Momentos poco usuales captados por las cámaras de WWE

Nadie esperaba que Vince McMahon le robara realmente a Bret Hart el título de la WWF y que como respuesta, Bret escupiera en la cara a quien aún era su jefe. Todo en Survivor Series de 1997.

El robo de montreal es y será uno de esos temas que nunca morirán en la lucha Libre. ¿Por qué acordarse de esto? Simple, fue uno de los momentos más inesperados captados por una cámara de WWE.

Una mezcla de errores, peleas muy reales, momentos potencialmente trágicos y desafortunados son cosas que no están ajenas a este show de televisión.

Si hablamos de cosas no planeadas, un clásico es Daniel Puder vs Kurt Angle

Incluso los fans más casuales saben que la lucha libre requiere de una completa cooperación entre dos o más luchadores. Al parecer, nadie le dijo al joven Daniel Puder esto el 4 de noviembre del 2004 en un episodio de SmackDown. Para ser justos, WWE fue sumamente estúpida a la hora de pactar este segmento.

El segmento buscaba promover Tough Enough, ese horrendo reality en donde se buscaba a los luchadores del futuro. Puder era un participante del reality. En una demostración de lucha, Puder atrapo en un kimura real a Angle. Ahí fue cuando las cosas se hicieron reales.

El árbitro de WWE, Jim Korderas rápidamente contó a tres y salvo la situación. El problema radica en que si el árbitro no intervenía, es probable que Puder hubiese roto el brazo de Angle. El enojo de Kurt era más que evidente.

La molestia fue tal para Angle, que unos meses más tarde en el Royal Rumble, fueron los amigos de Angle, Chris Benoit, Eddie Guerrero y Bob Holly, los encargados de hacer saber a Puder que tenía un enemigo poderoso en la empresa. Ustedes saben, así es como se manejan las disputas reales en la lucha libre.

The Acolytes vs Public Enemy

Bueno, sigamos con disputas reales grabadas en cámara. Esto paso en un programa sin importancia, un Heat de 1999. Lo que hoy sería un kickoff de un evento, bueno, esto fue previo a un show semanal.

Esto paso unas pocas semanas antes de WrestleMania XV, en donde Johnny Grunge y Rocco Rock recibieron una paliza por parte de Faarooq y Bradshaw (JBL). Según se informa, esta pelea se dio de esta manera porque Public Enemy sugirió cambiar el final de la lucha, algo que no fue bien recibido por los veteranos. Específicamente, Public Enemy no quería atravesar una mesa. Bradshaw alias JBL fue el que peor reacciono.

Es un verdadero milagro de que ninguno de los involucrados de Public Enemy saliera lesionado. Los golpes más fuertes de Faarooq y Bradshaw fueron las patadas aplicadas en el ring, junto con múltiples golpes con sillas de acero, evidentemente todo fuera del libreto habitual.

Estaba claro para todos que esto no salió como estaba planeado. Lo que se suponía que iba a ser una lucha por equipos que simplemente iba a llenar tiempo en un programa secundario, se transformó en una muestra de cómo se manejan las cosas en WWE.

Por otro lado, para nadie es una sorpresa que JBL sea una de las peores personas para trabajar. Sus problemas en backstage siempre fueron una constante. Siempre apoyado por McMachon, porque como ustedes saben, siempre es bueno ser amigo del jefe.

Y hablando de problemas captados en TV relacionados a JBL. El escenario, One Night Stand 2005.

En medio de un enfrentamiento de cerca de 20 luchadores. JBL podía ser visto en el centro dando múltiples golpes a Blue Meanie. No fue un accidente; Layfield lo tenía como objetivo tan pronto como comenzó el segmento.

Luego, Meanie estaba furioso por el incidente y WWE trató de convertirlo en un argumento entre JBL y el bWo en SmackDown. Aunque algunos no se percataron de que estábamos ante una agresión a propósito. Luego fue chocante escuchar que un luchador había agredido físicamente a otro en televisión.

Más recientemente JBL se vio envuelto en una polémica por bullyng laboral contra quien fuese su compañero Mauro Ranallo.

Un fan vs Eddie Guerrero

Dejando de lado un poco a JBL. La seguridad en WWE siempre ha sido un tema que de vez en cuando, se cuestiona. Recuerdo que hace no mucho WWE prácticamente vivió una epidemia de sujetos tratando de ingresar al ring. Mientras que la mayoría no pasa a mayores, el siguiente sí.

Una pelea con Rob Van Dam le permitió a Eddie Guerrero demostrar que se había librado de los demonios personales y podía ser una estrella de WWE. Por cierto, Guerrero había sido despedido de WWE un año antes producto del consumo de ciertas sustancias.

Durante una lucha de escalera entre van Dam y Guerrero, un fan ingreso al ring y empujó a Eddie de una escalera. Es bueno que el luchador no saliera lastimado. Después de caer a sus pies, Guerrero agredió al hombre con unos golpes y patadas.

Fue un incidente complicado, aunque nadie puede culpar a Eddie por defenderse. Ese fan idiota seguramente lamentó su decisión de invadir el ring, considerando los golpes que se llevó.

Jerry Lawler sufre un ataque al corazón

Poco después de trabajar en una lucha por equipos, Lawler volvió a la zona de comentaristas en donde dejó de hablar de forma audible y comenzó a sofocarse en vivo.

El personal médico actuó rápidamente, y eso salvó la vida de Lawler.

Los espectadores en casa pudieron ver a Lawler tendido. El ataque salió de la nada. Nadie podía saber que estaba sucediendo realmente.

Vince McMahon se rasga los cuádriceps

El 2005 Royal Rumble debía terminar con un triunfo de Batista, pero él y John Cena cayeron fuera del ring al mismo tiempo. Fue entonces cuando Vince McMahon tratando de subir al ring, se rasgó los cuádriceps.

McMahon había venido a anunciar un nuevo final.

Desafortunadamente para Vince, él choco ambas rodillas en el marco de acero del ring. Mientras tanto, Batista y Cena parecían completamente desconcertados por lo que estaba sucediendo.

El accidente inesperadamente se convirtió en un momento cómico. McMahon tuvo que ser ayudado detrás del escenario, Batista ganó el reinicio y la lesión nunca fue referenciada de nuevo en televisión.


Deja tus comentarios

avatar
  Suscribete  
Notify of