¿Por qué no funciona el feudo Randy Orton vs Jinder Mahal?

Fue hace casi un año que el feudo Randy Orton vs Jinder Mahal tomó forma cuando se prepararon para chocar por el campeonato de WWE en Backlash 2017. Un año después, los fanáticos nuevamente se tienen que enfrentar a una de las peores cosas que WWE hizo precisamente un año anterior.

Como si su primera pelea no fuera lo suficientemente ineficaz, van a renovar esta rivalidad ahora por el Campeonato de los Estados Unidos en Backlash 2018, a esta altura, es difícil el esperar que el resultado final sea diferente.

A pesar de vencer a Orton en incontables ocasiones y embarcarse en un reinado de seis meses como campeón de WWE, los esfuerzos de Mahal para demostrar que era un luchador del calibre del campeonato del mundo no tuvieron éxito.

En vez de apresurarse con Mahal, WWE debió haberse tomado su tiempo con él y haber creado realmente una credibilidad para el maharajá moderno. Lamentablemente solo retrata el carácter malvado cuya motivación es ser extranjero, un estúpido cliché.

La idea de otro reinado de Mahal tan pronto después de su último reinado puede no excitar a la mayoría y tenemos muchas razones para eso. La mayoría de sus luchas en el 2017 fueron decepcionantes y solo su lucha ante Styles en donde perdió el título, logro estar por sobre la media.

La falta de química con Orton

Orton es obviamente un atleta excepcional, pero él simplemente no puede crear magia con Mahal. Eso debería haber sido evidente durante su lucha en Backlash hace un año, pero los funcionarios pasaron a repetir esta lucha en Money in The Bank y Battleground.

La lucha en la prisión de Punjabi particularmente era atroz y otra vez, no hizo nada para establecer a Mahal como una amenaza real. Si algo arruinó las oportunidades de Mahal de lograr parecer alguien de evento principal, fue esta rivalidad con Orton que nuevamente se repetirá.

Orton por otro lado ha estado en la necesidad desesperada de un cambio de carácter. Él no ha tenido una rivalidad atractiva en más de un año y no es convincente como un Babyface.

Aunque él ganó la lucha de triple de amenaza para ser contendiente el martes en SmackDown, Orton todavía puede ser enviado a Raw en el Shake-up de esta semana. De esa manera, él y Mahal pueden estar separados por fin, asegurando que la última encarnación de su rivalidad será efímera.

Sin embargo, no cambia el hecho de que los fans se verán obligados a soportar otro mes de ellos infligiendo más daño a sus personajes.

Es alucinante pensar que WWE todavía no se da cuenta de que la historia de Randy Orton vs Jinder Mahal es perjudicial para todos los involucrados.

Deja tus comentarios

avatar
  Suscribete  
Notify of