¿Como se podría analizar el feudo Lesnar vs Reigns? ¿Existe un feudo?

Estamos a solo dos semanas de lo que será Wrestlemania 31, en donde el evento central será Brock Lesnar vs Roman Reigns una lucha que tiene el potencial de ser explosiva, pero con la forma en la que WWE está en la actualidad en relación a esta rivalidad, la lucha parece determinada a tener un poco de fracaso en la narrativa.

Lesnar vs Reigns Wrestlemania 31

Después de todo, cuando realizamos una comparación rápida de este evento principal con el WrestleMania del año pasado, cuando Daniel Bryan finalmente logro su recompensa después de meses de ser atacado por la autoridad, el contraste de calidad en la previa generada por la empresa es muy desigual. Después de todo, el evento central de Wrestlemania 30 fue desarrollado con una historia de meses.

Salvo un éxito efectivo a partir de que Seth Rollins se vea incluido en la lucha, es difícil ver de dónde la WWE va a extraer esa genuina emoción y dramatismo en la contienda, después de todo, hasta el mismo Lesnar en pantalla y WWE ya reconocen que el ex campeón de UFC finaliza su contrato con WWE tras el evento, que es básicamente decir que no tiene ninguna posibilidad de salir con la victoria, y básicamente no le importa.

A todo esto, debemos sumar el horario intermitente de Lesnar, lo que significa que su manejador, Paul Heyman, está haciendo la mayor parte de su trabajo, mientras que no hay ninguna dirección clara sobre cómo hacer conectar a Reigns de manera genuina con los fans de WWE y generar un tipo de feudo.

Después de todo, a Reigns lo vimos involucrado en el regreso de Mark Henry en la edición más reciente de SmackDown, que sólo condujo a una decisión dividida en cuanto a la reacción del público, y parecía casi como que Reigns está en el limbo creativo por el momento. Reigns va a Wrestlemania a ser el evento central, pero en la previa, el equipo creativo de WWE no ha sabido que hacer con su figura.

Sin un top babyface encabezando el espectáculo, sin una previa interesante, y sabiendo que el campeón actual dejara la empresa, el evento principal de la Wrestlemania se perfila como una decepción desde los puntos de emoción, acumulación de antecedentes, reacciones genuinas y falta de una dirección clara. Y por si WWE no sabe, solo tiene dos semanas para contrarrestar eso ¿podrá hacerlo?

3 Comments

  1. Bernardo Villalón marzo 17, 2015
  2. DZ&DA marzo 17, 2015