Reportaje: Vince McMahon vs Bullet Club

La nostalgia es algo que todos amamos, quizás por eso WWE opte por revivir Starrcade, aunque claro, dicho show será un House Show, en resumen, no lo veremos por tv o por el WWE Network, aunque claro, WWE puede darnos una sorpresa y quién sabe.

Entonces, a pesar de que WWE que no tiene planes para emitir el evento, dicho espectáculo está siendo cargando con varias atracciones para vender más entradas. Lo que se anuncia hasta ahora son un Shinsuke Nakamura vs Jinder Mahal y Charlotte vs Natalya, luchas que también tendrán lugar en Hell in a Cell, también se anuncia a Booby Roode, se promociona las apariciones de Ricky Steamboat y The Rock and Roll Express, estos últimos, probablemente para una lucha ante Gallows y Anderson.

Por otro lado, durante la semana pasada se pensó que se podría dar una lucha entre empresas, los Hardy vs Goldust y Cody Rhodes. Esto surgió porque el productor de SmackDown, Michael Hayes estaba detrás de la idea de traer de regreso por esa noche a Cody para un homenaje a su difunto padre Dusty Rhodes, los días avanzaron y con Jeff lesionado, la idea parece descartada.

Bullet club vs WWE

Pero estos duelos entre empresas no quedaron solo ahí, ya que hay reportes de que Vince McMahon no estaba contento con esta idea. A la vez, Cody y los Young Bucks realizaron lo que ellos denominaron como una invasión del bullet club a WWE, esto el pasado lunes. Específicamente, Cody y los Young Bucks llegaron a donde se realizó Raw y compartieron con las fans que esperaban entrar a ver el show de la empresa de Vince.

Dentro de las cosas que “expusieron” por medio de un megáfono a los asistentes, es que ellos estaban para rescatar a los ex miembros del Bullet Club de WWE, específicamente a Finn Balor, Karl Anderson y Luke Gallows, también bromearon acerca de la baja venta de entradas que está experimentando WWE.

Por otro lado, todo lo vivido fuera de la arena en donde se realizó Raw, para muchos fue un homenaje a la propia invasión de la WWE en contra de WCW en 1998, en donde se presentó DX fuera de un estadio donde se realizó un episodio de Monday Night Nitro.

Pero como era de esperar, el Presidente de WWE no apreciaba la ironía, sobre este tema, Bryan Alvarez revelo en el wrestling observer que; Vince no lo encontró gracioso. Citamos las palabras de Alvarez, para el siguiente tema.

“Casi se podría decir, que Vince no encuentra la invasión del Bullet Club como algo “demasiado dulce” (too sweet expresión muy utilizado por los Young Bucks).

La anterior frase es sumamente importante, especialmente porque WWE reclama ser los dueños de los derechos de autor del término “Too sweet” y han exigido a los Bucks dejar de usar el gesto en otras empresas y en sus mercancías. WWE quiere un acuerdo escrito con Matt y Nick Jackson en donde se exprese que no usarán la propiedad intelectual de WWE de nuevo en el futuro, o de lo contrario, serán demandados monetariamente.

Los Bucks confirmaron que las amenazas de WWE son reales, por lo que ante la posibilidad de usar dicho termino, lanzaron la siguiente respuesta en forma de mercancía.

En lo personal, es una respuesta que compraría con todo gusto.