El problema de hacer Elimination Chamber en 2018

El producto en el ring de WWE fue mucho más peligroso durante la era de la actitud, estamos hablando de un período que literalmente se define por sus excesos entre las cuerdas, el exceso de sangre, la falta de protección a la hora de recibir golpes en la cabeza, en donde se incluyen los silletazos en dicha zona, hoy baneados y un montón de spot que desafiaba cualquier razonamiento sobre la seguridad.

Todo lo anterior saciaba la sed de violencia de la multitud, pero también elevaba las expectativas a niveles increíblemente altos a futuro, obligando a los artistas a poner su salud en juego para evitar literalmente, decepcionar al público.

Todo lo anterior fue suavizado después de la conclusión de la era de actitud, y eliminado completamente cuando WWE se transformó en un espectáculo PG en 2008. Esto ha creado un ambiente mucho más seguro para quienes toman los riesgos, pero a pesar del cambio claro, WWE continúa empujando la idea de que son una compañía “extrema”, creando una verdadera crisis de identidad en la actualidad y precisamente, ese es el problema con la cámara de la eliminación en el 2018.

Los combates de la compañía nunca han sido tan poco riesgosos como lo son hoy, y al prometer luchas brutales o violentas como lo son las Hell in a Cell o la próxima cámara de la eliminación y luego no entregar eso, solo genera quejas y las comparaciones con el pasado, tan odiosas para algunos, suelen aparecer de manera casi orgánica. Y la misma cámara de la eliminación es una muestra de estos cambios, una estructura que cambio sus cadenas de acero por unas cadenas plásticas, láminas de balistica por laminas plásticas mucho más flexibles para evitar cortes y alrededor del ring ya no se encuentra la parrilla metálica, ahora hay colchonetas negras.

Es imposible para los combates “extremos” de la actual WWE estar a la altura de los que se vieron en la era de la actitud o en la ruthless aggression, eras que literalmente insensibilizaron completamente a cualquiera que las haya experimentado.

Que WWE sea demasiada segura, para muchos la vuelve en algo demasiado aburrido, esa es una crítica común para el estilo actual de WWE, pero es particularmente pertinente cuando se trata de la lucha libre, y las expectativas establecidas en el pasado, son las culpables de cualquier queja por parte de los fanáticos.

Deja tus comentarios

avatar
  Suscribete  
Notify of