Opinión; El feudo de Cena con Wyatt ¿puede refrescar a su personaje?

El feudo de Bray Wyatt-John Cena actualmente en curso puede ser considerado un éxito que de paso ha rejuvenecido el carácter estancado y sin brillo de Cena, lo que le confiere una mayor profundidad y seriedad.

La mayor estrella de la WWE se había estancado en una rutina de la forma creativa en el último par de años. Su carácter unidimensional se redujo principalmente a simplemente ser una broma sin gracia, suena fuerte pero es cosa de ver los antecedentes.

A finales del año pasado, Cena también se encontraba en un feudo aunque era contra Randy Orton por el Campeonato Mundial Peso Pesado de la WWE. Sí, Cena y Orton que se han enfrentado en el pasado demasiadas veces para saber a ciencia cierta en cuantas veces se han encontrado a sí mismos enfrentándose una vez más.

John Cena personaje cliche

La reacción enormemente negativa de la audiencia para la pelea de la pareja en Royal Rumble 2014 fue una muestra clara de los fans descontentos hacia esta rivalidad. A nadie le importaba, y parecía que la WWE estaba empezando a quedarse sin ideas para sus principales estrellas.

Afortunadamente, sin embargo, la trama de Cena con el líder de este culto siniestro Bray Wyatt ha ayudado al personaje de Cena volver a la escena sin repetir las ideas pasadas.

John Cena a sus ya 37 años de edad, necesitaba algo de frescura, algo que se ha visto al dejarlo de cierta forma de lado en las luchas por los títulos mundiales.

Con el feudo con Wyatt, Cena ha dejado algo la imagen de las historietas de los años 80 y ha comenzó a ser retratado como una persona genuina. Es un refrescante cambio. A medida que el auge de The Shield y Daniel Bryan como babyfaces sigue su curso, los fans más grandes ya no quieren animar al típico personaje que no puede ser derrotado y que tiene pinta de super heroe, eso era lo que la WWE reflejaba con Cena, hace años sus luchas tenían un patrón muy marcado, recibía castigo todo el rato y de la nada ganaba. Los quieren animar a personas más reales y personalidades verdaderas en estos días. Claro todo eso resguardando que esto es un espectáculo.

Sin embargo no todo ha sido perfecto en relación a esta rivalidad.

Vimos el regreso del “Invencible Cena” en WrestleMania XXX cuando derrotó a Wyatt limpiamente en su lucha. Esto fue frustrante: Realmente no había ninguna razón para que Wyatt quien era el que venía en ascenso no ganara la lucha.

Cena también de vez en cuando se sumerge en su viejo repertorio que parece una mala broma con Wyatt en el último par de meses. Esto también ha obstaculizado el progreso que ha hecho. La WWE con el personaje de Cena debe comenzar a desenmarcarlo del personaje de historieta de súper héroe, el cual solo ha transformado al personaje de Cena en una broma en muchas oportunidades, al poner ante Bray Wyatt han logrado de cierta manera ese paso, sin embargo aún el personaje de Cena se siente como que la WWE tiene miedo de romper ese molde que han generado en los últimos años. Por el bien del espectáculo o del propio Cena, no creo que transformarlo en un personaje más creíble e incluso más cercano con el público general, vaya a traer pérdidas para la empresa. Cena podría abarcar más que solo un público determinado si la WWE lo desmarca del cliché del hombre invencible.