Brock Lesnar y las dos almas de la WWE

Lesnar y Heyman

Uno de los mejores dúos

Desde su aparición en el 2002, ningún luchador que haya pisado WWE en el pasado, presente o futuro ha sido tan dominador como Brock Lesnar. Lo que la empresa invirtió en él no se hizo en casi ninguna superestrella, salvo en Hulk Hogan. Pero la elección era la correcta, ya que Lesnar lo tenía todo: velocidad, fuerza, espectacularidad. No sólo dominaba el estilo powerhouse, sino también el estilo high flyer. Aunque tenía, hasta el día de hoy, una carencia tremenda de micro, fue algo suplido teniendo a una leyenda de su lado: Paul Heyman. Durante su primera etapa en la compañía, Lesnar dominó indiscutiblemente Smackdown! de la Era Ruthless Agression. Leyendas como Kurt Angle, Undertaker, The Rock, Hulk Hogan, Chris Benoit, Big Show, Edge, The Hardy Boyz y novatos como John Cena y Randy Orton cayeron ante The Big Next Thing. Por ello, su derrota frente a Eddie Guerrero en No Way Out 2004 fue tan sorprendente e inesperada, ya que David, con ayuda de una honda llamada Goldberg, derrotaba a Goliat. Y mucho más sorprendente que este Goliat abandonara la empresa que le dio todo para probar suerte en el fútbol americano. McMahon en Wrestlemania perdía a los hombres que el tanto gustaba: Goldberg y su clon Lesnar decían adiós y dejaban la próxima era de la lucha a la lucha atlética, donde el talento debía pesar más que el músculo.

Lesnar sobre Undertaker

Lesnar conquistando a Taker…

Pasaron 10 años para que la gran creación de WWE volviera a casa. Pero ya no era el mismo. Con una dilatada carrera en Japón y un destacado paso por UFC, Lesnar llegaba como una superestrella con nombre propio, y no como otro luchador más. Y ahí se dio el que para muchos fue un Fantasy Match con otra creación entera de WWE: John Cena. De ahí en más, la estancia de Lesnar en WWE no se ha distinguido de su primera etapa: arrasar. Derrotó a otro gran Paul Heyman Guy, CM Punk; venció a un rival que nunca tuvo el placer de acabar, Triple H; demostró que Big Show era más grande, pero él era más fuerte; acabó con Cena por el título mundial y lo más destacable, conquistó la racha de The Undertaker en Wrestlemania. Ahora, como campeón máximo, debe en Wrestlemania 31 dar un paso al costado, si es verdad que terminará su contrato después del magno evento, para dar a la nueva generación su lugar. Y es que Lesnar tiene una mística, como la que tuvo Hogan o Stone Cold en su tiene, que hace la lucha en el evento central sea tan esperada: quien lo venza, se convertirá en la nueva superestrella de la compañía. Sin embargo, se forma la problemática de que sus 2 contendientes no crearán el efecto que los expertos daban en su momento. Porque Lesnar tiene como retadores a un novato, Reigns, y un foráneo, Bryan. Y quien gane, se convertirá en la nueva cara que deberá guiar a la empresa más grande del mundo de la Lucha Libre en la próxima década.

Pero viendo a ambos retadores, ninguno de los 2 son verdaderos retadores a alguien de la fama de Lesnar, y pareciera que no se merecieran esta oportunidad. Reigns tiene a su favor que es joven, viene de una tradición luchística, pero lo más importante, por lo menos para Vince y sus Head writers, es material 100% hecho en WWE. Mientras Bryan tiene una dilatada trayectoria en el mundo indie, es tremendamente talentoso y tiene al público de su lado. Sin embargo, ninguno es un verdadero enemigo de Lesnar. La storyline del Main Event siempre era la conclusión de una larga concatenación de hechos que por lo menos duraban meses. Toda la historia que estaba detrás de Royal Rumble creaba una verdadera rivalidad, un odio genuino si se puede decir, que hacía que la lucha fuera esperada no tanto por los luchadores en sí, sino por la leyenda y la emoción que se creaba con el sentimiento de conclusión que Wrestlemania representaba. Sin embargo, el próximo evento recién partirá en Fast Lane, ya que los escritores no han mostrado ninguna crispación evidente entre Lesnar y sus posibles retadores.

Reigns vs Bryan WWE

¿Quién vencerá a Lesnar?

Ahora bien, si Reigns enfrenta a Lesnar, tendremos una lucha dinámica, de mucho cardio, en donde no tendríamos que ver tantas caídas a la lona y mucha más acción de parte de ambos contricantes. Reigns significa que Lesnar no tendrá el dominio absoluto de la lucha como las anteriores, y que su rival pasará más tiempo golpeándolo que recuperando el aliento. Eso en el Universo WWE. Porque si fuera una lucha de verdad, donde no haya escritores, reglas de seguridad ni árbitros, Lesnar pasaría por encima de Reigns. Porque la verdad es que Roman es un viejo estereotipo de la WWE, un Cena o un Hogan. Aunque tenga la tradición samoana, esta precisamente se destaca por fuerza más que talento. De ser así, técnicamente, Reigns esta mucho mejor parado que antiguas estrellas samoanas (como un Rikishi o un The Rock) pero muy por debajo de otras modernas, especialmente de Umaga. El Poder Personificado debería ser un powerhouse, se supone, pero no es el “moderno powerhouse” modelo que nació con Vader, se perfeccionó con tipos como Goldberg o Lesnar y que se vieron mucho en Ruthless Agression. Tipos grandes que no solo hacían levantamientos militares, sino que podían dar saltos o patadas voladoras; que manejaban el llaveo, eran veloces y que su fuerza era sólo un complemento de su arsenal. Tipos como Rhyno en ECW, Owens en NXT, el mismo Taker después de su regreso en el 2004, o intentos como el de Ryback, que tiene uno de los finisher menos creíbles de la historia, o Batista en su época de gloria entre 2004 a 2007. Reigns obviamente tiene las aptitudes, pero su moveset comparado con Umaga, por su estilo samoano, es muy deficitario. Alguien como él sería perfecto con movimientos de artes marciales mixtas, o manejar el arsenal de suplex que maneja Lesnar (reducido al Suplex German) Sin embargo, obvió todo lo que la industria venía haciendo y se enfocaron más en crear un tipo fuerte, que hace una buena lanza, pero muy por debajo de la técnica requerida para vencer a un Lesnar. Otro punto a en su contra, es su total ignorancia en el manejo de títulos. Porque si gana el título mundial, sería el primer luchador no novato que gana la presea máxima sin poseer un título medio. Fue campeón en parejas en The Shield, es cierto, pero era Shield, no Roman Reigns. Con esto, sería la muerte total de los títulos medios, ya que demostraría que hacer carrera para pelear por el título sería totalmente inútil. Y mientras sus compañeros del Escudo, Ambrose y Rollins, siguen el camino que debe seguir todo luchador, Reigns, como cualquier super novato, obtiene el “fast lane” para llegar a ser campeón. El chico tiene talento, pero es un novato.

Reings campeon WWE

Algo en un futuro muy, muy próximo

Si fuera Bryan el que enfrentará al Conquistador en el magno evento, otra sería la historia. Ambos tienen una técnica increíble, siendo el aventajado Danielson; cuentan con la suficiente trayectoria y experiencia para una batalla en Wrestlemania y sobre todo, sería la clásica lucha entre el Top Heel contra el Top Face en la Vitrina de las Inmortales. Pero hay 2 grandes peros: el primero, Bryan viene de una lesión que lo tuvo alejado 10 meses de los rings y que pudo acabar con su carrera. ¿Cuál es el problema si tipos como Angle o Michaels tuvieron lesiones peores? El problema es que la mayor virtud de Bryan es su mayor peligro. Imponer una lucha de llaveo contra Lesnar implica un desgaste físico increíble, lo que llevaría a los límites de Bryan y la posibilidad de una lesión son mayores con alguien que viene con un estado así. Si hemos podido percatarnos, Daniel no ha vuelto a usar su Yes Lock! (variación del Crippler Crossfacer de Benoit) como finisher, y ha reducido su arsenal de llaves a sólo lo más conocido. Esto demuestra que La Barba se ha estado cuidando y que su vuelta, a lo mejor, fue precipitada. Agregando a eso, Bryan no tiene el físico de un Angle para resistir el tipo de castigo que Lesnar, que es conocido por ser demasiado brusco y realizar movimientos stiff, pueda darle. Porque la verdad es que con Bryan como estelarista, tengamos una lucha como la que fue Owens vs Zayn en NXT Takeover: Rival o lo que fue su lucha con Eddie el 2004: Dominio absoluto de Lesnar con algunas lapsus de Bryan. Sería lo que estuvimos viendo durante todo el 2014 del campeón. Por ende, la lucha pierde atractivo si vamos a ver más de media hora viendo al líder del Movimiento del Sí tomando aliento del castigo que imponga Lesnar. El segundo gran pero es que Daniel Bryan no es un hombre de la casa, algo que en WWE siempre se tiene en consideración. Si es cierto, derrotó a Cena, Triple H, Orton y Batista, hombres que nacieron y que Vince convirtió en estrellas. Pero obviamos que la storyline original antes de que Bryan se lesionara, fue siempre que Lesnar le arrebataría el título en Summerslam. Y es obvio. Lesnar es el pináculo de lo que Vince siempre buscó en sus luchadores. Convirtió a Hogan, Rock y Cena en lo que son porque él quería. Estos luchadores eran la filosofía Nash, lo que Russo siempre balbuceó en su llegada a WCW: Tipos grandes que representen a los verdaderos estadounidienses. Superhéroes que los niños amen, los jóvenes adoren y los viejos gasten en ellos. Si en el pasado, McMahon cambió este foco algunas veces, y dejó que tipos como Austin, Foley, Guerrero o Misterio fueran campeones, es porque fue la gente y no él lo que torció el destino. Pero en un tiempo donde WWE no se arriesga a nuevas ideas, ya no es necesario buscar nuevas audiencias o nuevos ángulos. Darle la victoria a Bryan, contra su máxima creación, en su empresa y en el main event del mayor evento de la historia que él creó, es destruir la vieja WWE y reconocer que son hoy en día los indies (ROH, Lucha Underground, NJPW, Pro Wrestling Guerrilla entre muchas más) los que hacen la verdadera lucha y que WWE sólo es superior por su poder financiero, no su capital humano. Triple H quiere dar el paso, por eso existe NXT. La pregunta es ¿Lo quiere dar Vince?

Daniel Bryan campeon WWE

Ya vimos Bryan 1, ¿Veremos Bryan 2?

Ambos representan las 2 almas que luchan en WWE, el pasado que llevan los Reigns, Cena y Orton, o el futuro con los Bryan, Rollins o la NXT. Aunque piensen que pueda ser algo melodramático, es que es sólo una lucha más, la verdad es que lo que pase en Wrestlemania determinará lo que nosotros los fans veamos en mucho tiempo. Porque podemos decir que WWE es una basura, pero es la empresa más grande de lucha libre en el mundo. Ellos son los que convierten a luchadores en estrellas globales, son ellos los que tienen el dinero para traer al que quieran (ni siquiera Sting lo resistió) y fue Vince y compañía los que nos dieron las horas de diversión en el colegio, sobretodo cuando nos creíamos luchadores y lo único que lográbamos era fracturarnos un hueso o rompernos la cara. WWE tiene la nostalgia de días antiguos y por eso siempre la veremos, aunque este Reigns o Bryan como campeón. Quien salga como campeón en Wrestlemania 31 será el fin de la era de la generación 2002, ya que aunque Orton o Cena vuelvan a ser campeones, no tendrán nunca la solidez que tuvo Lesnar como campeón indiscutible, el hombre que fue el 1 en el 21-1.

4 Comments

  1. DAVID febrero 20, 2015
  2. Mankind febrero 21, 2015
  3. Pedro Correa febrero 22, 2015
  4. Pedro Correa febrero 22, 2015