Problemas en el Paraíso: El nuevo The Kliq de NXT

NXT se ha convertido en la nueva mina de oro de WWE. Alabado desde la crítica especializada, pasando por grandes leyendas y sin dudar, del público del Universo WWE, los chicos del territorio de desarrollo, si se pueden llamar así, han incluso desplazado al roster principal. Tanto así, que incluso las Bella Twins, rostros indiscutidos de Total Divas, han manifestado el malestar que existe sobre la libertad que existe en NXT para hacer batallas memorables. Con grandes luchadores, grandes promesas, un gerente general extraordinario y un gran equipo de comentaristas, la marca NXT tiene todo para triunfar. Sin embargo, no todo sería felicidad, ya que parece ser que su jefe, Triple H, ha vuelto a sus viejas “marramucias”. Según lo filtrado por MetsFan4Ever, ex empleado de WWE, comentó que The Game tendría como nuevos protegidos a Samy Zayn, Kevin Owens, Finn Balor y Hideo Itami; lo que pareciera ser la formación de un nuevo The Kliq. Para los que no recuerden, The Kliq fue un grupo detrás de backstage, formado por Triple H, Shawn Michaels, Kevin Nash, Scott Hall , Sean Waltman y Lex Luger (los 2 últimos estuvieron poco tiempo y tenían menos poder) quienes presionaban a escritores y al mismo Vince McMahon sobre el resultados de luchas y cambio de campeonatos. Famosas son las “jugadas” que le hicieron a Shane Douglas, y de cómo arruinaron push, como el de Carl Ouellet. Este grupo fue la razón de que Bret Hart odiara tanto a Michaels, ya que veía que él, siendo el Main Event de la compañía, y su familia fueran relegados por HBK y sus compinches. Todo esto terminó en el famoso Incidente del Madison Square Garden, que reveló que el odio entre los luchadores en el kayfabe, no existía en la realidad.

Volviendo a NXT, la verdad es que estos luchadores recibirían tratos “especiales” con respecto a sus otros compañeros. Ya que mientras el régimen de NXT es extremadamente duro, con largos entrenamientos, los nuevos The Kliq no se verían forzados a hacerlos, siendo los más renuentes Owens y Balor. También existiría rumores que el actual entrenador de NXT, Bill De Mott, ha tenido entredichos con las superestrellas y estos han acudido a Triple H, quien los “libera” de hacer lo que ellos no quieran. La misma fuente informa que Zayn no tendría estos problemas por llevar más tiempo en el roster, mientras que Itami se ve más tranquilo, aunque sería más la adaptación que ha conllevado su cambio desde Japón a los Estados Unidos. En algunos sitios, como www.inquisitr.com han incluido también a Adrian Neville dentro de los protegidos de Levesque, información que no ha podido ser corroborada al final de este informe.

Aunque pareciera ser que no pase más que un rumor, la verdad tendría enorme sentido sabiendo el nuevo giro que Levesque quiere darle a la compañía, en apostar en estrellas probadas del circuito indie, debido al éxito que tuvieron tipos como Punk y Bryan, para suplir la falta de Main Events en la empresa. Debemos recordar que WWE no cuenta, sumando a los NXT, más de 60 luchadores, de los cuales Orton, Cena, Bryan, Wyatt, Ambrose, Rollins, Reigns y Lesnar serían los actuales hombres del cartel superior, de los cuales 4 vienen de NXT.
Y esto toma sentido investigando las posibles storylines de los 4 hombres en cuestión.

Kevin Owens es el que corre con más ventaja, ya que esta tremendamente valorado dentro de la empresa. Esto debido a que viene a llenar la vitrina de Power House, esto con el inminente retiro de Big Show, Mark Henry y Kane; sería la nueva generación junto con Rusev, Harper, Rowan y Reigns, si los actuales novatos Bull Dempsey y Baron Corbin lograran destacar más en el fututro. Esta sería la razón porque Steen ganó a Zayn en el pasado Takeover, y en caso de que NXT llegara a Wrestlemania, es uno de los hombres que encabezan la lista para participar en la Vitrina de los Inmortales.

Finn Balor NXT

Finn Balor, ex Prince Devitt, también esta con evaluación sobresaliente para los hombres de backstage, debido al tremendo manejo de personaje que posee y a la calidad de show man que se está puliendo. Dependiendo a como son los planes en la futura storyline por el título máximo de NXT, no es de extrañar que sea coronado campeón estos próximos meses.

La de Itami pareciera ser mucho más revolucionaria, ya que el nipón volvería a convertirse en KENTA en caso de subir al roster principal. De acuerdo a lo publicado en el sitio Superluchas, que se hace cargo de especulaciones que habría lanzado Wrestling Observer, la idea es que Itami vuelva a usar el Go to Sleep y empezar una storyline de que volverá a usar su creación y limpiarla de aquellos que se la “robaron”. Lo que espera WWE es que el asunto Punk quede enterrado en el momento en que Kenta destaqué en el roster, y así acallar los cánticos de los fans We want Punk! durante las emisiones de WWE. Esto se pondría en práctica en el momento que CM Punk debute en UFC. Aunque suene algo muy de la WWE de la Era Attitude más que la de la Era PG, no hay que olvidar que una de las razones de que Hideo firmará con WWE era la salida de Punk, ya que como el primero no patentó ninguna de sus movidas, el oriundo de Chicago habría usado la GTS sin su permiso, se la robó, lo que habría molestado al nipón ya que este no era amigo de Punk, a diferencia de lo que pasó con Bryan, ya que si habría habido una reconciliación por usar la Runnig Knee. Si Itami se presta para eso, y WWE de verdad lo hace, sería una gran storyline.

El caso de Zayn es más complicado, al igual que Neville, en cuanto a su futuro en el roster principal. Y es que no preocuparía el talento de ambos, sino el pésimo manejo de micro que ambos tienen. Por ello, Neville no sería subido todavía al roster, ya que se piensa seguir utilizando en futuros feudos con los chicos Kliq, como Itami y Balor. El problema de Zayn es que estaría siendo más considerado un nuevo Mick Foley, algo así como un jobber glorificado, que un nuevo Main Event. Aunque dentro de los escritores existen voces de que con El Genérico ocurriría un nuevo “Efecto Bryan”, querido por como lucha más que el cómo habla, lo que podría cambiar su status. Por ello, Zayn seguiría en NXT hasta mediados del presente año.

Aunque que estos reciban mejores tratos y rompan el slogan de NXT de que “todos comienzan desde cero”, no debemos olvidar que estos luchadores tienen sus propios fans y que antes de WWE ya eran estrellas globales. Incluso Zayn luchó en países donde el wrestling no es tradición, como Chile. Por ello, es normal que ellos estén mejor posicionados que Tyler Breeze o Baron Corbin, hombres que están empezando realmente desde cero y tienen mucho por delante. Tal vez, lo que si no molestaría es la forma en como buenos valores como Cesaro, Rose, Emma, Paige, Bo Dallas, Big E, The Ascensión hagan el papel de estúpidos en el roster principal. Lo que si no deja de llamar la atención es la nueva visión que Triple H ha estado forjando de a poco en WWE. Ya hace meses, Damian Hart, ex empleado que trabajó en el equipo creativo de WWE, había comentado en su podcast que los únicos luchadores considerados para estar en la empresa varios años serían Dean Ambrose, Bryat Wyatt y Luke Harper, mientras que de los demás se irá viendo año tras año. Incluso deslizó que en caso que Punk volviera algún día, sería el “Lunatic Fringe” con quién tendría su primer feudo. La verdad es que si El Asesino Cerebral piensa en estos nombres para el futuro, tal vez tengamos WWE para mucho tiempo.

El nuevo Kliq

El nuevo Kliq

4 Comments

  1. elmejor febrero 22, 2015