La obsesión de WWE con luchadores de tiempo parcial en Wrestlemania

Desde el 2012 que un talento de tiempo parcial ha encabezado WrestleMania, eso es una estadística que a lo menos es llamativa, para otros más críticos, puede ser preocupante, para nosotros, es un poco de ambas.

Desde The Rock a Brock Lesnar, los talentos del pasado han estado en el evento central de Wrestlemania. Es una tendencia que es claramente una medida por parte de WWE para llenar los estadios en donde se genera WrestleMania cada año. Por supuesto, esto es un negocio y lo importante es vender, no que talentoso eres.

El dinero es lo que hace girar al mundo y el monopolio de WWE no es ajena a eso.

Sin embargo y por otro lado, la idea de ser el evento principal de WrestleMania era tomado como el lugar para una superestrella de hacer historia. El evento principal de WrestleMania era una gran parte del legado de un luchador.

Pero en la era reciente de WWE los principales eventos están envueltos en polémicas que parecen crecer cada año. Por ejemplo, este año se habla que Brock Lesnar y Bill Goldberg encabezaran WrestleMania, quitando de la ecuación entonces al ganador de Royal Rumble. El main evenet de Wrestlemania era esencialmente una lucha garantizada para el ganador del Rumble, pero ahora todo va dependiendo de las circunstancias.

WrestleMania 28 y 29 fueron encabezados por The Rock y la mentira de WWE sobre que el John Cena vs The Rock era algo que se daría solo una vez en la vida, Wrestlemania 30 iba a ser una lucha entre Randy Orton vs Batista, pero gracias al movimiento del Sí, vimos esto:

Wrestlemania 31 vio como Brock Lesnar encabezaba el evento más importante, tras llegar con un reinado con el título de la WWE que destaco más por sus prolongadas ausencias por sobre realmente sus actuaciones en el ring y tal como sucedía un año antes, WWE nuevamente debió recurrir a un plan B ante el mal recibimiento del ganador del Royal Rumble, Roman Reigns, quien esa noche debía ganar el cinturón.

Luego Wrestlemania 32 fue encabezada por HHH, otro talento parcial para un evento que fue odiado por la mayoría de fanáticos (Eso sin hablar de los críticos que le categorizaron como uno de los peores Wrestlemania de la década)

De todos los eventos antes señalados, solo Bryan y Rollins se beneficiaron realmente de las decisiones generadas por WWE.

Para Wrestlemania 33, nuevamente la reserva o bookeo, es la principal amenaza para el evento central de Wrestlemania, ya que como antes fue señalado, hay rumores sobre que Goldberg vs lesnar episodio 3 encabezaría el evento o que por tercer año seguido tendríamos a Roman Reigns cerrando el evento (Ganara el titulo Universal en Royal Rumble, finjan sorpresa) y todos ya conocen la historia de Reigns, un sujeto que se ha visto afectado simplemente por la pésima reserva por parte de WWE y esta obsesión de Vince McMahon que ha hecho que prácticamente se sabotee cualquier otra historia.

La única manera en el papel para que WWE no repita lo de año anteriores en relación a errores del pasado, es que AJ Styles y Kevin Owens retengan sus campeonatos respectivos y que uno de ellos sea una parte del evento principal de Wrestlemania, sería dar un gran giro por parte de WWE, sin embargo, hay más posibilidades de que WWE les arrebate el título y que al final lo que encabece el evento de Wrestlemania sea algo como John Cena vs Undertaker y volvemos al tema sobre que un talento parcial, en este caso dos, serían los encargados de cerrar Wrestlemania, ya sería por sexto seguido.

Pero no hay que satanizar al talento parcial que podrían encabeza este año a Wrestlemania, es decir, John Cena, Undertaker, Goldberg y Lesnar, a pesar de tener agendas más ligeras venden muchos boletos y sirven para el propósito final, llenar el estadio en donde se hará Wrestlemania y vender un montón de subscripciones al WWE Network.

Lo que nos lleva a una conclusión simple, la compañía tiene una prioridad que es consistente con su obsesión, pero que en realidad es un paso atrás para generar una nueva era.