Reportaje: Evaluando el nivel del roster de WWE

Estudiar a la WWE solo brevemente, significa darse cuenta de una gran debilidad dentro del roster de la empresa, principalmente en la parte superior.

Roster WWE analisis

No hay ninguna estrella de primer nivel en donde la empresa pueda recurrir. Los grandes atletas llenan el vestuario, pero la lucha en el futuro va a ser la búsqueda de las piedras angulares de la empresa entre ellos.

La mala noticia es que si la WWE tuviese que reservar un WrestleMania en este momento, las opciones al título serían escasas. La buena noticia es que hay una ola de potenciales megaestrellas rompiendo en la orilla.

Con los movimientos correctos, WWE puede deslizar a algunas de sus estrellas en ascenso en el territorio de verdaderas estrellas.

Lo siguiente es un vistazo a la lista de arriba a abajo con pensamientos sobre cómo algunas superestrellas pueden moverse hacia arriba y cuáles están destinados a quedarse estancados.

Esto sólo se centrará en los luchadores hombres en la nómina de la WWE. Sobre las Divas, ya hablaremos en otra nota similar a esta.

Las estrellas superiores

Brock Lesnar
John Cena

Estos son los hombres más importantes para la WWE.

El problema con este grupo es que Lesnar es un asalariado a tiempo parcial. WWE puede ser capaz de reconstruir una carrera hacia el título para él con su horario esporádico, pero no puede hacer eso para siempre. Los aficionados eventualmente comenzaran a impacientarse si eso continúa pasado WrestleMania 31.

Además, él tiene 37 años y, probablemente, no se quedará más allá de sus 40 años.

Él es una gran estrella que puede ofrecer enormes espectáculos, ¿pero por cuánto tiempo? Esa es una pregunta similar que uno tiene que hacerse acerca de Cena.

Cena aunque tiene la misma edad que Lesnar, su cuerpo tiene que estar en un estado mucho peor.

Los fans van a crecer cada vez más, cansado de él y que sea el hombre importante de todos modos. Con un nivel poco común de carisma y una inclinación a prosperar en las grandes luchas, no será suficiente para mantener el interés si él es campeón del mundo en 2017.

Un escalón más bajo

Randy Orton
Chris Jericho
Daniel Bryan
Big Show
Mark Henry
Kane
Sheamus

Chicos que WWE puede usar como eventos principal. El grupo de ex campeones del mundo que puede proporcionar un alto perfil para las pelea y llevar el título de la WWE, pero no llevaran a la empresa a una nueva etapa.

La excepción es Bryan.

Él es un gran luchador, un tipo encantador, simpático, con una pasión por el negocio. Eso se ha traducido en una especie de revolución por parte del público. Sin embargo, las principales preguntas acerca de su salud le han jugado en contra, después de todo él ha estado fuera desde mayo después de una cirugía de cuello.

Daniel Bryan operacion

¿Puede volver en plena salud? ¿Podrá mantener el estilo audaz en el ring que tenía antes de la lesión?

Si hay un sí a ambas, la WWE tiene otra estrella para colocar donde Lesnar y Cena residen actualmente.

Por el lado de Jericho ha estado viniendo y yendo en los últimos tiempos, el equilibrio de su carrera de lucha con ser una estrella de rock y hacer otros proyectos hace que no sea alguien con un personaje estable.

Por el lado del Big Show ya de 42 años, Henry un año mayor y Kane de 47. Todos tienen su parte de kilometraje en sus ruedas.

Tan bueno como lo han sido en el pasado, la WWE no puede construir razonablemente un importante programa a largo plazo alrededor de ellos. Ellos pueden obtener una oportunidad por el título aquí y allá, pero nadie de ese trío estará encabezando otra WrestleMania.

WWE va a tener que tirar de otro lugar para encontrar la próxima gran cosa.

Los llamados a ser el futuro

Bray Wyatt
Roman Reigns
Seth Rollins
Dean Ambrose
Rusev
Cesaro

Para hablar de este grupo, recordemos cuando Bobby Lashley llegó a la WWE, donde las expectativas altas. Un gran aspecto y un pasado en la lucha libre amateur prometieron un gran futuro.

No se volvió el gran jugador que muchos esperaban.

WWE está ahora equipada con los hombres con futuros igualmente prometedores. ¿Alguno de ellos llegaran a ser el próximo Hulk Hogan, o la compañía acabara con seis Bobby Lashley en sus manos?

Wyatt ya es un gran trabajador de micro. Sus luchas son alimentadas por la brutalidad y su sorprendente explosividad. WWE aparentemente se ha olvidado de él en los últimos tiempos, pero tiene una gran oportunidad de ascender a un nivel superior.

El Devorador de Mundos tiene todas las herramientas para continuar subiendo en la escalera de la empresa. El problema con él es la reserva.

Si continúa siendo el jobber de Cena o Roman Reigns, los aficionados tendrán dificultades para creer en él.

Tiene que haber un mejor enfoque en la creación de un aura de fortaleza a su alrededor. Eso es igualmente cierto para Cesaro. Parecía estar logrando un gran impulso después de WrestleMania 30, pero desde entonces se ha hecho a un lado para promover a otros.

Rusev no va a ser lo que Lesnar es ahora, pero puede ser un “villano” de alto nivel y un talento fiable. Él no tiene el carisma o “ese” factor de ser más que eso que fue o es Lesnar.

Paul Heyman habla por Lesnar como Lana hace por Rusev, pero Lesnar sigue siendo una figura fascinante por su cuenta. No hemos visto eso en el búlgaro todavía.

En cuanto a lo que una vez fue The Shield, ofrecen tres opciones para que WWE pueda asegurar su futuro.

Reigns está recibiendo el mayor empuje de los tres a pesar de ser el más limitado. Su obra en el ring tiene que ser más variada y más interesante.

Si él puede comenzar a juntar luchas de primera categoría, la WWE habrá encontrado su próxima pieza central.

Rollins es al menos lo suficientemente bueno para sentarse en la grada que logro Batista en el pasado. Sus luchas han sido fantástica hasta ahora. Sus promociones son cada vez mejores a medida que gana experiencia.

Ambrose, un mejor conversador y pendenciero que Rollins, podría muy bien a la altura de todas las comparaciones estar al nivel de lo que fue Roddy Piper. Si WWE cree en él a pesar de su mirada no tradicional, tiene una estrella superior en la mano.

Mitad de cartelera

Dolph Ziggler
Bad News Barrett
Big E
The Miz
Damien Sandow
Goldust
Tyson Kidd
Jack Swagger
Stardust
The Usos
Luke Harper
Erick Rowan
Bo Dallas
Ryback
Kofi Kingston
Darren Young
Curtis Axel

El “midcard” los caballos de batalla. Aquí es donde la WWE es más surtida. En los días de los territorios, Swagger habría sido la piedra angular superior de alguna promoción.

WWE tiene el lujo de hacer de él algo menos prominente.

Hay un número de nombres aquí con el potencial para estar un escalón más arriba. WWE tiene que mostrar la personalidad de Ryback y Big E más para hacerlos más grandes estrellas.

Ryback fuera del ring es alguien con mucho carisma, sin embargo, WWE no muestra esto.

Kidd está mostrando en NXT que tiene que ser utilizado más. Es al menos material de campeón para el titulo Intercontinental.

La mayor parte del resto del grupo es mejor que se queden dónde están. Los Usos y La Familia Wyatt son intérpretes fiables para la división tag team. Tener a Kingston y Big E continuar con su alianza con Xavier Woods, y pueden unirse a ellos en alguna lucha por los títulos por pareja.

Sandow está severamente subutilizado. Un hombre tan bueno en el micrófono y tan a gusto con su personaje pueden ser las razones porque WWE lo ha dejado en esta posición.

WWE puede haber renunciado a Ziggler como una estrella superior, pero eso es un error. ¿Cuánta pasión, velocidad y nitidez en el ring se necesita para que WWE confié en ti?

En el supuesto de que WWE decidiera dar otro empuje potente a Ziggler, este puede ascender hasta el lugar donde Orton está ahora.

Los olvidados

R-Truth
Justin Gabriel
Zack Ryder
Sin Cara
Xavier Woods
Adam Rose
Los Matadores
Fandango
Heath Slater
Titus O’Neil
El Torito
Hornswoggle
The Great Khali

Aparte de una deficiencia en la cabeza de la cartela, aquí es donde la WWE tiene el mayor problema.

No todos los miembros de la lista pueden aparecer en la fotografía el título mundial, pero incluso la parte inferior de la escalera debe ofrecer más entretenimiento en comparación con lo que hacen ahora.

Es difícil entender por qué Khali todavía está en el roster. Él no aparece a menudo, pero es tan limitado en el ring que sólo tiene sentido llenar su lugar con otra persona.

Fandango y Los Matadores representan experimentos fallidos, luchadores o mejor dicho personajes rebuscados que se están desempeñando en la era equivocada.

Hay dos maneras de aumentar la emoción en la parte inferior con luchadores como Ryder, cuya popularidad iba y venía. Una opción es que el comercio con los mejores prospectos de NXT. Intercambia a Ryder por Sami Zayn y R-Truth para Adrian Neville, y no hay de repente un gran cambio en profundidad en el roster.

Eso le da a la WWE dos grandes opciones para sus feudos con otras superestrellas. Un programa Neville vs Cesaro tiene un gran potencial. Es dudoso que alguien pagaría para ver a R-Truth vs Cesaro.

En segundo lugar, la WWE puede tener figuras de autoridad amenazando superestrellas con el descenso de categoría. Tener a Triple H amenazando a Ryder que si no gana una de sus próximos tres luchas, tiene que ir a NXT. Ahora no hay razón para preocuparse si Ryder baja de categoría entre comillas.

Un viaje a NXT para rejuvenecer su carrera como está haciendo Tyson Kidd, tampoco no estaría de más.

Woods ha mostrado una especie de unión con Kingston y Big E y eso parece ser la mejor manera de utilizar sus habilidades. Sin Cara se ha asociado con Kalisto en NXT. Las peleas divertidas que han demostrado deberían obligar a la empresa para que ese dúo debute en el roster principal.

Esos retoques e invirtiendo en Wyatt y compañía ayudarían a suavizar los problemas en la parte superior e inferior de la cartelera. Hay talento en toda la compañía.

Y con seis jóvenes mirando hacia la cima de la montaña, la WWE tiene una excelente oportunidad de encontrar al menos un grande entre ellos. Y NXT, parece ser el mercado de fichajes ideales para dar algo de frescura al espectáculo, además de poder revivir carreras alicaídas.