Vince McMahon y HHH venden su alma

Reportaje: Que hace realmente WWE en Arabia Saudita

El viernes WWE presenta Greatest Royal Rumble, un evento anunciado hace menos de dos meses, evento que está siendo empujado en la programación de WWE como un PPV de nivel superior. Cuenta con una cartelera cargada que hace ver a Wrestlemania 34 como un evento sacrificado para dar énfasis a este.

La decisión de WWE de enfatizar tanto en el evento de Arabia Saudita y ofrecer declaraciones significativas, incluyendo la omisión completa de su roster femenino, es el primer evento de orientación pública tras un nuevo acuerdo a largo plazo entre WWE y Arabia Saudita.

A diferencia de la gran mayoría de los espectáculos de WWE, Greatest Royal Rumble está patrocinado por la autoridad general de deportes del país, que es el organismo gubernamental responsable de todos los eventos deportivos en Arabia Saudita. Como resultado, la cartelera está enteramente financiada por el gobierno saudí. Sin embargo, hasta que el informe del segundo trimestre de WWE salga, no hay forma de saber cuánto está pagando Arabia Saudita por este contrato de 10 años. Pero dado el tamaño y la cartelera del evento, es seguro asumir que no se escatimaron gastos.

Durante los últimos dos años, el príncipe heredero Mohammed bin Salman, gobernante de Arabia Saudita, ha sido aclamado como un reformador social. Los medios de comunicación tradicionales han alabado al hombre de 32 años por ser una figura revolucionaria que ha transformado su país conservador eliminando la corrupción en la élite, así como reduciendo ciertas prohibiciones.

Ahora en Arabia Saudita se están permitiendo conciertos y la implementación de cines, además de permitir que las mujeres tengan derecho a conducir. Mientras que lo anterior parece algo simple para personas que vivimos en países no tan conservadores, esto en Arabia Saudita, un estado ampliamente religioso, es parte de un plan estratégico de reforma económica conocido como visión 2030.

Bajo esta iniciativa, se ha ampliado la participación en la fuerza de trabajo, se fortalece el sistema educativo y se invierte en gran medida en el sector del entretenimiento, incluso en eventos deportivos no vistos anteriormente en Arabia Saudita.

El interés de Arabia Saudita por eventos como WWE encaja en su campaña de tratar de presentar a un país ultra conservador, como uno que está en una especie de modernización rápida.

Sobre la historia de WWE en el Oriente Medio en general es difícil de analizar, ya que la documentación de sus primeras giras es prácticamente inexistente. En el pasado, cuando WWE se llamaba WWF, envió a su talento a varios viajes por esa parte del mundo, pero los expedientes son increíblemente limitados más allá de las anécdotas contadas por los mismos involucrados.

En junio y julio de 1985 en la revista de WWF se documentó una de esas giras. En ese artículo se ofrecen pocos detalles reales más allá de los hechos de que la gira visito a Arabia Saudita, Kuwait, Egipto y Chipre.

A pesar de la publicación de la revista, varios trabajadores de WWE señalaron que en realidad no pudieron visitar todos los países antes señalados, ya que les dijeron que era inapropiado ver a hombres en trajes de baño, actuando de esa manera frente a sus mujeres. No pensaron que era apropiado, así que nunca lograron los permisos, por lo que el tour nunca se materializó.

Lo anterior es algo similar a lo que surgió en Abu Dabi recientemente con las luchadoras. En donde la única manera en las que se les permitió ser parte de un show de WWE en ese país, era que las mujeres caminaran junto a luchadores masculinos al ring, mientras usaban trajes similares a los de atletismo.

Abu Dab

En el video de 1988 “Best of the WWF Vol. 16: en todo el mundo” se ve al Sr. Fuji en la ciudad de Kuwait contra un oponente desconocido, y sigue siendo el único material de archivo liberado de cualquiera de esos extraños Tours.

Además, se destaca que The Glamour Girls (Judy Martin y Leilani Kai) ganaron oficialmente los títulos por equipos femeninos en el Cairo, Egipto. La creencia común es que esa lucha nunca sucedió en realidad. Incluso en 2012 WWE.com señalo la mentira. Una mentira que es confirmada cuando muchos involucrados en esas giras expresan que las luchadoras no tenían autorización para ser parte de estos tour, la misma situación que sucede en la actualidad.

La farsa e hipocresía de WWE

A pesar de la potencia estelar de The Greatest Royal Rumble, una gran parte del roster no hará el viaje. Las mujeres de WWE no estarán actuando en el evento. Dado que la WWE ha pasado los últimos años defendiendo su “revolución de mujeres” y Ronda Rousey es su principal estrella actual, esto representa un paso significativo hacia atrás. También indica que WWE está haciendo su parte para ayudar a rehabilitar la imagen de Arabia Saudita en el mundo, mientras apoya directamente el compromiso continuo de este reino con la degradación de las mujeres.

Una gran contradicción; El 7 de diciembre, WWE realizo un espectáculo en Abu Dhabi, evento que se masifico en gran medida en los medios sociales de la empresa, ya que contó con una lucha de Alexa Bliss vs Sasha Banks en la primera lucha de mujeres en los Emiratos Árabes Unidos (La imagen antes expuesta). En lugar de su usual equipo de dos piezas, ambos usaban trajes de cuerpo completo para estar a la par de los códigos de vestimenta locales. WWE repetía una y otra vez que se trataba de hacer historia.

Stephanie McMahon señala que el cambio de vestuario era necesario “porque todavía tenemos que ser muy respetuosos, culturalmente, y han tenido que mantener su piel cubierta.”

Todo esto llevo a un documental en el WWE Network. A medida que el documental mostraba partes de la lucha, McMahon añadía que “Creía que realmente nadie entendía el peso de ese momento hasta que Sasha y Alexa estaban en el ring y el cántico de “Esto es esperanza” surgió. Después de un video de sólo unos pocos fans cantando lo prometido, McMahon señala que “parecía algo mucho más grande que la WWE en sí” a la vez que se muestra a una niña disfrutando de la lucha.

El mismo día que el documental antes descrito se estrenó, WWE anunció que Greatest Royal Rumble presentaría siete luchas de títulos, incluyendo una extraña e incoherente revancha de Brock Lesnar vs Roman Reigns, lucha que ya encabezó WrestleMania 34, además de una batalla real de 50 hombres, en donde se verá el regreso de Chris Jericho y Rey Mysterio. WWE anunció esta semana que el espectáculo “vendió” todas sus entradas.

Si bien la visión del plan 2030 está siendo elogiada como una solución moderna a la gran dependencia del petróleo por parte de la monarquía, no implica una reforma social significativa. En cambio, ha proporcionado una forma estratégica de distraer la atención internacional de los abusos a gran escala en contra de los derechos humanos que ocurren en este territorio.

La pesada inversión del príncipe en los deportes se debe a la brutal campaña de Arabia Saudita en Yemen, una guerra que ha desplazado a más de 3 millones personas y ha creado una de las peores crisis humanitarias en el mundo. El último ejemplo de crueldad vio a la coalición militar liderada por sauditas, realizar un ataque aéreo en una boda el domingo, matando a más de 20 personas.

Aunque la reputación de Arabia Saudita está siendo reparada por su intento de proyectar imágenes en contra la corrupción, incluyendo un poco más de derechos a las mujeres y una mayor gama de entretenimiento, sería negligente ignorar el continuo desprecio del país por las libertades políticas y civiles. La disidencia se cumple con métodos represivos violentos como la tortura y asesinatos extrajudiciales, mientras que la homosexualidad sigue siendo ilegal, siendo castigada con la muerte.

La tutela masculina permanece firmemente arraigada, manteniendo a las mujeres a merced de sus cónyuges o parientes varones, algo que es medieval. Solo un hombre puede decidir si una mujer puede viajar o estudiar. Incluso las mujeres dependen de la decisión de sus cónyuges para poder ir al médico.

El dar permiso para asistir a ver partidos de fútbol, no cambia el hecho de que el gobierno saudí supervisa a las mujeres al utilizar sistemas electrónicos que rastrean sus movimientos transfronterizos, y ser devueltas por la fuerza si huyen de sus “dueños”.

No todos pueden ver Greatest Royal Rumble

En su declaración de marzo, junto con la ausencia del talento femenino, WWE también dijo que las mujeres tenían el “permiso para asistir” aunque la realidad es un poco más complicada. Los que compraron entradas para el espectáculo no pudieron seleccionar sus asientos exactos. En su lugar, se limitaron a una sección superior, sección inferior, VIP u oro. Seamos más claros, según el sitio web de WWE para Arabia Saudita, los boletos estaban disponibles solo para hombres solteros o familias. En palabras más simples, las mujeres no pueden asistir al espectáculo sin un tutor masculino.

No se cómo lo pueden analizar, pero a las mujeres se les trata como si fuesen un simple perro que debe seguir a su dueño a donde este desee.

HHH el ejecutivo

Vince McMahon y HHH venden su alma

Cuando se le preguntó esta semana acerca de la decisión de WWE de mantener a su roster femenino fuera del evento en un país conocido por su horrible trato a las mujeres, Levesque alias HHH, el luchador se convirtió en Ejecutivo y solo dijo que todo se reduce a diferencias culturales.

“Entiendo que la gente lo esté cuestionando, pero tienen que entender que cada cultura es diferente y sólo porque tú no estás de acuerdo con cierto aspecto, no significa que no sea una cultura relevante”

“No se puede dictar a un país o una religión acerca de cómo manejar las cosas, pero, después de haber dicho eso, WWE está a la vanguardia en la evolución de la mujer en el mundo y lo que no se puede hacer es afectar el cambio en cualquier lugar por mantenerse alejado de este.”

El dinero es más importante que tus derechos, especialmente si eres mujer

Desde el punto de vista del negocio de la lucha libre, lo que sobresale sobre este evento, es lo grande que realmente WWE está trabajando en él.

Una lucha de 50 hombres es algo que no tiene precedentes. La adición de siete luchas por un título, incluyendo la coronación de nuevos campeones por equipos y una revancha de Lesnar que se siente como un cambio de título probable, lo eleva aún más. Y si Reigns sale con el título Universal, habrá un sentimiento de que WWE sacrifico a Wrestlemania simplemente para dar a los saudíes un evento más grande, probablemente porque están pagando más.

Para el imperio de Vince McMahon, ostensiblemente hay muchos beneficios en el corto y largo plazo. Probablemente este sea el acuerdo más grande que ha firmado en su vida.

Luego de que Vince McMahon vendiera su alma a Mohámed bin Salmán, WWE ha dejado de estar en peligro financiero. Como antes fue señalado, este evento de The Greatest Royal Rumble, así como cualquier evento a futuro, se realiza a cambio de una tarifa, es decir, WWE no necesita depender de la venta de boletos. Este primer evento ya da a WWE cerca de 200 millones de dólares.

En última instancia, el evento del viernes ayudará a consolidar la legitimidad de Mohámed bin Salmán de cara al mundo occidental. El aprovechamiento de eventos deportivos y de entretenimiento para obtener beneficios políticos es una tradición largamente celebrada para esta clase de regímenes autoritarios, dictaduras o monarquías. WWE parece, estar feliz con esta farsa.

Mientras a WWE se le depositen sus 200 millones de dólares por eventos, seguirán omitiendo a las mujeres de sus show, no hablaran sobre la venta segregada de los boletos y mucho menos hablara de las violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno saudí.

avatar
2 Comment threads
0 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
FabiánRodrigo Recent comment authors
  Suscribete  
Nuevos Viejos Mas votado
Notify of
Rodrigo
Rodrigo

Muy buena nota que refleja exactamente la hipocresía de la empresa que es capaz de vender una supuesta revolución femenina en el roster pero por unos dolares son capaces de olvidarse de sus palabras y hacer como si las mujeres no existieran en su empresa.

Si fueran consecuentes no irían a ese país y menos si tienen que dejar de lado al roster femenino, pero lamentablemente al señor Vince le importa mas el señor billullo

Fabián
Fabián

Excelente nota!!