Porque Roman Reigns necesita una nueva dirección en WWE

Roman Reigns es quizás el caso más curioso de ese concepto de “demasiado pronto” que WWE ha visto en mucho tiempo. Básicamente, un día estaba en la cima del mundo, en el evento principal de WrestleMania 31 y al próximo estaba de regreso en su trabajo del pasado.

Los ames o lo odies, no se puede negar que Roman Reigns necesita una nueva dirección para triunfar dentro de la WWE.

La parte curiosa de todo este asunto, es que el ex hombre fuerte de The Shield tenía todo para destacar. Los aficionados podíamos reconocer a Reigns dentro del equipo por su potencial y ciertamente se entendió que la empresa pudiera encontrar una manera de ascenderlo, pero, el tramite demasiado apresurado y rápido fue lo que termino con su imagen.

El papel que WWE eligió para Reigns fue solo empujarlo a la cima en lugar de que su imagen evolucionara. Esa idea puede haber tenido algún mérito, pero cuando vemos que Reigns se encuentra en un feudo sin sentido con el Big Show, es el reflejo de que la decisión original no fue buena.

Para el futuro actual de Roman Reigns, no hay luces brillantes, ningún lugar en el evento principal y menos el título máximo de la empresa. Es claro que el personaje de Reigns necesita un cambio, no comenzar una rivalidad que a los aficionados no nos importa.

Roman Reigns vs Brock Lesnar

Frente a Brock Lesnar fue sin duda el momento más importante de la carrera de Reigns hasta el momento y uno que debía llevarlo a su tierra prometida. La bestia encarnada puede ser una superestrella en WWE a tiempo parcial, pero eso no significa que la empresa no le vea como una figura potente.

WWE obviamente creía que Reigns podía generar el mismo ambiente que genera Lesnar. WWE buscaba alguien en el vestuario que también pareciera una bestia físicamente. Pero tan pronto como comenzó, terminó.

Reigns no ganó en Mania y estaba de espaldas contra su ex compañero Seth Rollins. Los fans de Roman, así como sus críticos, esperamos un nuevo comienzo para su carrera tras Mania. Y por nuevo comienzo, no esperábamos repetir uno de los feudos más aburridos en la historia reciente, ni menos una lucha ante el Big Show que se ha repetido tanto en Raw como Smackadown que ya hemos perdido la cuenta (Por cierto, siempre gano Reigns).

La pregunta es ¿qué pasa ahora? ¿Dónde va un tipo después de perder su primer evento principal de WrestleMania? ¿Tiene WWE alguna idea fresca para él? o ¿Planea repetir feudos pasados como un intento sin sentido de revivir su imagen?

Todo comienza con una nueva dirección. Reign no puede y no debe ser empujado de nuevo a la cima si no está preparado para la reserva que WWE tiene para él. Después de todo, el público ya tuvo el relleno de Roman Reigns semanas previas a Wrestlemania 31, con promos torpes y la discusión interminable de si está listo o no.

Todo el tiempo previo a Wrestlemania, solo estaba ahí, luchando contra cualquiera, escuchando una y otra vez de los comentaristas sobre su herencia familiar o escuchábamos de que convencería a todo el mundo de que ganaría en Mania. Resumiendo, el feudo previo a Wrestlemania fue pésimamente reservado.

El público probablemente no está listo para enfrentar todo esto otra vez. Pero de nuevo ahí está, en un feudo sin interés contra el Big Show. ¿Acaso la empresa es tan terca como para no encontrar a nadie mejor para Reigns? ¿porque no apostar por algo nuevo si esto ya no funciono en el pasado? y miles de ideas más que WWE parece haber desechado.

Si un heel turn no está en los libretos de WWE, entonces tal vez se le debería dar más de una arista en su imagen. Si ser el sonriente babyface arrogante no funcionó, podría ser un poco más peligroso como personaje. Él podría ser conocido como el hombre con quien no debes cruzarte, el hombre sin amigos y sin lealtades. Reigns debería ser una amenaza para cualquier en el vestuario, pero sin estar tan encasillado en ese personaje de ser un babyface (héroe) que solo tiene problemas con los chicos malos.

El presentar a Reigns más como lo que fue Samoa Joe en TNA posiblemente se beneficiaría más que su camino actual.

También sería bueno que Reigns persiguiera el titulo de los Estados Unidos o el Campeonato Intercontinental. Ambos campeones son babyfaces, y Reigns quizás no debería ser el clásico babyface cuando se enfrente a ellos.

Roman Reigns vs Big Show

Está claro que en su actualidad el vencer al Big Show no sirve para nada, lo que vendrá de eso debe ser algo tan impresionante que los fans realmente confíen en su imagen. La buena noticia para Reigns es que hay tiempo. Su ascenso a la cima debe estar lleno de logros impresionantes, pero que realmente vayan en ascenso, en lo personal, creo que obtener un título como el de los Estados Unidos ante un Cena ya veterano, podría ser el nuevo comienzo que necesita.

2 Comments

  1. Bernardo Villalón abril 16, 2015
  2. FAS abril 17, 2015