La lesión de Roman Reigns genera una simpatía muy necesaria

Roman Reigns sufrió una lesión de una hernia prematura y lamentable y estará fuera de acción durante cuatro a seis semanas de acuerdo con lo señalado en WWE.com por parte de Zach Linder y Brian Pellegatto.

La lesión no podría haber llegado en un peor momento. De acuerdo con el Newsletter observador, WWE tenía planes preliminares para reservar a Reigns en el evento principal de WrestleMania 31, pero bueno Reigns debería estar de vuelta antes de WrestleMania, pero como Dolph Ziggler puede dar fe, nada está garantizado en la WWE, especialmente a aquellos que sufren lesiones.

En la era de la información, en las que estos informes viajan rápidamente, los aficionados empezaban a cansarse del inminente Imperio Romano antes de que incluso alguna vez sucediera. La fatiga en el personaje de Roman ya empezaba a instaurarse, con tweets y más quejas dirigidas a todo, desde sus supuestos cinco movimientos, hasta la fatalidad de su reserva como el nuevo Superman.

Roman Reigns vs John Cena comparacion

¿Suena familiar?

Muchos fans están proactivamente rebelándose contra Reigns en el minuto en que su camino al estrellato se asemeja demasiado a John Cena. Sobre Cena, su crítica más consistente proviene de la evidente incapacidad para mostrar un lado humano vulnerable.

Hace dos semanas en Raw, Reigns fue devastado por la Autoridad dentro de una jaula de acero. Aunque el ataque a Reigns no implicaba bloques de hormigón, una emboscada similar sobre Dean Ambrose dio lugar a que Ambrose este “fuera de servicio” durante cerca de un mes.

Reigns estaba de vuelta en la televisión a la semana siguiente.

Esa invencibilidad forzada de Reigns, perjudicará la credibilidad del personaje, sobre todo si WWE sigue con sus planes para hacer de él un hombre importante. Pero al igual que su lesión puede ser visto como algo lamentable para su carrera, también puede llegar a ser una bendición disfrazada.

Sentado en una cama de hospital, aturdido dando actualizaciones sobre su estado médico, Reigns parecía más vulnerable que nunca. Si esta es la última imagen que ven los fans de la estrella de primer orden, por el momento, se creará simpatía de cara a un regreso futuro.

A menudo vilipendiado por los fans hardcore, Triple H recibió el mismo apoyo y simpatía del público al volver de una cirugía mayor en un músculo cuádriceps desgarrado en 2002, en esa oportunidad Jim Ross describió la reacción, diciendo:

“Esto es lo más fuerte que cualquier rugido sostenido que nunca había escuchado en el Madison Square Garden”.

Si WWE dedica tiempo para su recuperación y el eventual retorno de Reigns, los aficionados podrán desarrollar una relación más humana con él. Tan cínico como el Internet puede ser, cualquiera puede simpatizar con la difícil situación de una lesión inoportuna de una potencial estrella que está ahora en peligro.

No importa cuánto Ambrose sigue desarrollándose como una amenaza a Reigns como el próximo babyface (Héroe) superior de la WWE, es difícil resentir a un luchador de WWE cuando este hace un regreso triunfal de una lesión grave.

La lesión de Reigns es un punto de énfasis como parte de las historias de la WWE, más su posterior regreso puede añadir la profundidad a su personaje que está faltando.

2 Comments

  1. what octubre 5, 2014
    • Pedro Díaz octubre 9, 2014