Reportaje: las crónicas de la culpa final, TNA WCW, ECW

Sí, la gente dentro de la empresa actualmente ​​hace grandes esfuerzos para decir que tenemos que “esperar y ver qué pasa”, pero hemos estado en esta situación antes. Sabemos cómo termina esto. Vivimos lo que sucedió hace escasos 13 años cuando tanto WCW como ECW se vinieron abajo luego de ser “despedidos” por parte de sus canales. Era una cuestión de tiempo antes de que ambas propiedades fueran recogidas por la WWF/E, en lo que se conoce hasta el día de hoy como la era de la “McMahonopoly.”

Como aficionado de este deporte espectáculo, siempre te estas preguntando un montón de cosas, por ejemplo uno se pregunta ¿Que será de tus luchadores favoritos dentro de esa promoción? debido a esa pregunta nacía el articulo; Los luchadores que WWE debería firmar si TNA llega a su fin, pero también hay preguntas del tipo ¿Que se podría haber hecho para evitar esta catástrofe en un negocio? y por encima de todo, dentro de la naturaleza humana siempre nos preguntamos ¿Quién es el culpable?

No podemos evitarlo. Como seres humanos, tenemos que atribuir la culpa a alguien o algo cuando las cosas no salen bien. Lo hacemos en nuestros trabajos, en nuestras relaciones, incluso en nuestro propio gobierno es a menudo evaluado de mala forma cuando las cosas no funcionan. Queremos respuestas. Queremos retribución. Y es de esperar, que también queremos asegurarnos de que este tipo de cosas no vuelva a suceder.

Hoy en día, una gran cantidad de odio es repartida entre Dixie Carter (Presidenta de TNA) y Vince Russo esto a la luz de la noticia que Spike TV optaba por cancelar su contrato con TNA. Dixie ha sido un objeto de desprecio para los fanáticos de la lucha libre desde hace tiempo ya. Principalmente por su enfoque indiferente a verdaderos problemas que han sido un tema importante, y muchos sienten que tiene un mayor interés en ser un personaje en el aire en lugar de uno detrás de las escenas de la toma de decisiones.

En cuanto a Russo, su historial habla por sí mismo. Mientras que él, si no podemos negarlo, tenía una mano dentro de la era actitud de WWF/E, la gran mayoría de aficionados y expertos estamos de acuerdo en que sin Vince McMahon como gobernador, sus historias eran absolutamente horribles. Todavía hay muchos que le atribuyen la desaparición de WCW por sus pésimas historias finales. Y él se transformó en un factor tan importante en este tema, teniendo en cuenta los antecedentes de que los cabecillas de Spike TV no está para nada felices con que él trabaje con TNA como supuesto “consultor” muchos críticos del rápidamente no duraron en señalarlo.

Pero del párrafo anterior quiero aclarar algo, Russo es solo “un factor” no “el factor” de la actual situación de TNA, una situación que solo es el resultado de una serie de diferentes decisiones.

Huk Hogan TNA muerte

Sí, Dixie ha hecho malas decisiones, y por supuesto Russo ha dejado su mancha en el producto. Pero hay otros que deben asumir algunas de las críticas. Hace apenas cinco años, “Hulk Hogan” entró con su viejo amigo a la corriente Eric Bischoff, y firmó como “socios” de Dixie Carter. Desde el principio, esto parecía una mala decisión. No pasó mucho tiempo antes de que los viejos amigos de nWo de Hogan hicieran su aparición por lo que pareció la milésima vez. Si bien la lección debería haberse aprendido después de la última ejecución del nWo que fue totalmente aburrida en la WWE, al parecer Hogan siguió sin aprender. Y eso marcó la pauta para Hogan y los numerosos nombres del pasado como un punto por sobre el talento más joven, por sobre el talento de casa.

Hogan y Bischoff son unos egoístas notorios, y si es cierto que ambos eran increíblemente influyente en este negocio, pero no se les puede clasificar como genios creativos. Eso quedó demostrado en los episodios de Nitro a finales de los 90 que se convirtieron en simples “neumáticos recauchutados” de lo que emitieron la semana anterior, que normalmente consistía en usar solo el talento previamente establecido e ideas robadas. Cuando TNA debería haber sido el objetivo de ser una alternativa fresca y dinámica a la corriente principal que era WWE, se emplea a dos tipos que compartían el deshacer la WCW. Como tal, Hogan y Bischoff se merecen un poco de responsabilidad a pesar de que ya no están con la empresa.

También hay que recordar, que cuando WCW murió no era por Vince Russo. El famoso “Fingerpoke of Doom”, fue verdaderamente un punto de inflexión crítico en las Guerras de los lunes por la noche, y se produjo 10 meses antes de que Russo cambiara de WWE a WCW. Por cierto este es el famoso “Fingerpoke of Doom”.

Te pongo en contexto, la lucha por el título Mundial en un inicio era kevin Nash vs Goldberg, sin embargo al iniciar el show Goldber se iba detenido, eso como parte de la historia, detenido a una estación de policía que quedaba cruzando la arena, Goldberg era detenido se iba en un auto común, para sustituir a Goldberg, se anunció que Hogan porque si lucharía por el título, eso a pesar de que semanas antes Hogan había estado paseando por shows de otras cadenas anunciando que ya se había retirado. Entonces se pasó de un esperado Nash vs Goldber, a un Hogan vs Nash, finalmente sucede lo que vimos arriba y Goldberg regresaba en un automóvil, el mismo en que se iba detenido, llegando con policías solo porque sí. WCW otra vez tenía como pieza central a Hogan como campeón, algo que claramente el público dejaba de manifiesto no quería ver.

Entonce Vince Russo no apreto el gatillo en contra de WWE, tampoco lo hizo Hogan, BiSchoff, o menos tampoco la actitud egoísta de Nash, todos esos hombres se podria decir que solo envenenaron WCW en sus ultimos años, hasta tal punto que la cascara de la empres fue muy frágil.

Pero ellos no la matan.

The Death of WCWLa mano que clavo el ataúd de WCW pertenece a Jamie Kellner. Tal como se indica al principio del excelente libro, The Death of WCW Por WrestleCrap y los amigos RD Reynolds y Bryan Alvarez (Saludos especiales para el) del Wrestling Observer y F4Wonline.

Jamie Kellner fue el que tomo la decisión de erradicar toda la programación de WCW de todas las redes de Turner.

Eso es todo lo que hizo. Una entidad sin rostro con una mala opinión de la lucha libre profesional en general. No está claro en cuanto a si o no Kellner siquiera miró el producto de WCW alguna vez en su vida. Muchos sienten que hizo arbitrariamente la llamada, independientemente de la calidad o de las calificaciones que recibía. Pero al final del día, él hizo la llamada final. Eso es seguro.

Este negocio de la lucha libre es más complicado de lo que se puede pensar, las empresas de lucha libre con contratos de televisión televisión tienen el reto de atender a múltiples jefes por denominarlos de una forma, esto porque aparte de los fans, tiene patrocinadores, inversores y por encima de todo, las propias redes de televisión. Spike TV no ​​es ajena a la lucha libre profesional. No olvidemos, que TNA es solo la tercera oscilación en tener un producto de lucha libre profesional televisado a nivel nacional.

Se inició en 1999 cuando la red todavía era conocida como La Red de Nashville. Apenas un año antes, la red fue adquirida por Viacom, y recortó su apodo simplemente a TNN. No pasó mucho tiempo antes de que TNN recogiera a la ECW original en un intento de aferrarse a la locura de la lucha libre profesional a finales de los años 90. La asociación fue pobre, esto porque la promoción de lucha libre y el canal eran muy distantes, y el producto de ECW sufrió demasiado ante mandatos y demandas de recortes de producción por parte de la red.

Extreme Championship Wrestling final

Extreme Championship Wrestling termino apenas ganando la tercera parte de lo acordado en su contrato de tres años, esto antes de ser cancelado por TNN quien la desecho a favor de un pez más grande, el Mundo todopoderoso de la federación de lucha, eso en español, en ingles seria como World Wrestling Federation, que se abreviaba como WWF.

En un intento por abandonar sus raíces sureñas, la empresa de televisión cambiaba de sede pasando a nivel nacional transformándose en “el Nuevo TNN”, un canal que repleto su programación promocionando el programa Raw is War en lo que fue una gran victoria para la red, y que saltó a la fama después del infame 26 de marzo del 2001, en un Raw que marcó el final de Nitro y las guerras de los lunes por la noche. Cuando finalmente se anuncio la compra de WCW.

Shane compra WCW

Dos años después de ese incidente, TNN era rebautizado una vez más ahora como Spike TV, y continuó poniendo énfasis en la programación orientada a los hombres. Esto culminó con la primera temporada de The Ultimate Fighter, el último intento de UFC para ganar notoriedad después de años de condena por la crítica al ser simplemente denominado como “una pelea de gallos humana” ahora en retrospectiva suena algo irónico que fuera Raw el punto de inicio para que TUF lograra un espacio en televisión, en una final que contó con el clásico de tres rondas entre Forrest Griffin y Stephan Bonnar lo que elevó las acciones de UFC exponencialmente. Ahora con el tiempo ya sabemos hasta donde ha llegado UFC incluso hasta el facturar más que WWE.

Y por su lado Spike y Viacom tenían un nuevo producto caliente en sus manos.

A medida que UFC comenzó a tomar velocidad, Spike comenzó a transmitirse temporadas adicionales de TUF, y las noches de pelea en vivo, desplazando de cierta forma el espacio de la lucha libre, es por eso que en el 2005 no sorprendió cuando WWE opto por no renovar su acuerdo con Viacom y Spike, volviendo a su antigua casa televisiva USA Network.

Spike y Viacom en una forma de contrarrestar esta medida, lograban la adquisición de la programación de TNA. Todos sabemos más o menos lo que ha ocurrido desde ese entonces con TNA.

Curiosamente, una fructífera alianza de Spike con UFC se fue a pique hace unos años, cuando Viacom adquirió la programación de Bellator, la segunda promoción de MMA en el país. Eso no les impidió el transmitir durante un año completo la programación de UFC, eso mientras Zuffa dueña de los derechos de UFC lograba un nuevo acuerdo con Fox Sport.

Al final del día, nosotros, como aficionados deberíamos reconocer que, si bien las manos múltiples y pésimas decisiones fueron los responsables de la reducción de la calidad de estas promociones, la última palabra siempre se reduce a las propias redes de televisión. En caso de TNA si esta llega a su final (y seamos honestos, ese pronóstico es muy realista en este momento), podemos señalar con el dedo a quienes estuvieron detrás de las escenas durante todo el día, pero al final no sirve para nada.

Final de TNA

Con la excepción de unos pocos puntos brillantes de su historia de décadas de duración, la lucha libre profesional siempre ha sido un nicho de mercado con una base de fans selectiva. Nunca será tan penetrante como la mayoría de los deportes profesionales, y si una red decide apostar por cualquier promoción, la probabilidad d un final feliz es una línea muy delgada en la era moderna. Parece más lógico decir que TNA tiene la suerte de haber durado en la televisión nacional de Estados Unidos durante casi una década, especialmente teniendo en cuenta el lento declive en su producto.

Esta historia no va a terminar bien. La probabilidad de que buenos talentos estén sin trabajo es muy alta en este momento, y como aficionados, podría ser un tema preocupante. He visto a varios talentos de TNA que bajo contrato compiten en las promociones indy lo largo de los años, y no me gusta saber que probablemente no se podrá contar con ellos en estas promociones porque necesitaran una fuente de ingresos mucho mayor.

Algunos encontrarán trabajo en el extranjero, otros podrían seguir en las indy pero con un calendario más acotado, y con un poco de suerte, tal vez WWE se decida en llamarlos. Pero muchos es probable que nunca más se vean en esta industria y deberán tomar decisiones difíciles en relación a como deberán mantener a sus familias.

Es por eso que no me importa quién tiene la culpa de esto. Soy consciente de que había varios cocineros que tenían una mano en relación a echar a perder el producto, sino que incluso a mediados de los años 90 de la WWF en su punto más bajo tenían una casa televisiva que era Usa Network, debido a que la cadena quería aferrarse a esa propiedad. Y a pesar de ángulos realmente horribles y personajes igual de malos, el edificio de oficinas de WWE en Connecticut sigue en pie.

La conclusión es simple sobre el producto de TNA, Spike tuvo la última palabra, eso es todo, en lo personal uno debería preocuparse más por lo que sucederá a futuro con los talentos y trabajadores tras cámara, por sobre el buscar culpables a esta altura.