El curioso caso de Sasha Banks

Sasha Banks puede decir que es una cuatro veces campeón femenina, pero esto es desconcertante cuando sabemos que nunca ha tenido un largo reinado con el título.

En el 2015, Banks debuto en roster principal junto a Becky y Charlotte. Al principio, era Charlotte la que tenía el foco principal sobre ella. Pero no debimos esperar mucho para ver Banks en una disputa con Charlotte.

La disputa con Charlotte dio a los fans una visión atrás en el tiempo de lo que sabíamos que Banks era capaz de hacer. Antes de debutar en el roster principal, Banks contó con un gran reinado en NXT hasta llegar a una increíble rivalidad con Bayley. Ambas entregaron una lucha que fue candidata a lucha del año en NXT Takeover: Brooklyn. Luego todo siguió en el Takeover: Respect que Bayley y Banks encabezaron.

Poco después del draft de WWE en 2016, Banks en la marca RAW derrotaría a Charlotte por el Campeonato Femenino, su primera victoria por un campeonato en la lista principal. Desafortunadamente, un mes después perdería el Campeonato ante Charlotte en SummerSlam. Esto comenzaría una curiosa tendencia de intercambio de títulos entre Banks Y Charlotte.

Llegamos al primer Hell in a Cell de mujeres en la historia el 30 de octubre de 2016. En esa tarde, Banks se cruzaba en el ring con un enemigo familiar, Charlotte. Al final, fue Charlotte quien nuevamente se llevaba el título. Al igual que sucedió con el primer reinado de Banks, 27 días se interpondrían entre que Sasha ganara el título y lo perdiera.

La rivalidad entre Sasha Banks y Charlotte tuvo un nuevo capítulo el 28 de noviembre de 2016, en la edición del lunes por la noche de RAW. En el evento principal, las dos mujeres se enfrentaron en una lucha en donde las caídas valían en cualquier lugar. Esa noche, Banks levantaría el título, empatando el récord de Charlotte de tres reinados. En lo que parecería una pesadilla familiar, Charlotte derrotaría a Banks sólo 20 días más tarde para ganar su cuarto campeonato.

Un avance rápido y llegamos a SummerSlam 2017. Banks derrotaría a un nuevo rival, Alexa Bliss, y se convertiría en una 4 veces campeón femenina de Raw. Antes de que cualquier celebración pudiera incluso comenzar, en sólo ocho días, Banks perdió el título.

Sasha Banks es sin duda una de los mejores luchadores en el roster de WWE. Desafortunadamente, sus reinados ni siquiera totalizan tres meses cuando se suman todos. Es difícil decir lo que el equipo creativo está haciendo con Sasha. Pareciera que alguien en WWE tiene poca fe en ella.

Con suerte, esta no será la historia que se recuerde cuando termine su carrera. Su trabajo en NXT demuestra que puede ser una campeona que puede liderar una división, solo falta que WWE realmente piense de la misma manera.