¿El mejor retador para el titulo de los Estados Unidos?

El Campeonato de los Estados Unidos se ha convertido en una historia olvidada en la WWE.

Alexander Rusev titulo WWE

La falta de contendientes principales tiene la culpa de esto. Dean Ambrose continúa llevando el título, gracias a que muy pocas superestrellas esta un paso por delante del resto para poder quitárselo. De hecho, él no defender el titulo de los Estados Unidos se ha convertido en una broma para los locutores de la WWE.

WWE tiene un buen número de posibles candidatos en la lista que necesitan tener más atención algo que el campeonato podría darles.

Es un título adecuado para una estrella en ascenso, el cual aún no está listo para encabezar la empresa. Los tres hombres que encajan según estos criterios podrían ser los siguientes.

Damien Sandow

A pesar de que una vez tuvo el maletín de dinero en el Banco, Sandow aún no ha conseguido un título. Desde que perdió esa oportunidad por el campeonato del mundo, ante John Cena el al igual que muchos se han visto a la baja.

Duró sólo unos momentos en el Royal Rumble 2014. Él no fue parte de Elimination Chambers 2014. Su historial reciente incluye pérdidas ante Sin Cara, Dolph Ziggler y Rob Van Dam.

La peor parte de este tramo es que la WWE ha dejado de aprovechar el buen manejo del micrófono que este tiene.

No hemos oído de él insultar a los aficionados, a sus enemigos o a nadie en general últimamente. Ese era su rol más entretenido. Es difícil destacar, cuando estas ocupando uno de los lugares más bajos dentro del roster de la WWE.

Tener Sandow en el cuadro del título de los Estados Unidos le da un objetivo y una razón para parlotear en pantalla.

Mientras obtiene victorias en el camino a convertirse en el contendiente No. 1, Sandow puede mostrar sus lados destacados, duros e implacables. Durante su pelea con Cody Rhodes y su partido con John Cena en octubre pasado, mostró que podría ser una gran promesa.

Empujándolo como un aspirante al título de los Estados Unidos sería un mejor uso para alguien que fue catalogado como una promesa, en lugar de estar en el olvido como es lo que vive actualmente.

Tyson Kidd

Kidd es uno de los que más potencial tiene para ser aspirante al título de los Estados Unidos.

WWE ha infrautilizado severamente a este talentoso luchador y debe reconstruir cómo el público lo percibe. Solo tomaría un par de triunfos grandes que lo llevara desde el olvido hasta ser alguien creíble para conseguir un título.

Él es uno de los luchados más rápidos y atléticos en la lista del roster, es cosa de recordar un par de sus luchas como lo fue la del año pasado ante Justin Gabriel.

Los fans han visto poco de él desde entonces, sin embargo. Santino Marella ha tenido más tiempo en el ring que Kidd.

Las habilidades y el carisma de micrófono de Kidd no están en un nivel de campeón del mundo. Hombres como Bray Wyatt y Cena son simplemente más magnético con la fanaticada. Las fortalezas de Kidd están en el ring.

Es por eso que el título de los Estados Unidos es el complemento ideal para él.

Basta con proporcionar emocionantes luchas en Main Event y SmackDown, y el ya estaría haciendo un uso mejor del título de lo que hace actualmente Ambrose.

Incluso un veterano de esta industria Rey Mysterio recientemente a comento a Sky Sports que en relacion a Kidd

“realmente no se le ha dado la oportunidad, pero cuando la tenga va a volar la mente de la gente.”

Alexander Rusev

“El bruto de Bulgaria” está listo para iniciar su camino por la destrucción.

Después de dominar en NXT, WWE ha movido Rusev al roster principal. Él se ha sumado rápidamente dos victorias ante Zack Ryder y Sin Cara.

Tener al Bulgaro con su mirada en el Titulo de los Estados Unidos, podría dar un sentido concreto a su ascenso de NXT a WWE. Con cada victoria que logre acumular ya lo podría acercar a la órbita de algún titulo

La nueva y poderosa perspectiva que tendrá el luchador en contra de la lista inferior de luchadores es una fórmula que ya se ha visto antes. Funcionó para Ryback un tiempo, y propulsó Goldberg en una gran forma en la WCW. De hecho el primer campeonato de Goldberg fue el Campeonato de los Estados Unidos en la WCW.

Ese título le ayudó a convertirse en un main event.

¿Es Rusev capaz de ese papel? WWE debe dar esta respuesta, poniendo el título de los Estados Unidos en su hombro y ver cómo se desarrolla su carrera.

Sólo hemos visto pequeñas muestras de poder y de la capacidad atlética de Rusev hasta ahora. Muchos de sus combates en NXT eran cortos, pero dio a entender que tenía un gran futuro.

Estar en la búsqueda del título el cual posiblemente consiga. Le da a una base en la cual puede construir su futuro.

Cualquiera de los tres que mencionamos con el título de los Estados unidos en su cintura, le podría dar un uso más productivo que seguir dejando el titulo con Dean Ambrose, el cual se ve envuelto y absorbido por todas las historias que desarrolla actualmente The Shield.