¿Por qué el regreso de The Shield no se siente tan especial?

El regreso del escudo ha sido una de esas historias que no han salido como el publico y WWE esperaba que sucediera, evidentemente no es un regreso fallido, pero también es evidente que una serie de “desgracias” e improvisaciones han llevado a que las cosas no salieran como uno esperaba.

Si recordamos, el regreso a un ring juntos para The Shield era el punto central del evento TLC, pero una lesión de Reigns, posteriormente supimos que sufría de paperas, algo que evito que el regreso de The Shield se diera.

El grupo seguía existiendo, pero el trio termino siendo compuesto por Rollins, Ambrose y Angle. Y tan extraño como eso suena, más extraño se volvió todo cuando hasta HHH término siendo parte del grupo en una gira de WWE por Europa.

Ahora, Reigns regreso el lunes y paso algo extraño.

El regreso de The Shield al ring puede haber sido una de las razones para ver RAW la noche del lunes, pero también fue un desperdicio por parte del equipo creativo de WWE, tres años de espera desperdiciados.

La WWE tuvo la oportunidad de promocionar la primera lucha del escudo como una unidad para Survivor Series, el mismo evento en el que el trío debutó hace cinco años.

En su lugar, la primera lucha de The Shield fue en un Raw cualquiera y es poco probable que se recuerde la lucha más allá del pasado miércoles por la tarde.

El regreso de The Shield no se siente tan especial principalmente porque algo tan esperado, llego tarde, sin previo aviso y en un escenario no tan importante como lo es un PPV. Pasar de encabezar TLC a regresar en un Raw sin previo aviso no es una buena narrativa para nadie.

Dado que el escudo se enfrentará a otro trío inmensamente popular la noche del domingo como lo es el nuevo día, WWE perdió otra oportunidad para promover una lucha de ensueño, desechando otra vez la generación de una anticipación de ver a Reigns, Ambrose y Rollins batallando juntos por primera vez en tres años. Básicamente, las paperas no solo dañaron a Reigns, también el ímpetu de ver al trio juntos de nuevo por primera vez en tres años.