Columna: Solo el tiempo traerá a The Shield

The Shield era una un grupo tan potente para WWE, que el no volver eventualmente a una reunión en un futuro, seria simplemente desperdiciar mucho, especialmente con el panorama negativo que tiene la WWE en relación a las calificaciones de sus show.

Sin embargo, pareciera que el silletazo ejecutado por Seth Rollins en la espalda de Roman Reigns y de Dean Ambrose, son imágenes demasiado frescas para que estos últimos vuelvan a unir fuerzas con Seth Rollins.

Está claro que The Shield era una fuerza tremenda, un verdadero huracán de tres hombres que azotaron el paisaje de WWE, un grupo que sigue siendo uno de los éxitos más grandes de la WWE en los últimos años. Algo que se logró gracias a que sus integrantes, lograban compensar sus falencias y aumentar sus virtudes entre sí.

¿Cuándo volverán?

Como fue señalado, el apurar las cosas, nunca es bueno, pero el panorama de WWE puede llevar a adelantar cosas y generar otras que suelen no ser lo mejor. En el caso de una reunión de Rollins, Ambrose y Reigns, se debería tener la paciencia para desarrollar una historia interesante que culmine con el gran regreso de la facción. Aunque los guiños siempre están, por ejemplo, lo que sucedió en Payback este año.

Tan divertido como sería, la narración requiere de una espera larga. Hay que considerar que fue apenas en junio del 2014 cuando Rollins con una silla ataco por la espalda a sus hermanos. Seis meses después, Rollins se involucró en la lucha por el título en Wrestlemania entre Reigns y Lesnar.

Si Reigns y Ambrose perdonaran Rollins a tan rápidamente, sería volver a reservar de mala manera a sus personajes, después todo, parecería una decisión tonta.

Y si todas las heridas sanan con el tiempo, va a tomar mucho más tiempo para que se concrete una reunión exitosa.

WWE debe ver lo que fue Shawn Michaels y Triple H, quienes se reunieron después de un largo tiempo. Si recordamos su historia como D-Generation X, los dos amigos se unieron en 1997, hasta que Michaels dejo la empresa por una lesión en la espalda. Tras regresar en el 2002, sostuvieron una rivalidad que se mantuvo hasta el 2004, para luego unirse solo hasta el 2006.

En el caso de los grupos que se vuelven a unir, es cierto que no hay ninguna fórmula definitiva para cuando se deben reunir enemigos que fueron aliados, pero WWE por lo menos en el pasado, les dio un par de años entre su rivalidad y reunión. Es la receta que WWE debe seguir para Rollins y su equipo, una receta que como notaran, esperamos con ansias.