Paso de nuevo, la crónica tras Royal Rumble

Daniel Bryan eliminado royal rumble

Pasó de nuevo.

Todas las señales estaban ahí, pero de alguna manera WWE no lo vio venir.

En el Royal Rumble el domingo por la noche, los fans rabiosos en Filadelfia mostraron su descontento para lo que suele ser una lucha anual muy popular y divertida.

Las cosas empezaron. A pesar de que el impulso previo fue muy bueno, tras una excelente lucha de triple amenaza entre Brock Lesnar, John Cena y Seth Rollins. Todo estaba en su lugar. Cuando WWE debería haber ido en el camino correcto, todo se desmorono.

En WWE fueron hacia el abismo.

La lucha comenzó como cada año. Primero viene el Miz, seguido de R-Truth. Lo que sea. Pero entonces golpeó la primera cuenta regresiva, los fans cantaban del diez a uno y tuvimos nuestra primera sorpresa de la noche. Bubba Ray Dudley, el ex “Bully Ray” en TNA, era nuestro primer participante inesperado. Los fans estaban emocionados en Filadelfia al ver a un original de ECW. Dudley incluso tomo prestado a R-Truth por unos minutos, convirtiéndolo en su propio D-Von Dudley, y comenzó la diversión, hasta que Dudley fue eliminado unos minutos después de aparecer en WWE por primera vez en diez años.

Ese fue su el primer gran error.

Siete participantes más tarde, ingreso el líder del movimiento del Sí, estaba claro que en Philadelphia fueron a ver a Daniel Bryan ganar la lucha a la cual ni siquiera había estado un año antes.

Iba a ser una noche horrible.

Daniel Bryan estuvo en la lucha solo unos minutos antes de ser eliminado por Bray. Fue el undécimo participante en ser eliminado este año. A partir de ahí, el resto del espectáculo completamente se vino abajo.

WWE tenía claramente un plan, la eliminación de Bryan temprana, daría el tiempo a los aficionados para demostrar su enojo y ya pasado el tiempo, se olvidaban de eso y WWE conseguía su negocio.

Bueno, eso no sucedió exactamente. ¿Qué esperaba WWE que sucediera? ¿No aprendieron nada del 2014?

Al parecer no.

Asumo que WWE estaba bajo la impresión de que una vez Bryan estuviese fuera del camino, el público se pondría detrás de Roman Reigns y si no lo hacían, bueno salía The Rock para ayudarle a ganar, seguramente en ese momento la emoción de ver a una estrella del cine por unos minutos les haría olvidar que su luchador favorito había sido relegado por segundo año consecutivo.

¿Verdad? ¿Eso pensó WWE no?

Por supuesto esto no iba a funcionar. Hubo muchas otras opciones que WWE podría haber intentado para salvar el evento. Para aquellos que se lo perdieron, desde que Bryan fue eliminado, el resto de toda la lucha, excepto un par de estallidos aquí y allá, los fans rabiosos de Filadelfia solo esbozaron malas palabras para el producto de WWE.

Además tenemos otra decisión completamente que no tiene explicación, si Bryan fue planeado para regresar solo unas semanas antes del evento, si no va a ganar la lucha ¿no es mejor frenar este regreso? ¿Por qué no esperar hasta después de la Royal Rumble para traerlo de vuelta?

Siguiendo adelante, Roman Reigns se espera que sea “el hombre”. El próximo John Cena, si ese era el plan original, creo que los escritores de WWE están muy desconectados con el público de su producto, y parece más como si quisiesen transformar a Reigns en el próximo villano de la compañía.

Después de todo, los fanáticos no se olvidan de cómo son las cosas, el empuje de Reigns ya alcanzó su punto máximo y comenzó a deteriorarse hace varias semanas. Sus promos en el ring siguen sin ser buenas y sus luchas no llegan a ser tan buenas como para dejar pasar sus falencias con el micrófono, como si sucedió con otros tipos en el pasado, un par de nombres, Bret Hart y Cris Benoit, ambos eran oradores muy discretos, de hecho Bret era pésimo, pero en el ring, sus luchas eran increíblemente buenas.

No obstante, otro Royal Rumble está en los libros de historia. Otro año de fans completamente enojados con la WWE y defecando (para no decir otras palabrotas) en la elección de la empresa sobre el próximo tipo superior que encabezara Wrestlemania. Ahora, lo único que queda es esperar y ver si WWE encuentra una manera de dar a los fans lo que quieren, o la cruzada de enojo contra la empresa sigue en aumento.

WrestleMania 31 Brock Lesnar vs Roman Reigns vs Daniel Bryan.

Personalmente, no me gusta el sonido de eso en mi mente. Otro evento principal de triple amenaza por el título, no me interesa. Pero está claro que los fans han escogido a Daniel Bryan como al tipo que quieren ver. WWE tiene esa batalla perdida. Y desde ya les digo, Brock Lesnar vs Roman Reigns en Wrestlemania, terminara de la misma manera que Batista vs Randy Orton, y para cerrar, me sigue sorprendiendo como los artículos de opinión se extienden tanto, así que perdón por la extensa lectura.

13 Comments

  1. Hernan enero 26, 2015
  2. Antonio Osejo enero 26, 2015
  3. Diego Alvarez enero 26, 2015
  4. Julio enero 26, 2015
    • marc enero 27, 2015
  5. fasslayer enero 26, 2015
  6. c.caceres814@gmail.com enero 27, 2015
    • Pedro Díaz enero 27, 2015
  7. marc enero 27, 2015
  8. DZ&DA enero 27, 2015
    • Pedro Díaz enero 27, 2015
  9. Tony Veneno. enero 27, 2015
  10. KiKe enero 29, 2015