Volver a Inicio

Como explicar la crisis de lesiones en WWE


Paige recibió noticias crueles en los últimos días, esto porque según los reportes, fue informada de que no podrá volver a un ring de WWE producto de las lesiones, específicamente una lesión en el cuello, zona que ya fue intervenida en el pasado.

Paige no es el único luchador ausente a largo plazo dentro de la compañía de McMahon. Big Cass, Jeff Hardy, Samoa Joe, Drew McIntyre, hay una gran probabilidad de que ninguno estará de vuelta antes de WrestleMania 34. Dean Ambrose mientras tanto, no se espera que regrese hasta septiembre, y es posible que hayamos visto lo último del Big Show cuyo contrato expira en febrero.

Con 16 luchadores al margen, WWE se encuentra en medio de una crisis de lesiones. La mayoría se recuperará, pero RAW es particularmente un foco de problemas, es decir, se siente como que un nuevo nombre sale lesionado cada semana.

La lucha libre es peligrosa, y algunas lesiones son esperables, pero no como lo que se está viendo actualmente.

Un factor de esto es la edad. Recordemos el ultimo Survivor Series, Braun Strowman con 34 años era el luchador más joven en el evento principal de la noche, Triple H y Kurt Angle con 48 los más viejos. Ambos equipos tenían una media de 40 años, resaltando el problema de WWE a la hora de generar nuevas estrellas.

Por otro lado, la mitad de los luchadores lesionados son mayores de 35.

Paige despedida de WWE

Sólo Paige y Noam Dar tienen menos de 30. En resumen, los cuerpos más viejos son más susceptibles al desgaste, pero estos números sólo aumentan las preocupaciones que rodean a la composición del roster de WWE.

AJ Styles es una excepción obvia, pero WWE no debería tener que depender de sujetos de más 40 de años más para ser los pilares de un show que prácticamente tienen presentaciones los 365 días del año.

La respuesta de WWE a este problema ha sido una evidencia a la vista de todos. En todos los show de WWE vemos cual es la respuesta de Vince McMahon para evitar lesiones, esa respuesta es tener un estilo de lucha mucho más limitado.

Movimientos como el Piledriver, el brainbusters (A el genérico no le gusta esto), backdrop drivers, y otros grandiosos movimientos a la vista, pero que afectan directamente la cabeza de los luchadores están prohibidos en WWE.

Todas estas cosas fueron prohibidas en nombre de la seguridad, y es difícil discutir con la postura de WWE. No hay absolutamente ninguna necesidad de que los ejecutantes tomen tales riesgos en la televisión corriente, y mientras que las luchas se sienten a menudo diluidas, algo que va de la mano de la odiada calificación PG, ha sido un éxito financiero para la compañía al poder extraer hasta el último centavo de los padres que comparten la pasión de WWE con sus hijos.

El tema es ¿funciona realmente el estilo más limitado de WWE? Al ver la alta cantidad de lesionados, la respuesta es no.

La lista de lesiones de WWE raramente cae por debajo de las dos cifras. El estilo de WWE todavía lastima a decenas de artistas cada año ¿entonces que está fallando realmente? Simple, el itinerario de WWE que es un verdadero crimen.

El éxito de WWE tiene un costo. Ninguna otra compañía puede igualar a WWE y eso se debe a que ninguna otra empresa tiene show prácticamente todos los días en el año. WWE no solo tiene Raw y SmackDown, los otros días de la semana presenta los WWE Live, esos show no televisados que van de ciudad en ciudad, algo que va de la mano de constantes viajes en aviones, algo que deja un tiempo muy corto para el descanso y la recuperación.

Esto obviamente cobra un peaje físico y mental. El horario ha acortado incontables carreras, en donde muchos luchadores citan esto como un gran problema, pero WWE no muestra signos de cambios. Vamos a cifras reales, WWE celebró un total de 280 espectáculos en 2016. Todavía estamos esperando los informes de fin de año, pero estaban proyectando más de 300 show. Esto es una locura, y mientras que la división de la lista alivia las cosas un poco, WWE están empujando a sus luchadores a un constante punto de ruptura.

Kurt Angle royal rumble

Los cambios en las luchas no significan nada con un horario tan despiadado, ya que no importa cómo los luchadores reciban golpes fáciles o que en los show no televisados las cosas sean aún más limitadas, sus cuerpos no tienen la oportunidad de recuperarse. Y sobre quejas de esto hay por millones, Kurt Angle literalmente se volvió adicto a los analgésicos por culpa de este sistema y eso es solo por nombrar un caso entre miles de otros. Este problema va en aumento, junto a la par de una mayor cantidad de show por año ¿coincidencia? Dean Ambrose, el tipo que por dos años seguidos fue el luchador de WWE que en más luchas participo es la prueba de que no.

avatar
  Suscribete  
Notify of