Porque la revolución de Divas esta fallando

WWE claramente escuchó la protesta sobre que estaba mal con la división de Divas, sin embargo, no logro canalizar todas esas protestas, el resultado, una idea; la revolución de divas, implementada no realmente como una revolución.

Por semanas la audiencia insistió en que WWE debía dar una oportunidad a las divas, por lo que el gigante del entretenimiento deportivo, llevo a tres mujeres ultra talentosas de NXT al roster principal, comenzó a hacer que las luchas de Divas duraran más y habló hasta de una supuesta revolución de Divas. Sin embargo, dicha revolución se siente como algo incompleto.

Ha habido avances, pero no los suficientes. Ha habido cambios, pero también muchos de estos solo han sido algo superficial.

Es como si WWE no leyó la lista completa de la multitud en relación a las demandas. Los fanáticos pidieron una revisión completa a la división de mujeres, queríamos personajes convincentes, personajes que puedan participar de buenas luchas, mayores oportunidades y todo ese alboroto que suelen ser reservados para ciertas luchas de hombres. En definitiva, los fanáticos queríamos algo como lo que pudimos ver en el Take Over de NXT entre Sasha Banks y Bayley que se transformó en un clásico instantáneo.

Incluso con Banks, Becky Lynch y Charlotte ahora en el roster principal de WWE, ese tipo de actuaciones parecen imposible fuera de NXT.

Ya no tenemos a esa guerrera que era Lynch cuando estaba en NXT. El paso al plantel principal ha acabado con las grandes actuaciones de Charlotte que la llevaron a ser la estrella superior de NXT. Para no dar tantas vueltas sobre este tema, el problemas es que WWE tiene a estas mujeres en grupos y ha olvidado varios de los principios básicos de la narración que se vincula a la lucha libre profesional. En primer lugar, tenemos que WWE no ha demostrado las personalidades de estas mujeres lo suficiente como para saber cuál será su estilo.

¿Cuándo los tres equipos chocaron en SummerSlam, que teníamos? Una guerra entre entidades que no eran claramente diferentes.

Además de abandonar la dinámica del clásico Heel vs Face (Villano vs Héroe), WWE no ha hecho un gran trabajo de diferenciar a los grupos.

En una comparación rápida con otro acto de WWE, por ejemplo, está claro cuáles son las diferencias entre Reigns/Ambrose y The Wyatt Family. El primero es un dúo que gusta de golpear a los demás y que viven bajo sus propias reglas, los cuales han formado un vínculo con el curso de sus múltiples batallas y viajes, son hermanos. Por el lado de la familia Wyatt, son un clan sádico que siguen las enseñanzas de un líder carismático.

Es más difícil tratar de explicar en que se diferencian los grupos de las divas.

Además de un mejor desarrollo de los personajes, los fanáticos necesitan más de una razón sobre por qué estas mujeres están luchando en primer lugar contra sus rivales. El principal punto del porque este revolución de divas está fallando.

No hay un sentido claro de lo que este ángulo quiere generar. WWE constantemente nos entrega referencias sobre Ronda Rousey y que el cambio se siente en el aire, más allá de eso, no hay mucho.

Se habla de que cada grupo está tratando de establecer un dominio, pero eso no es suficiente dentro de una narrativa a largo plazo. ¿Dónde están todos los temas personales? ¿Dónde están todas las subtramas?

El decir una y otra vez que se está produciendo una revolución no es suficiente, tenemos que ver desplegar ese concepto, eso se logra con momentos impactantes, traiciones, victorias contra los pronósticos, héroes y villanos y todos esos elementos que hacen que la lucha tenga un sentido y dirección.

4 Comments

  1. Mandkind agosto 31, 2015
  2. PACO septiembre 1, 2015
  3. Bernardo Villalón septiembre 3, 2015
  4. mau septiembre 20, 2015