Columna: El curioso caso de Roman Reigns

Recuerdo que hace bastante, no recuerdo la fecha exacta, pero les compartía una nota titulada; El curioso caso de Damien Sandown, porque les cuento esto, simple, vamos a repetir esa mecánica en lo que se tituló el curioso caso de Roman Reigns.

Para comprender esta nota, debo señalar que está claro que el wrestling como espectáculo ha cambiado con los años, algo que también sucedió con los fanáticos, es decir, en décadas pasadas términos como babyface, heel, kayfabe, booke etc. Eran términos relativamente desconocidos para los fanáticos y eran términos que las empresas de lucha libre guardaban como un tesoro preciado. En la actualidad estos términos son utilizados sin miedo por los fanáticos y quienes escribimos de este espectáculo. No hay que tener un titulo o algo para saber que significan ciertas cosas dentro de las empresas y WWE es eso, una empresa que prácticamente tiene un monopolio, pero eso ya es para otra nota.

Y dentro de esos términos utilizaremos Over, que básicamente es cuando alguien está pegando en el público, está en la cima de popularidad, etc, etc. Básicamente es como crear un vínculo entre un luchador y el público, un tipo de vínculo que es promovido por cómo se escriben los papeles de los luchadores, especialmente cuando se escriben historias contundentes para ellos, eso en el papel.

Y en la superficie del panorama, parece algo obvio como se genera este impulso, cuando un personaje es Babyface, es de los buenos, en el pasado, solo bastaba que alguien tuviese un personaje de estos para ser simpático para la audiencia. El defender la justicia era todo lo que se necesitaba para tener el apoyo del público, mientras que el Heel, el villano era despreciable, robaba en sus luchas, mentía, eran arrogantes, etc, etc y solo por eso era odiado. Básicamente, cuando el tipo malo se imponía al bueno, la audiencia abucheaba, y sucedía lo contrario cuando se invertían los papeles, cuando el tipo bueno ganaba, la audiencia celebraba. Parece tan simple, pero ya no lo es tanto.

Un ejemplo de esto es el querido Undertaker, quien comenzó como un guardia de lo oscuro, algo asociado con la maldad, pero con el paso del tiempo, se transformó en uno de los más queridos de la industria.

Un ejemplo más reciente, New Day comenzaron siendo tipos buenos, que sonreían y tenían un mensaje de positividad con todos, recibiendo insultos y canticos como que eran una basura, algo que cambiaron al cambiar de bando, generando un espectáculo divertido rompiendo el esquema predeterminado de la lucha libre. También hay casos más extraños en la actualidad, por ejemplo, Brock Lesnar entro como un poderoso villano ante John Cena en SummerSlam 2014 y termino siendo un respetado babyface sin si quiera cambiar un poco los aspectos de su personaje.

Y llegamos con un panorama tan extraño con Roman Reigns.

Roman Reigns parece no lograr el apoyo del respetable en su totalidad, a pesar de que Vince McMahon y su equipo de escritores han hecho de todo lo que se imaginen para que sea el más importante de la empresa, lo más reciente, editar los audios del Raw en Inglaterra cuando Reigns fue abucheado y fueron sustituidos por aplausos. Es decir, el plan para elevar a Roman Reigns tras el término de The Shield es uno muy documentado, lo que nos llevó a la conclusión de que los planes no fueron bien ejecutados, a la larga, no le hicieron ningún favor al luchador.

Desde que se dividió The Shield que seguimos sufriendo Seth Rollins y Dean Ambrose han tenido un cambio que les permitió brillar a través de sus personajes. Rollins comenzó como el villano seleccionado por la Autoridad y Ambrose es el lunático agradable. Reigns sin embargo, sigue siendo el mismo personaje de The Shield. Su música es la misma, su vestimenta es la misma, su entrada es la misma y su personalidad es la misma. Mientras que Rollins y Ambrose presentaron un avance para ser presentados de otra forma con la audiencia, Reigns sigue sin si quiera un guiño en relación a algún tipo de personalidad diferente que le haga destacar. Combinado con el hecho de que su personaje sigue siendo sobreexpuesto en la televisión, no es difícil entender por qué fracasó el plan de hacerlo el próximo babyface amado por todos.

Básicamente, Roman Reigns no está over como quisiera WWE.

Pero esta no es la primera vez que sucede, no es que sea igual, pero tiene cierta similitud. Como nos gusta hablar desde el baúl de los recuerdos, hablemos de Lex Luger. Lex Luger parecía tener todas las herramientas para reemplazar a Hulk Hogan como la estrella principal de WWF. La historia nos dice que en 1993, Lex, vivió la transición de Heel a Babyface, siendo un patriota al extremo, algo que pegaba más fuerte en la lucha libre que en la actualidad, por lo que el terreno era el predilecto. Además, al frente tenia a una amenaza extranjera en Yokozuna ¿Qué salió mal entonces?

Nota aparte que en esa lucha Randy Savage fuera utilizado para presentar a Lex Luger considerando el lio de faldas con Miss Elizabeth. Ahora bien, si vieron todo el video, notaran como WWF realmente impulso a Luger, especialmente con ese video y canción en honor a Luger en el final de SummerSlam, véanlo si no lo vieron, empieza desde el minuto 32.

Bueno que salió mal, cuando era el momento de la consagración, cuando Luger estaba over, este derroto a Yokozuna, pero por conteo fuera del ring, es decir, no gano el título, algo que se hizo para proteger a Luger y mantener el título en Yokozuna.

Después de otros cuatro meses, la popularidad de Luger comenzó a bajar gracias a la aparición de otros tipos como Bret Hart, entonces, con ese panorama, se ideo que en el Royal Rumble de 1994, tanto Luger como Hart ganaran la batalla real, permitiendo a ambos hombres una oportunidad de luchar por el título en WrestleMania X. Pero el público siguió apoyando a Hart por sobre el elegido de la empresa, haciendo que finalmente Hart fuera el rostro de la nueva generación. Luger fue relegado a la medianía de la cartelera y finalmente se fue a WCW.

Decir que Reigns será el próximo Luger es bastante injusto, pero la historia a lo menos es parecida. Tanto Luger como Reigns tenían un llamativo aspecto físico (Músculos) y ambos para Vince McMahon eran los llamados a ser el rostro de una nueva generación.

Reigns está justo en esa etapa de tratar de ser el rostro de la nueva generación de Vince McMahon, en una época en donde John Cena está de vacaciones y cuando regrese se verá involucrado con Alberto Del Rio, Randy Orton lesionado y Brock Lesnar disfrutando de los millones de Vince. Sin mencionar que nadie sabe qué demonios tiene Daniel Bryan y Rollins el campeón está lesionado. A favor de Reigns le juega que aún es joven y WWE no tiene un rival que le obligue a hacer lo más popular para ganar en una guerra corporativa.

Reigns debio ganar el titulo

Ahora bien, todos los indicios apuntan a que Roman Reigns saldrá con el título en Survivor Series, algo que nuevamente le puede jugar en contra, es decir, el momento predilecto de Reigns fue tras el quiebre de The Shield y cuando logro su primera oportunidad por el título en Battleground 2014, en una lucha fatal de cuatro esquinas, en donde logro su máximo de popularidad, pero fue relegado en favor de mantener el título en John Cena.

Battleground 2014 Roman Reigns perdida

Tras eso, esa popularidad se mantenía, pero se lesiono. La lesión freno ese impulso entre el público, pero no para WWE quien a pesar de todo, mantuvo el plan como si nunca hubiese sucedido la lesión de Reigns que lo mantuvo fuera de WWE, para volver como si nunca hubiese sucedido nada. Finalmente el plan B se ejecutó en Wrestlemania 31 y la historia ya la sabemos.

A que quiero llegar, todo lo que ha sucedido con Reigns es extraño. Siempre sucede algo cuando se tiene un plan inicial. No gano el titulo en el apogeo de su popularidad, fue rechazado por el publico tras ganar Royal Rumble, en Wrestlemania 31 se cambio el plan original para que ganara el titulo, haciendo que Rollins se llevara el titulo, cuando todo parecía que ganara el Money In the Bank lo gano Sheamus y ahora cuando enfrentaría a Rollins, este ultimo se lesiono. Es decir, no existe realmente ningún precedente en la historia WWE que nos ayude a saber cómo la audiencia responderá en un par de semanas a todo esto. Es tan extraño el caso de Reigns, que Survivor Series podría ser el escenario para revertir esos anticuerpos que su figura ha generado en cierto sector del público, algo que parece poco probable en cierto sector que por el contrario, parece estar esperando un nuevo disparador tal como lo fue Royal Rumble 2014 para que se genere otro disgusto por parte de los fanáticos. Que conclusión nos deja esto, es que estamos más pendientes de la reacción del público y como afectara a las decisiones de la empresa, que la propia historia que la WWE nos cuenta, esto porque esa historia está siendo demasiado predecible y siempre sucede algo externo cuando esa historia involucra a Reigns, es como si estuviésemos predispuestos a esperar que algo deberá suceder en las próximas semanas para evitar que Reigns salga con el título de WWE, extraño panorama que nos lleva a la conclusión de que es un caso curioso.

5 Comments

  1. FAS noviembre 12, 2015
  2. Hyde noviembre 13, 2015
  3. Mankind noviembre 13, 2015
  4. nvnrules noviembre 16, 2015
  5. Edge Heel Hardy #Push Cesaro noviembre 18, 2015