Opinión: El caso de Brock Lesnar, un campeón privilegiado

En WWE en estos días, las cosas son interesantes. Gracias a que no se está desarrollando es la misma rutina que canso a muchos fans, y no son los mismos personajes quienes están en el centro de atención. Es interesante porque el producto se siente un poco más real, y nadie sabe a ciencia cierta donde las historias pueden ir a futuro.

Brock Lesnar como campeon

En SummerSlam 2014, Brock Lesnar aplastó a John Cena, algo insólito e impensable en la esfera de la WWE hasta antes del evento Esto mejora aún más la gloria que se le ha otorgado a Lesnar este año por parte del equipo creativo, después de todo él es el uno de 21 – 1.

Lesnar, en un año, ha ganado las dos luchas más importantes de la era actual, y no es de extrañar que esas victorias molesten por decirlo suavemente, a una gran parte de WWE. Les molesta porque saben que la WWE le da importancia a la elección creativa por sobre la capacidad dentro de un ring, por lo que los tipos como Dolph Ziggler y Cesaro quedan estancados solo en la mitad de la cartelera.

Mientras que fue WWE quien eligió a Brock lesnar como el destinatario de esas victorias, no es algo que realmente estaba en la mente de los fans. Por ejemplo Lesnar es sincero acerca de su falta de amor a la WWE y sus fans. Felizmente aparece cerca de 20 veces al año, domina a su desafortunado oponente, cobra un sueldo enorme y deja la empresa por un largo trayecto de tiempo.

A pesar de estar en el nivel más alto dentro de WWE en temas de historia actualmente, todavía está mostrando interés en un eventual regreso a la UFC, una muestra más que el realmente no valoran la importancia de un título de ficción, ni tampoco el acabar con una racha histórica dentro de este mundo generado por WWE.

Es claramente un mal panorama para todas esas estrellas que sudan todas las semanas en un intento por llegar a la cima, cuando Lesnar sin intentar está dentro y fuera de los eventos principales y alcanza la gloria que no merece.

Esta es la razón por la que se genera una reacción por parte del público legítima.

Lesnar es ahora el villano invencible que todo el mundo quiere derrotar. Él es un campeón que no se mostrará o no luchara de forma regular en eventos en vivo. Dentro de la historia y fuera de ella, Lesnar es odiado por muchos gracias a su falta de respeto por el negocio y las oportunidades que se le dan a pesar de eso.

Entonces si el hombre puede despertar emociones genuinas en tantos fans y luchadores, ¿no es que lo mejor para el negocio? quizás pueda ser un arma de doble filo, por un lado las reacciones de los fans solo influyen en la atmósfera, mientras que el rencor de los luchadores podría generar un mal ambiente de trabajo.

Por otro lado está la siguiente pregunta ¿Importa si el campeón lucha todas las noches?

Está claro que Lesnar en su regreso no ha sido un habitual de los programas semanales, y aun así la gente iba a los show a ver a sus luchadores favoritos. Entonces que Lesnar tenga el título pero no esté presente, realmente no influye en el deseo de comprar un boleto para ir a los show de WWE.

Esto se aplica a los aficionados que sintonizan el show en televisión también. Mientras que una estrella favorita está allí en alguna capacidad, el hecho de que él sea o no es un campeón no cambiaría la audiencia del programa.

Es importante ver la imagen más grande. Lesnar se está construyendo para perder ante alguien que se convertiría inmediatamente en un héroe. Una victoria sobre Lesnar hoy significa derrotar a alguien que conquisto a John Cena y la racha del Undertaker, sería prácticamente la victoria más grande para un luchador en ascenso en toda su carrera. Ahora sobre a quien WWE le dará ese importante impulso, podría dar para otra nota.

5 Comments

  1. Sergio Araya Astudillo agosto 25, 2014
    • Pedro Díaz agosto 25, 2014
    • Angel Salinas agosto 27, 2014
  2. Alex S agosto 25, 2014
    • Pedro Díaz agosto 25, 2014