personaje en el ring, especialmente si los creativos de WWE parecieran no ver NXT. El hombre simplemente no hace sentido como un Babyface, y esto se convirtió en dolorosamente obvio durante su lucha ante Ziggler en el pasado evento de SmackDown.

Roode se encuentra en una posición extraña, en donde ya ha sufrido su primera derrota. Competirá con Ziggler en una lucha de dos de tres caídas, en donde la pareja tendrá la oportunidad de salvar lo que queda de su feudo y también, puede ser la oportunidad de marcar que será el personaje de Roode o que es lo que quiere WWE de su persona, algo que ahora no está claro.