¿Porque pareciera que SmackDown es superior a Raw?

Ahora que ya han pasado cerca de dos meses desde el experimento de la división de marcas, estamos en plazos para hablar nuevamente de que show ha sido mejor.

RAW sigue y seguirá siendo el buque insignia de WWE eso es algo que nunca va a cambiar, pero hasta que WWE deje de recordar a sus espectadores semanalmente que SmackDown está en una constante batalla con Raw, siempre será visto como el show B de WWE.

Pero más allá de los rating, mas allá de lo que WWE dice, debemos analizar esto desde una perspectiva diferente, desde la calidad real según nuestros criterios y eso nos dice que SmackDown pareciera ser un mejor espectáculo que Raw.

Mientras que el primer pensamiento puede parecer que el roster de Raw es mejor por ser más numeroso, realmente SmackDown es quien se ha beneficiado de eso. Antes de la división de marcas, Raw sufría de la condición de tener demasiado talento y no una suficiente capacidad creativa para aprovechar a todos los nombres, así que nos quedamos con un montón de luchadores que no iban a ninguna parte.

La ventaja de SmackDown es que tienen un menor número de talento que permite desarrollar a una mayor parte de ese talento para que logren conectar con el público. Obviamente todavía hay luchadores que podrían ser usados de mejor manera, Apollo Crews es el ejemplo claro de ese enunciado, pero en su mayor parte, todo el mundo pareciera tener algo.

Al tener una menor cantidad de talento en un show, eso significa menos oportunidad de luchadores sin nada que hacer. Literalmente SmackDown se transformó en la tierra de las oportunidades, veremos si eso puede seguir siendo algo bueno o no.

La escena principal

No mercy es mejor que WWE Raw

Cuando se compara la escena principal de ambos programas, es fácil ver por qué SmackDown se ha convertido en el favorito del público.

En Raw tenemos a Kevin Owens como el top Heel y Seth Rollins es un híbrido extraño entre un villano y un tipo bueno y un poco más abajo, tenemos a Roman Reigns, un personaje que ya sabemos que no pudo conectar con el público como esperaba WWE. Pareciera que toda esta confusión en realidad es producto de la lesión de Finn Balor, lo que llevo a una reestructuración que tomara tiempo en solidificarse, es decir, hasta ahora está lejos de ser una base sólida, está en desarrollo de eso.

Mientras tanto, SmackDown cuenta con Aj Styles como el top Heel en lo que ha sido su mejor trabajo desde que llego a WWE, Dean Ambrose es el primer retador también en un papel casi hibrido y John Cena a la par de Ambrose, ahora parece abrazar la idea de ser usado como el veterano que se aferra a sus días gloriosos del pasado, una narrativa mucho más profunda y atractiva.

La escena principal femenina

titulo femenino SmackDown

Sorprendentemente SmackDown supera a Raw en esta área. En Raw tenemos a Charlotte de titular y de retadoras a Banks y Bayley, en donde a pesar de que las tres mencionadas son trabajadoras sólidas, el equipo creativo ha mantenido las cosas un poco confusas y no tan interesantes como si ha sucedido en SmackDown.

SmackDown destaca simplemente porque tiene argumentos más convincentes.

Becky Lynch como la titular, se ha convertido en una verdadera monarca de la gente y su pelea iniciar con Alexa Bliss es un mundo nuevo dentro de WWE.

Nikki Bella y Carmella participan en un feudo secundario que realmente ha tenido cosas buenas y malas, pero es mucho más interesante que el feudo secundario de Raw, que se ha resumido a Nia Jax repitiendo una y otra semana el mismo espectáculo sin un rumbo claro.

El gerente general

mick-foley-vs-daniel-bryan

Cuando los gerentes generales fueron anunciados para los espectáculos, la revelación fue recibida con una me1zcla de buenas intenciones, ya que Mick Foley en Raw y Daniel Bryan en SmackDown, son personajes populares dentro del público de WWE.

Foley en Raw no ha sido un buen orador, sus decisiones muchas veces parecen extrañas y absurdas y al final de la noche, parece un personaje a la deriva sin real personalidad, todo lo contrario sucede con Bryan. Bryan en una faceta más simple de estar a cargo de lo que sucede con el talento, ha aceptado no ser el foco principal de cada espectáculo, incluso en su reciente feudo verbal frente al Miz, Bryan ha sido un participante secundario ya que lo que importa realmente, es el miz y sus defensas titulares.

Al final del día, es fácil decir que Foley ha sido una decepción.

El tiempo al aire

Seamos sinceros, una de las mayores diferencias entre los dos espectáculos y una ventaja para SmackDown es que dura una hora menos y es algo que siempre destacamos dentro de los analisis de cada show.

Raw simplemente dura demasiado, por lo que termina con rellenos absurdos, más promos y una continuidad más lenta, algo que afecta demasiado a la narrativa de sus show.

Mientras tanto, SmackDown no se siente tan tedioso, incluso cuando a veces no entrega un show sólido, tiene un ritmo mucho más saludable que las largas pausas de Raw, un Raw que muchas veces termina siendo somnoliento.

2 Comments

  1. Lina septiembre 26, 2016
  2. DZ & DA septiembre 26, 2016