Con John Cena fuera, ahora debe ser el tiempo de Dean Ambrose

John Cena es la estrella más confiable para los jefes de WWE, esto se ha visto reflejado en que le han permitido caminar como la principal figura de la empresa durante un período prolongado de tiempo, haciendo que cuando este tome un descanso, deje un vacío enorme en la mente de los creativos, un vacío que debería ser llenado por Dean Ambrose.

Este tema nace simplemente porque la energía salvaje de Ambrose, su excelente trabajo en el micrófono y sus singulares pero entretenidas luchas, le hacen uno de los mejores personajes dentro del espectáculo que WWE nos ofrece.

El problema para Ambrose, que los que toman las decisiones en WWE, no piensan igual que nosotros, después de todo, al ver como Hell in a Cell 2015 toma forma, es probable que el impulso importante sea para Roman Reigns, a pesar de que el que ha tenido la fuerte conexión con el público, ha sido Dean Ambrose. Con ese panorama, es sencillo el comentar que Ambrose, ha sido el que menor exposición ha tenido de los ex integrante de The Shield.

Ambrose es un talento de primer nivel, el que constantemente está esperando que WWE decida apostar por él.

Ahora bien, porque decimos que Cena dejara un vacío, simple, está pactado que el tras Hell in a Cell, tome un tiempo fuera para poder recuperarse de múltiples problemas físicos, una ausencia que podría dejarnos sin John Cena hasta el próximo verano de los Estados Unidos.

Con los ratings de Raw y SmackDown cada vez más bajos, Vince McMahon debería ver esta señal como una oportunidad para apostar con algo nuevo, no para un retroceso.

Y tal como Jim Ross escribió en su blog, la ausencia de Cena permite que:

Las fuerzas de mando en la WWE deben aprovechar el momento para desarrollar nuevas estrellas nivel

La ausencia de Cena, le da a WWE una excusa para probar a un nuevo gladiador como uno de sus pilares a futuro.

Tan grande como es Cena para WWE, la novedad es una cosa que seguramente no puede generar en su etapa actual de carrera, junto con él, tipos como Kane, Big Show y Randy Orton siendo tan prominentes después de todos estos años, ya no tienen el impacto en el público en relación a cuando lograron su ascenso.

La audiencia de WWE necesita algo fresco, algo nuevo para entusiasmarse.

Si otra vez Ambrose

Ha diferencia de lo que ocurre con casos como Orton vs Cena, no importa que Rollins y Ambrose ya se han enfrentado un montón de veces, incluyendo 4 de los últimos PPV más destacados de WWE, los dos enemigos han encontrado múltiples maneras de inyectar nueva vida en su pelea, produciendo una pelea cada vez más diferente a las anteriores, principalmente, gracias a la gran química con la que cuentan. Dejando en claro que un villano cobarde logro emerger, mientras un héroe valiente cayo.

El fracaso de Ambrose frente a Rollins, en donde tuvo el campeonato en sus manos por un momento, fue una victoria en términos de producción y de narración. Sólo unos pocos luchadores en el roster podrían haber generado ese tipo de rendimiento.

En SummerSlam hace un poco más de un año, él y Rollins fácilmente desarrollaron la mejor lucha de leñadores hasta la fecha, en una estipulación que en su momento nos sorprendía y no nos generaba ningún tipo de gran interés, finalmente, termino sorprendiendo a todos de manera grata.

El fenómeno del falso rey

Mientras que Ambrose no ha logrado el título de WWE, en la empresa, ya tuvieron un adelanto de cómo reaccionaría el público a que Ambrose sea el hombre. Cuando el luchador rebelde derroto a Rollins y se llevaba el título, a pesar de que no pertenecía a él.

Ambrose caminó alrededor de la arena con el título en su hombro. La respuesta de los fanáticos trascendió al hecho de que no era realmente campeón. La multitud lo celebró como si él hubiera triunfado, como si el inestable era verdaderamente el nuevo emperador.

Cuando se habla de la conexión que Ambrose ha logrado, siempre se le ha considerado como un antihéroe energizante.

Con Cena fuera por un tiempo, seria inteligente el aprovechar esto, alimentando de paso las llamas de su popularidad. WWE debería darle la oportunidad de ser parte del tipo de peleas de alto perfil que Cena normalmente recibe.

Adiós al persona de inestable

Tanto como WWE depende de Cena, lo cierto es que depende de él, más por su personaje, que por sus luchas. Muchos episodios de Raw, son constantemente complementados con el chico dorado de Vince, hablando a la multitud sobre su propia fortaleza, nunca rendirse, el discurso habitual de Cena. Simple micrófono, algo en lo que Ambrose es experto.

Desde sus días en el circuito indy, Ambrose ha explotado esta faceta. Es auténtico, frenético, una fuerza llamativa durante sus promos. Algo que WWE no ha explotado en televisión.

La promo fue realizada tras perder en Money in The Bank, en donde hablo como lo hace el clásico héroe de la lucha libre. Fue un hombre justo y valiente, pero con una energía personal fácilmente identificable.

Eso es algo con que los fanáticos pueden participar. Más humano, desmarcándose un poco de ese personaje de inestable que para muchos, es la razón del porque WWE no ha querido apostar por él, ya que es muy difícil que un show para toda la familia, sea encabezado por un lunático.

El tiempo fuera de cena, sin duda perjudicará a la WWE gracias a que no han logrado generar nada nuevo, Vince McMahon y compañía dependen tanto de Cena, que su producto queda muy descompensado. Este dependencia, ahora quedara sin su pilar, por lo que WWE debe ocupar este tiempo como un catalizador para generar una nueva figura emocionante, una que aun este sin explotar.

3 Comments

  1. Punished Sting octubre 6, 2015
  2. DA&DZ octubre 7, 2015
  3. nvnrau octubre 7, 2015