Opinión: Batista la respuesta a corto plazo para el problema de largo plazo en WWE

El camino de Batista en Wrestelmania 30 terminara queramos o no como el main event enfrentando al campeón de WWE mundial pesado, esto luego de que ganara su oportunidad durante el Royal Rumble 2014, al derrotar a otras 29 superestrellas.

Batista en su regreso a WWE

Sin embargo hasta ahora el camino de Batista de regreso al tope en la compañía de Vince McMahon ha estado marcado por la controversia. Gran parte de esta controversia se debe a los méritos de otros luchadores para estar en el lugar que se le otorgo a Batista. Y a pesar de que son muchos los aficionados que comprenden este tema, lo cierto es que la figura de Batista en WWE llega a ser una respuesta a corto plazo, para un problema a largo plazo de la WWE.

Los antecedentes son estos, cuando se anunció el regreso de Batista, las cosas parecían ir bien, desde que se confirmó su regreso en la programación de la WWE, el mundo de la lucha libre en temas de noticias giraba en torno a este acontecimiento, los fans rápidamente comenzábamos a especular sobre qué papel este tendría en su regreso y de qué manera haría su regreso.

Para quienes seguimos la WWE hace mucho, recordaremos que cuando Batista trabajo en su primer periodo con la WWE logro un buen salto al estrellato, después de todo el logro ser campeón del mundo, en el evento central de Wrestlemania 21, sumado a que se convirtió en uno de los luchadores mas populares que tenía la WWE, era un face superior que había logrado su salto a las grandes ligar por denominarlo de alguna manera, ante uno de los villanos más importantes de la historia HHH, vean cuando Batista lograba alguna reacción positiva en el publico.

Fue esa rivalidad contra HHH que inicio prácticamente la carrera de Batista como uno de los hombres que protagonizaban los show de WWE, Evolución fue el nombre del grupo integrado por Batista que le dio eso precisamente, logro hacer evolucionar el personaje de Batista transformándolo en un hombre independiente dentro de la empresa.

El traerlo de regreso tras cuatro años de ausencia, de seguro pudo haber satisfecho a los fans, de paso habría un mundo de alternativas para luchas consideradas como de ensueño, como ante Brock Lesnar por ejemplo, así como idea el regreso de Batista a WWE parecía una gran idea.

Sin embargo la ejecución de esta gran idea, fue pésima.

La principal razón del fracaso en esta ejecución, tiene nombre Daniel Bryan, quien es actualmente la superestrella que el público de WWE aclama, de hecho eran muchos los que querían ver a Bryan ganar la batalla real, no a Batista, Bryan desde el 2013 ha logrado captar la atención de los fans, y su figura semana tras semanas sigue siendo la aclamada.

Daniel Bryan fans

Los aficionados hemos sido testigos de las luchas de Bryan en contra la autoridad, desde la noche de Summerslam 2013, el año pasado, y desde esa oportunidad lo han apoyado luego del ataque fatídico de HHH en su contra, una multitud que quiere ver como Daniel Bryan tiene éxito en lo más alto de esta empresa, prácticamente los fans tienen una conexión emocional con Bryan.

Sin embargo, en el otro lado de la vereda, vemos como Batista ya no tiene esa conexión con los fans. Eran muchos los que querían su regreso, sin embargo se produjo en un mal momento, Batista necesitaba un tiempo para conseguir realmente esa conexión con el público, no llegar de golpe como una imposición de la empresa, cuando el panorama estaba para otras cosas.

A partir de ahora, la WWE solo cuenta con dos luchadores a tiempo completo seguros para ellos, con la popularidad y nivel para llevar la empresa como la WWE quiere, John Cena y Randy Orton. Antes teníamos un tercer nombre en esta lista, pero con la salida de Cm Punk de WWE, deja el panorama más reducido de lo habitual.

Cm Punk deja la WWE

Un escalón más abajo tenemos al Big Show, Sheamus quien hace poco regreso a WWE, y Alberto del Rio, de este último se habla que podría dejar la WWE en poco tiempo, luchadores que han tenido el campeonato mundial en el pasado, a eso hay que sumar a los luchadores de tiempo parcial, Brock Lesnar, los viejos favoritos, The Rock, Undertaker y porque no Chris Jericho, para dar un relevo a las carteleras de WWE.

Eso sería en la parte alta de la WWE, pero que sucede con el gran recambio, bueno en WWE se han complicado algo con este tema, ya que el aparente recambio, The Shield, The Wyatt family, Antonio Cesaro, Big E Langston y porque no Titus O’Neil podrian llegar a encabezar los carteles de WWE, sin embargo en la empresa aun los mantienen como luchadores en progreso.

Mientras otros luchadores como Dolph Ziggler, Damien Sandow, The Miz , Kofi Kingston , Wade Barrett y Ryback, básicamente se usan para llenar la cartelera. Cada luchador tiene su estilo sobre la mesa, y cada hombre tiene de vez en cuando su oportunidad, sin embargo ninguno de estos realmente da la sensación de que será un gran luchador que encabezara la cartelera principal en la actualidad en WWE.

En medio de todo este panorama de WWE, de no poder dar o mejor dicho no atreverse a dar el paso para el gran relevo de figuras, apareció Batista, el que ha tenido un regreso el cual no ha sido bien recibido por los fans, siendo un claro ejemplo de lo que muchos creemos es el gran problema de WWE en la actualidad, la falta de figuras que puedan sostener el show de la empresa, entregando calidad en los espectáculos, el ultimo Raw del 03/02/14 fue realmente muy discreto, incluso me atrevería a decir que ha sido el peor del año.

Batista es solo una respuesta a corto plazo para un problema que la WWE debe resolver en el largo plazo.

Hasta que la WWE decida dar la oportunidad a luchadores que trabajan los 365 días del año, los fans debemos seguir esperando a algún retorno para dar alguna novedad a sus show, y Batista es solo el último ejemplo de esto.