¿Es la separación de marcas un movimiento desesperado de WWE?

Cuando se habla de división de marcas, esto de seguro suena demasiado familiar para muchos, es decir, ya lo vivimos en el pasado esto de tener dos programas en televisión de manera semanal que son episodios diferentes que aparentemente no tienen relación entre si y es un movimiento que muchos pidieron por meses.

Ahora si le sumamos que la lista entera de luchadores en la WWE es tan amplia que muchos luchadores talentosos se quedan sin un lugar en la escena tradicional, pareciera una decisión correcta, sin embargo, esto puede ocultar más de lo que se muestra en pantalla.

Para analizar más en profundidad este tema, debemos recordar lo que ocurrió en el año 2002, cuando WWE dividió por primera vez sus show. En aquel momento, esto llego luego de que WWE adquiriera a gran parte del talento de WCW y ECW, pero la historia fue más extensa de lo que sucede actualmente. Hay que considerar que en el pasado, WWE venia de literalmente derrotar tras una larga competencia a la WCW, esto por halla en el 2001 y la industria después de un tiempo, necesitaba un cambio, producto que la empresa sin una competencia que le obligara a mejorar, comenzó a estancarse un poco, por lo que la división de marcas, fue lo que WWE ejecuto en ese momento, en la actualidad, WWE no tiene competencia y la necesidad de volver a reencantar a los fanáticos pareciera la real razón detrás de este cambio en panorama de la empresa de Vince y su familia.

Esa necesidad puede ser lo que podemos catalogar como algo desesperado por WWE, algo que no necesariamente tiene que ser un error.

Luego de que WWE terminara con la división de marcas, ahora pareciera que intentaran corregir los errores del pasado y una división puede hacer maravillas para muchas cosas, por ejemplo para la división por equipos, revivir la división crucero y dar el tiempo en pantalla que la división femenina realmente se ha ganado. Pero con todas estas cosas buenas, también pueden venir un montón de cosas malas, por ejemplo ¿se imaginan si dividen al nuevo día? Sería como revivir la división en el pasado de los Dubley Boyz, algo que rápidamente WWE se percato había sido un gran error y los volvieron a unir.

Pareciera que con cada gran cambio en la WWE, siempre se tendrán cosas buenas y cosas malas.

Nos guste o no, está sucediendo esto de la división de marcas y realmente esperamos que esto inicie lo que WWE ha denominado como un era nueva y nos entregue una programación próspera, especialmente cuando hay tanto talento para ser distribuidos uniformemente entre dos espectáculos,.

Solo podemos esperar que los escritores cumplan con sus trabajos y compitan como sucedió en el pasado por cual show puede ser mejor. Está claro que no será como las guerras de los lunes por la noche, pero la competencia creatividad interna de la empresa, debería obligar a generar historias, feudos y luchas mucho mejores, ya que como se comprobó en los últimos años, cuando WWE no tiene una competencia real, las cosas suelen no ser tan “emocionantes”.