Hay ciertos eventos a lo largo de su vida en los que puedes identificar exactamente dónde estabas cuando te enteraste de ellos por primera vez. Para algunos, fue su primer beso, para otros, el alunizaje en la luna.

Para los fanáticos de la lucha libre, el paso inoportuno de Eddie Guerrero el 13 de noviembre de 2005 es uno de esos eventos.

Guerrero, un personaje más grande que la vida cuyo mantra de mentir, engañar y robar lo había convertido en un improbable favorito de los fans, Guerrero estaba en medio de una carrera que lo había llevado a la cima de la industria cuando de repente e inesperadamente fue sacado del mundo a la edad de 38 años.

Sobre esto, el 14 aniversario de su fallecimiento, reflexionamos sobre uno de los luchadores profesionales más carismáticos y dotados de todos los tiempos.

Un debut radical

Uno de los luchadores más talentosos del planeta sin mucho esfuerzo para respaldarlo, Guerrero dejó WCW junto con Chris Benoit, Perry Saturn y Dean Malenko, y llegó a WWE el 31 de enero de 2000. Esa noche, el cuarteto hizo un impacto inmediato, atacando a los New Age Outlaws y catapultándose a un perfil más alto de lo que jamás lograron en la otra compañía.

A medida que los cuatro iban por caminos separados y esculpían papeles para sí mismos como individuos, Guerrero comenzó una relación en pantalla con Chyna. Juntos, hicieron magia creativa, participando en algunas de las viñetas y segmentos de televisión más exagerados, pero enormemente entretenidos.

Como todas las cosas buenas, la asociación siguió su curso y Guerrero se volvió un villano por celos tras la aparición de Chyna en la portada de Playboy.

Desafortunadamente, los demonios personales acecharían a la estrella de segunda generación y para finales de 2001, era un luchador sin trabajo, liberado de su contrato con WWE producto de sus adicciones.

2002

El Draft de WWE de 2002 trajo consigo oportunidades para que las superestrellas sobresalieran más allá de los niveles que se les había permitido antes. También le ofreció a Guerrero una segunda oportunidad de éxito en el circo de combate de Vince McMahon. En el episodio del 1 de abril, atacó a Rob Van Dam y comenzó una nueva etapa.

Recuperándose de las adicciones que lo atormentaban, Guerrero era de alguna manera mejor entre las cuerdas de lo que había sido antes. Rápido, nítido y con tiempos y narraciones inigualables, cautivó a los aficionados con luchas estelares contra personajes como Rob Van Dam, Edge, Rey Mysterio, Kurt Angle y Chris Benoit.

A pesar de sus luchas contra esos hombres y sus contribuciones en SmackDown, fue el carisma y la personalidad de Guerrero lo que sería clave para su ascenso.

A finales de 2002 trajo consigo a su sobrino el Chavo Guerrero Jr. Al año siguiente, las viñetas con los recién apodados Los Guerreros, mintiendo, engañando y robando a la gente cotidiana reintrodujo a los fans en el lado cómico de Eddie.

Desafortunadamente, una lesión sufrida por Chavo obligó a su tío a estar por su cuenta. Para Eddie, sería una oportunidad inesperada en el estrellato.

No Way Out 2004

Guerrero saco el máximo provecho de la oportunidad que se le presentó, a pesar de un turn heel mal aconsejado, se convirtió en una de las superestrellas más populares en la lista. Su capacidad de inventar creativamente formas de mentir, engañar y robar atrajo a la audiencia en un momento de grandes rotaciones en WWE.

Steve Austin y The Rock se habían ido. Hulk Hogan también. Edge estaba fuera con una lesión en el cuello y el joven John Cena aún no estaba listo para dar el salto a la parte superior de la cartelera. La popularidad orgánica de Guerrero le dio la oportunidad de subir a la cima y lo hizo.

Después de una rivalidad emocional con su hermano Chavo Sr. y Chavo Jr., quien lo había traicionado tras su regreso de una lesión, Guerrero recibió un combate por el Campeonato de WWE contra Brock Lesnar en No Way Out en febrero de 2004.

El combate, uno de los más emotivos en la larga e ilustre historia de WWE, lucha que vio a Guerrero molestar a La Bestia y capturar su primer (y único) título mundial. La celebración posterior a la lucha con la familia de Eddie en ringside, su pose con la bandera mexicana y la emoción no guionizada que pintó su rostro mientras celebraba con un título que una vez se pensó que era inalcanzable para él, hizo que el momento fuera mucho más especial.

Su etapa final

En 2005, Guerrero seguía siendo tan popular como siempre y en medio de una carrera por el título por equipos con su viejo amigo Rey Mysterio. SmackDown necesitaba un villano de calidad, sin embargo, y el popular Latino Heat volvió a cambiar al lado oscuro, traicionando al luchador enmascarado y embarcándose en una rivalidad que sería en partes iguales entre los emocionante y lo ridículo.

Para cuando los dos comenzaron a luchar por la custodia del hijo de Mysterio, Dominic, quien se reveló que era el hijo de Guerrero, las cosas se volvieron un poco ridículas. Aún así, lo sucedido en el ring compuso algunas de las opciones de historia cuestionables. Su lucha de escalera en SummerSlam de 2005 fue un asunto intenso y brutal que envolvió la historia de manera apropiada y permitió a Guerrero pasar a cosas más grandes.

A mediados de 2005 Guerrero llego nuevamente a la órbita del título mundial, quien se hizo amigo del campeón peso pesados, Batista.

El Animal le advirtió a Guerrero que traicionarlo sería una mala decisión profesional. Juntos, lucharon contra los mejores villanos de SmackDown antes de llegar a No Mercy el 9 de octubre, donde compitieron por el primer premio de la marca.

Guerrero se resistió a las ganas de hacer trampa, antes de sucumbir a un gran spinebuster de Batista. Sería su última aparición en un PPV.

El 13 de noviembre, Guerrero falleció de una insuficiencia cardíaca en un hotel de Minneapolis.

Sus compañeros y la familia de WWE lo llorarían más tarde esa noche en una importante grabación de televisión de Raw/SmackDown con luchas, promociones y recuerdos pregrabados.

El legado para WWE

A raíz de la muerte de Guerrero, WWE implementó una estricta Política de Bienestar que no sólo controlaba el consumo de drogas dentro de la compañía, sino que también velaba por la salud general de sus empleados. Generaciones de superestrellas después de él serían mejor monitoreadas por los profesionales de la dirección y la salud, incluyendo la actual estrella principal Roman Reigns, cuyo segundo diagnóstico de leucemia fue el resultado de análisis de sangre realizados como parte de esta política.

Política que luego se volvió aún mas exigente por lo sucedido con Chris Benoit, pero esa es otra historia. Política que no siempre se respeto, preguntenle a Cm Punk y su demanda contra WWE.

Pero retomando, en la víspera de WrestleMania 22 en 2006, en un espectáculo que probablemente estaba programado para interpretar un gran papel, Guerrero fue incluido en el Salón de la Fama de WWE por los mejores amigos Mysterio, Benoit y su sobrino Chavo. Como resultado, su memoria viviría en los anales de la historia de la lucha libre, con sus mejores luchas y momentos disponibles para que los fans los revivan junto a las generaciones venideras.

avatar
  Suscribete  
Notify of