Un espectáculo sin figuras de autoridad

Shane vs autoridad

Desde que la WWE logro hacer toneladas de dinero con el personaje de Mr. McMahon en 1998, la WWE no ha mirado hacia atrás a un tiempo antes de crear nuevas y omnipresentes figuras de autoridad.

Personajes como Jack Tunney y Sgt Slaughter sólo se usaban con moderación, pero esa fórmula se ha convertido en cosa del pasado. Hoy en día, es como si WWE hubiera olvidado cómo producir historias sin jefes malvados y dominantes dentro del kayfabe.

Los fans que han mirado WWE de cerca en los últimos 20 años deben haber mirado a la familia McMahon y Triple H a finales del año pasado y gritaron, “No hay posibilidad realmente de que eso suceda”. El cuarteto afirmó que los días de una autoridad dominante habían terminado.

Obviamente, no lo han hecho.

Shane McMahon sigue corriendo desenfrenado tanto en Raw como en SmackDown, y Triple H como Vince juegan con la cartelera siempre que les convenga o llene algunos minutos de televisión.

WWE ha confiado en personajes de autoridad como Comisarios, Gerentes Generales y Presidentes durante tanto tiempo que lucharían para explicar el por qué las disputas o luchas por algún título están sucediendo sin algún personaje involucrado como Dios para validar la historia ya absurda.

Un momento ateos, explíquenme lo que acaba de pasar.

Pero lo que no es absurdo, es decir abiertamente que esta figura de autoridad sin matices, igual una que otra, es ya solo mala televisión. Quieren una muestra mas clara ¿No estan cansados de ver cada semana a Shane McMahon enfrentando a Roman Reigns? Si eso no es una muestra de creativos que no saben que hacer en pantalla, nada lo va a hacer.