Como comprender el increíble ascenso de Braun Strowman

Se acuerdan cuando hace años se filtró que Braun Strowman iba a enfrentar al Undertaker y la mala reacción del público llevo a que eso no se concretara, bueno, ya han pasado varios años de la anterior anécdota y para este año, dicho enfrentamiento si parecía realmente atractivo, esto por sobre lo que al final vimos del Undertaker en Wrestlemania que mientras menos hablemos de eso, mejor para todos.

Y la anterior reflexión tiene un fin, darnos cuenta que actualmente Braun Strowman es uno de los luchadores más populares en la WWE.

Es difícil imaginar que Braun Strowman debutó por primera vez en la lista principal de WWE como un capullo de rosa o de forma más elegante, como un mero acompañante del extinto Adam Rose.

Cuando Braun Strowman debutó como miembro de la familia Wyatt, todos inmediatamente notamos que estábamos realmente ante un monstruo.

No fue hasta agosto de 2015 cuando Strowman salió como el cuarto miembro de la familia Wyatt. Él salió con una máscara de oveja negra y atacó a Dean Ambrose y Roman Reigns. Esto captó la atención de la gente.

Mientras que era una fuerza dominante dentro de la familia Wyatt, él no estaba conectando con el público.

Sus luchas eran decentes, él tuvo la oportunidad de enfrentarse a algunos oponentes más que destacados como fueron los Dudley Boyz, Rhyno y Tommy Dreamer y en WrestleMania 32 tenía una confrontación con The Rock.

En el Royal Rumble del 2016, fue el que tuvo la mayoría de eliminaciones, antes de ser eliminado por “la bestia encarnada”, Brock Lesnar. Eso no sería lo último que vimos de Strowman, ya que volvería a ayudar a los Wyatt a eliminar a Lesnar.

Siempre había algo especial en este monstruo. Al principio, era su enorme tamaño lo que llamaba la atención, pero eso no parecía suficiente, especialmente cuando los fans de WWE conocemos esa extraña fascinación de Vince McMahon con los “hombres grandes”, y Braun es todo lo Vince puede desear…. como luchador.

En draft del 2016, Strowman fue enviado a Raw, mientras que el resto de la familia Wyatt permanecía en SmackDown. Fue en este momento cuando esta extraña comunidad que somos los fanáticos de WWE realmente comenzamos a ver en Strowman una figura a la que apoyar.

Por su tamaño, su agilidad, velocidad y aguante, ya es una atracción por su cuenta, pero ahora tiene un personaje.

Durante sus primeras semanas en Raw, no se le dio ninguna competencia, derroto a James Ellsworth y algunos luchadores desconocidos. Strowman logro una racha invicta, derrotando a Sin Cara y Sami Zayn. Durante este período aun no era el “monstruo” que todos amamos ahora.

Strowman constantemente exigió una competencia más dura, y cuando no se le dio, él tomaría las cosas en sus propias manos interfiriendo en las luchas sin ser invitado, lo que dio paso a algo clave, se encontró con Roman Reigns.

Con todo el odio que hay en contra Reigns, Braun lo atacó y le hizo un favorito instantáneo. Básicamente logro canalizar el rechazo en contra de Reigns para generar un personaje.

Fastlane marcaría el primer encuentro en donde Strowman sufriría, pero fue el principio de una pelea larga con Reigns. Strowman tendría éxito continuo en el ring y dentro de la comunidad de WWE después de esto. Esa rivalidad con Reigns fue el real punto de inflexión para una carrera en ascenso que se vio interrumpida en mayo de este año.

En mayo del 2017, WWE anunció que Braun había destrozado su codo y requeriría cirugía, dejándolo incapaz de competir por hasta seis meses.

La lesión fue real, pero la severidad no, permitiendo que Braun volviera solo dos meses después. Esto le dio a la comunidad de WWE otra razón para creer que realmente era un monstruo entre nosotros.

En su regreso, se dirigió directamente en contra Reigns, atacando a este después de una contra Samoa Joe.

Después del ataque, Strowman desafió a Reigns a una lucha de ambulancia. Strowman gano la lucha, pero en esta absurda creencia de WWE de que debe proteger de sobre manera el personaje de Reigns, Roman termino saliéndose de la ambulancia y “arrollando” a Strowman.

WWE debería aprender que el personaje de Reigns sería mucho más aceptado sin esta sobreprotección que se tiene a su personaje, pero eso da para un tema aparte.

Sin ayuda médica, Strowman salió de la ambulancia y salió de la arena. Una vez más, aparte de demostrar que WWE con sus historias y ediciones es una gran productora de películas clase B, reiteró la concepción de que Braun es monstruo.

Para SummerSlam, Strowman llego como retador al título universal de lesnar en una fatal de 4, en donde Lesnar gano. En No Mercy volvió a desafiar a Lesnar. Durante esa lucha, Strowman dominó la primera mitad, pero Brock lo golpeó con un F-5 y se llevó la victoria.

Todo esto ya nos demostraba que Strowman estaba listo para la escena principal y todo eso se volvió a demostrar en Survivor Series.

En Survivor Series, Strowman eliminó a tres de cinco estrellas, Shinsuke Nakamura, Bobby Roode y Randy Orton.

Shane McMahon sería el único miembro del equipo SmackDown sobre el final para hacer frente a Triple H, Angle y Strowman. Triple H traiciono a Angle, eliminando a este y luego eliminando a Shane. Sintiéndose orgulloso de sí mismo, Triple H trato de celebrar con Strowman en el ring, que lo miró perplejo. Triple H pronto aprendería que el monstruo no puede ser controlado.

Todo esto reflejo que con una buena reserva, Strowman ha logrado transformarse en uno de los más populares dentro de WWE. Claramente la reserva no es perfecta del todo, pero considerando que pasamos de un tipo desconocido que era un mero acompañante a uno de los más populares en cuestión de dos años, esto puede considerarse un buen trabajo de construcción, algo que WWE no suele hacer bien.