Un main event con un pésimo feudo

Prácticamente ya se puede saborear WrestleMania a medida que nos acercamos más y más a dicho evento del 8 de abril, una gran fecha en lo personal.

Para este año, tenemos una cartelera bastante amplia, eso ya nos refleja la estrategia de WWE de posiblemente tener en realidad 7 horas al aire, nuestra experiencia nos dice que debemos recomendarle no ver todas esas horas, van a terminar agotados, quizás una hora de pre show y todo el PPV puede ser una mejor forma de consumir este evento y no morir en el intento.

Sobre los eventos centrales de este año, WWE tiene dos confirmados con realidades opuestas, el primero Brock Lesnar vs Roman Reigns, lucha que como previa se ha estado trabajando de buena manera, diseñando un argumento en donde a Lesnar se le acusa de ser un hombre perezoso, siendo un matón que no se preocupa por los fans. Y mientras que esto ha demostrado que no transformara a Roman Reigns en un favorito de los fans en su totalidad, hay que dar crédito a WWE de generar una buena previa para una lucha que no es la más esperada del evento ¿Por qué no es la más esperada? Simple, el hecho de que sea de público conocimiento que Lesnar dejara WWE tras Wrestlemania 34 hace una obviedad el resultado de la lucha, reduciendo en gran parte cualquier expectativa para este enfrentamiento.

En el otro lado tenemos el Styles vs Nakamura, una lucha con un resultado no tan claro, con dos de los mejores intérpretes que tiene WWE, lucha esperada por la gran mayoría, pero que tiene un pésimo feudo. Lo que se dio acá es extraño, ya que WWE en realidad no tiene la necesidad de generar una rivalidad entre estos hombres, uno es el ganador de Royal Rumble y el otro es el campeón de WWE, ya se justifica la lucha, lamentablemente entre Royal Rumbe y Wrestlemania 34 hay muchas semanas de diferencia, por lo que WWE se ha visto en la necesidad de tratar de llenar esos espacios semanales.

Y mientras que WWE tiene muchos ejemplos sobre cómo construir un mal evento central, el Styles vs Nakamura está muy lejos de por ejemplo lo que fue un Cena vs Miz en Wrestlemania 27, tiene elementos diferentes, por ejemplo, Styles vs Nakamura es una lucha que los fanáticos quieren ver, el main event de Wretlemania 27 no.

En la previa de Wrestlemania 27, el Miz había desempeñado el papel del campeón cobarde, un papel que se vio contrastado con ser una especie de sacrificio entre The Rock y John Cena.

Todo el argumento no tenía nada que ver con ningún problema persona, todo se centró en The Rock como anfitrión, especialmente entre los problemas de The Rock y Cena. El campeón de WWE era el personaje terciario en esta historia.

La construcción, así como la lucha y el evento en sí, era realmente un lío confuso de baja calidad en retrospectiva.

Y si queremos ir más atrás en el pasado, podríamos hablar de cosas como The Undertaker vs Sycho Sid y Hulk Hogan vs Yokozuna en Wrestlemania 9.

Para comprender el fracaso del main evento de Wrestlemania 13 hay que conocer el siguiente escenario.

El evento principal original era Bret Hart vs Shawn Michaels por el campeonato de WWE, como revancha de Wrestlemania 12. Sin embargo, Michaels según múltiples fuentes, opto por fingir una lesión en su rodilla. Ustedes saben el ego es muy grande en esta industria, además está muy documentado la rivalidad en la vida real entre Hart y Michaels.

El título fue trasladado a Sid y su lucha contra el Undertaker ahora se transformó en el evento principal.

Bret se enfrentó a Stone Cold como consecuencia de la ausencia de Michaels (No todo fue tan malo).

Sid vs Taker no solo se sentía como algo improvisado, realmente lo era. Se podría decir que fue una cuestión de falta de tiempo, aunque claro, tuvieron varias semanas en las que simplemente no hicieron nada, al parecer alguien dentro de WWE (Hola Vince) pensó son dos tipos grandes, ese es el argumento. Con ese panorama, no sorprende que Wrestlemania 13 tenga el título de ser el evento de Wrestlemania menos vendido en PPV.

Wrestlemania 9

Hablando de cosas improvisadas. Mucho antes de la implementación del maletín de dinero en el banco, WWE por alguna extraña razón (El ego de Hogan) decidió probar este concepto para WrestleMania 9. En lugar de tener una razón legítima para desafiar a Yokozuna, Hulk solo salió y le gritó a él y el Sr. Fuji tras vencer a hart.

Por alguna extraña razón (El ego de Hogan) el Sr. Fuji (Nunca fue muy listo al parecer) desafió a Hulk para enfrentar a Yokozuna por el titulo en una lucha improvisada.

Hogan y su ego aceptaron y en 20 segundos, Hulk Hogan cubrió Yokozuna para convertirse en campeón de WWE. Es sin exagerar uno de los acontecimientos principales más desconcertantes de la historia, y un claro ejemplo de quien realmente tomaba las decisiones en backstage (Ustedes saben, Vince no logro tener personalidad hasta 1997).

Fue difícil decidir si esto incluso debería ser considerado un evento principal, pero al menos nos permite algo, la construcción de animosidad entre Nakamura y Styles no es lo peor que ha hecho de WWE y al menos, Styles vs Nakamura tiene el potencial de ser la mejor lucha del año, esperemos se concrete.

Deja tus comentarios

avatar
  Suscribete  
Notify of