NXT: ¿Qué pasa en el roster principal?

NXT es considerado por muchos, tanto fanáticos como expertos, como una de las mejores cosas que WWE ha producido en años. Desde que debutara como especie de reality show en el año 2010, sustituyendo a ECW, hasta convertirse en el nuevo centro de desarrollo de nuevos talentos, reemplazando a la desaparecida FCW en el año 2012, ha generado un nuevo impulso en el Universo de WWE. Sobre todo, estos últimos años ha cambiado el concepto de un centro de desarrollo a casi una marca independiente, tal como lo fue Smackdown, ya que no solo sigue generando jóvenes promesas, como Tyler Breeze o Baron Corbin, sino ha reforzado su equipo tanto con leyendas del mundo indie, como Kevin Steen o Prince Devitt, como a veteranos reconocidos de otras marcas como Samoa Joe o Rhyno, que perfectamente podrían estar en Raw. Y como guinda del pastel, ha resucitado la lucha femenina, que de ser una pausa para ir al baño, se han convertido en luchas de antología que han logrado ser puestas como evento principal en el programa. Tanto es su importancia, que los salidos de ahí representan más del 40% del roster principal de la empresa.

Estos son los que saltaron de NXT al roster principal, desde 2010 hasta ahora

Adam Rose
Big E
Bo Dallas
Bray Wyatt
Cesaro
Curtis Axel
Daniel Bryan (actualmente lesionado)
Darren Young (campeón en parejas)
Dean Ambrose
Erick Rowan (actualmente lesionado)
Fandango
Heath Slater
Kalisto
Kevin Owens
King Barrett (Rey del Ring 2015)
Konnor
Luke Harper
Neville
Roman Reigns (Ganador del Royal Rumble 2015)
Rusev
Ryback (campeón Intercontinental/actualmente lesionado)
Seth Rollins (Campeón Mundial Peso Pesado de la WWE)
Titus O’Neil (campeón en parejas)
Viktor
Xavier Woods
Becky Lynch
Charlotte
Naomi
Paige
Sasha Banks (campeona femenina de NXT)
Summer Rae

Como es posible observar, los chicos NXT son los principales actores de las actuales storylines que WWE ofrece cada semana a sus fanáticos. Muchos ya están hace varios años en el roster, y han dado una que otra sorpresa en este negocio. Sin embargo, ¿reciben un trato justo en el elenco principal?

La gran ventaja de NXT sobre la difunta FCW es que sus eventos son televisados, por ende, sus luchadores pueden acoplarse al formato que WWE ha promovido por más de 30 años. No solamente se pulen las habilidades luchísticas de sus futuras superestrellas, sino también sus habilidades escénicas y por sobre todo, su carisma con el micrófono. Hay luchadores que no necesitan pulirse más, como los casos de Hideo Itami o Sami Zayn, pero sí que necesitan tener habilidad en el micrófono tanto para hacerse amar u odiar, como lo requiera la situación.

Para una empresa que se formó con tipos carismáticos como Hogan, Pipper, DiBiase o André, es imperdonable para el jefe y su staff creativo que no sepas manejar esa faceta. Se supone que con esa falencia resuelta, los luchadores salidos de NXT deberían estar mucho más preparados que las antiguas figuras que no tuvieron esa oportunidad, pero que de todas formas, se convirtieron en leyendas de este negocio. Sin embargo, aun con todas las herramientas existentes y con todo lo preparado que están estos hombres y mujeres, WWE no les da la oportunidad para ser el futuro de la empresa.

¿Es eso cierto? Para eso hay que ver al que más lejos ha llegado, el campeón mundial Seth Rollins. Tanto FansWrestling como gran cantidad de portales de lucha han considerado el reinado de Seth como uno de los menos creíbles que WWE ha tenido en años. Sólo ha vencido limpiamente a Dean Ambrose, quien fue vencido por Big Show, que según sus propias palabras en el podcast de Chris Jericho sólo ha ganado 2 luchas en los últimos 2 años, o sea ¡rayos! Y para peor, su defensa del título ni siquiera será el evento principal de Summerslam, y para peor, será contra John Cena. Así es señores, el mismo hombre que el año pasado fue campeón y tuvo 5 peleas titulares por el campeonato mundial, más la de Hell in the Cell ese año para ser retador número 1, y actual campeón de los Estados Unidos. Para ver las consecuencias de esta decisión, les recomiendo Columna: Revive el reinado de Rollins o volvemos al Déja vu.

De que hay talento en el roster, hay. Sin embargo, las pésimas reservas hacen que no se note. Eso pasa cuando vas haciendo las historias de Raw a Raw y no exista una idea al futuro. Antes, podías ver The Rock vs Triple H por un año y no quejarte, porque había coherencia. Hoy, los feudos no duran ni siquiera 3 meses, y cuando terminan, no tienen idea de qué hacer después. Incluso, en la lista anterior, varios de ellos están sin feudos o con historias fuera de contexto. Y peor aún, muy pocos han obtenido el oro.

Esto lleva al meollo de este reportaje, ¿premia WWE a los que salen de NXT? Por ejemplo, comparémoslo con otra generación, que también causó gran revuelo, la famosa Generación del 2002, que estuvo integrada por:

Batista y Cena generacion 2002

Batista
Randy Orton
Rico
Rodney Mack
Victoria
Charlie Haas
Brock Lesnar
Shelton Benjamin
Maven
John Cena

Ahora bien, todos sabemos quienes lograron trascendencia en este negocio de los nombres anteriores, sin embargo, a excepción de Rodney Mack, todos fueron campeones en WWE. Por ejemplo, tanto Orton como Batista fueron campeones un año después, en Armaggedon 2003. Rico fue campeón en parejas junto a Rikishi el mismo año de su debut. Haas y Benjamin fueron campeones en parejas de la WWE el 2003 e incluso defendieron el título en Wrestlemania XIX. Maven le quitó el título Hardcore a Undertaker. Lesnar fue campeón Indiscutido en su primer año. Victoria también obtuvo el Woman Champion en el primer Hardcore Match de mujeres. Curiosamente, fue John Cena el debutante que más tardó en obtener su primer título, el Campeonato de Estados Unidos, recién en 2004.

De los actuales NXT, hasta ahora han sido campeones
Big E (Intercontinental/Parejas)
Cesaro (Estados Unidos/ Parejas)
Curtis Axel (Intercontinental)
Darren Young (Parejas)
Dean Ambrose (Estados Unidos)
Heath Slater (Parejas)
King Barrett (Intercontinental)
Luke Harper (Intercontinental)
Rusev (Estados Unidos)
Ryback (Intercontinental)
Seth Rollins (WWE Mundial Pesado/Parejas)
Roman Reigns (Parejas)
Titus O’Neil (Parejas)
Xavier Woods (Parejas)
Paige (Divas)
Daniel Bryan (WWE Mundial Pesado/Mundial Pesado/Estados Unidos/Parejas)

Es decir, que un poco más del 50% de luchadores que han salido de NXT se convirtieron en campeones, la mayoría obteniéndolo en su primer año en WWE. Sin embargo, lo que no deja de llamar la atención es que sólo 2 hayan sido campeones mundiales, Daniel Bryan y Seth Rollins, mientras que 4 luchadores del 2002 si obtuvieron el título máximo en un período de 3 años (Lesnar 2002, Orton 2004, Cena y Batista 2005) Y mientras Bryan se tardó sólo un año en obtener el oro (2011, Mundial Pesado) Rollins esperó los 3 años para llegar a la cima, con una salvedad: ambos usaron el Money in the Bank en su primer título. Y de los actuales, el único con posibilidad de ser campeón en este año es Roman Reigns, quien todavía no recibe el espaldarazo del público para posicionarse como el héroe máximo de la compañía.

Entonces ¿Cuál sería el problema de por qué NXT no brille más en el roster principal? Existen 2 razones: El primero sería “los veteranos”. A diferencia de la actualidad, la generación del 2002 estuvo en un roster que jamás volverá a tener WWE. Si en un roster tienes a hombres como Hulk Hogan, The Rock, Stone Cold, Kevin Nash, Scott Hall, Mr. Perfect, Eddie Guerrero, Rey Misterio, Chris Jericho, Shawn Michaels, Triple H, Kurt Angle, Bill Goldberg, Ric Flair, Undertaker, Kane, Booker T, Rob Van Dam, Tommy Dreamer, Rhyno, The Dudley Boyz, The Hardy Boyz, Edge, Christian, Chris Benoit y más por nombrar, la calidad estaba asegurada. El punto era que para poner over (potente) a alguien, los hacías luchar contra uno de estos monstruos y era todo. En cambio, el roster actual cuenta con muy pocos luchadores importantes y pareciera ser que luchan entre ellos.

Es inentendible pensar que exista un Orton/Sheamus, siendo que han luchado durante 5 años de todas formas posibles. Cena ha mejorado siendo puesto con luchadores de categoría como Rusev, Cesaro y Owens para verse mejor él y no a los más jóvenes. Kane, Big Show y Mark Henry hicieron de Adam Rose, Eric Rowan y Bo Dallas jobbers permanentes. Y ex campeones como Ziggler, Swagger, Stardust o Kingston están tan desprestigiados, que verdaderamente no importan si ganan o pierden. Lesnar incluso hizo ver mal a Reigns y a Rollins y no a sido un aporte a los más jóvenes. Sin Misterio, Del Rio, CM Punk, Christian o Bryan, pocos luchadores tienen un prestigio para ayudar a los otros. Así, WWE sólo nos puede ofrece un Owens/Cesaro que aunque son extraordinarios, es prácticamente enaltecer a uno y sentenciar al otro. A los actuales veteranos les falta lo que si tiene Undertaker o Chris Jericho: poner lo que sea necesario para hacer ver mejor al rival, sea perdiendo o sea ganando.

Quién es Kevin Dunn

El segundo problema es Kevin Dunn. ¿Quién es Kevin Dunn? Es el Vicepresidente Ejecutivo y Productor Televisivo. Es miembro de la Junta Directiva de WWE (junto con Vince McMahon y Triple H), director creativo (o sea, jefe de los escritores) y ha estado en la empresa desde 1984. O sea, un tipo muy importante en WWE. El punto es que según Wrestling Observer y de lo que se ha hecho eco muchos portales, es que existiría una guerra de poder entre Dunn y Triple H.

El punto radica es que con los éxitos de Levesque con respecto a NXT, este ha empezado a adquirir mayor poder dentro de la empresa, y Dunn ve peligrando su permanencia en WWE si esto sigue así. Un punto de este odio es que en el último recorte de personal que hizo la empresa, durante 2014, fue la gente afín a Dunn, entre ellos Mark Yeaton (cronometrador por más de 30 años), la despedida; signo del poder que la dupla Paul-Stephanie está alcanzando. Por ello, ha sido Kevin Dunn el que ha torpedeado toda storyline que beneficie a los de NXT, y por ende, a Triple H.

Kevin Steen WWE

El caso más visible es lo sucedido con Kevin Owens, que se suponía que vencería a Cena en Battleground por el Usa Championship, lo que finalmente no pasó. Dunn sería el responsable de que la división femenina fuera lo que fuera, más modelos que luchadoras, ya que ex escritores de WWE como Alex Greenfield, lo han acusado de misógino y sexista. El punto culmine es que Dunn contaría con el apoyo de Vince en cuanto a no potenciar a NXT dentro del roster principal, lo cual se refleja en lo anteriormente expuesto. Según el argumento de Dunn, mientras Cena sea el tipo que más merchandising venda, no es necesario sacarlo de la escena principal.

Para terminar, resulta irónico que Triple H, un hombre que arruinó tantas carreras y siempre se puso como centro de atención por sobre otros, sufra en carne propia con sus chicos lo que el hizo a tantos luchadores. Al final, los únicos que perdemos somos los fanáticos. Espero que hayas disfrutado este reportaje y comenta quienes a tu juicio, deberían ser campeones mundiales antes de los 3 años.

7 Comments

  1. The next big thing agosto 10, 2015
  2. Hazo agosto 10, 2015
  3. bashh agosto 12, 2015
  4. diego alfonso agosto 13, 2015
  5. Radiocabeza agosto 13, 2015
  6. Carlos Vasquez agosto 16, 2015
  7. Fc Ortega agosto 18, 2015