Bray Wyatt siempre será un producto dañado en WWE

Los segmentos semanales de Firefly Fun House de Bray Wyatt en RAW han tenido a los fans burlandose en las redes sociales, y comprensiblemente no se puede esperar otra cosa. Es fácilmente el personaje más extraño que Wyatt ha tenido durante algún tiempo, y no hay se sabe que quiere WWE con esto.

Desafortunadamente, este personaje llegó unos años tarde. WWE tuvo su oportunidad de hacerle una amenaza cuando llegó a la escena en 2013, pero después de que él recibiera tantas derrotas (Hola Cena), rápidamente se convirtió en otro tipo del montón.

Una revisión en su personaje fue largamente retrasado para Wyatt, y es poco probable que logre algo bueno.

La compañía primero fallo con Wyatt al hacerle perder ante John Cena en WrestleMania XXX. A partir de ahí, desafortunadamente fue todo cuesta abajo, ya que WWE nunca descubrió cómo utilizar correctamente a la “nueva cara del miedo de nuevo”.

Desde una disputa fracasada con el Undertaker hasta un reinado olvidable como campeón de WWE, Wyatt ha sido uno de los ejemplos más atroces de lo mal que WWE puede manejar a ciertos personajes. A pesar de que demostró que podía hablar, sus promos no importaban, era una y otra vez lo mismo, la mayoría de ellas, sin sentido.

Es posible que WWE finalmente esté decidida a hacer algo llamativo, pero nada del impulso que ha construido con Firefly Fun House significará cualquier cosa si no puede entregar algo en el ring.

WWE sin duda merece parte de la culpa en la caída de Wyatt , pero debe tenerse en cuenta que Wyatt nunca ha sido capaz de mantener de lado a los críticos por sus actuaciones en el ring.

Como resultado de la gran dependencia de WWE sobre el humo y espejos en las luchas de Wyatt, sólo algunos de estas luchas han sido particularmente memorables por razones correctas. Él tuvo su mejor lucha en el roster principal con Daniel Bryan en el Royal Rumble 2014, y no hay pelea que supere esto.

Ya sea cena, Undertaker, Dean Ambrose, Finn Balor o Randy Orton, Wyatt se veía pobre en sus derrotas contra todos ellos. Concedido, su personaje podría haber limitado lo que podía hacer entre las cuerdas, y es mucho mejor de lo que nos han llevado a creer, pero su trayectoria en los enfrentamientos grandes está lejos de ser estelar.

Una vez que Firefly Fun House se desate y Wyatt resurga en RAW, volverá al mismo lugar en el que estaba antes: el purgatorio de mitad de cartelera. Tan intrigante como estas viñetas han sido, este personaje no parece ser material para el evento principal.

Wyatt podría terminar sorprendiendo a todos al volver como un competidor totalmente diferente. Él podría inmediatamente poner su mirada en el Campeonato Universal, anotar victorias sobre AJ Styles y Seth Rollins, y convertirse en la estrella de ruptura que debería haber sido hace años. Desafortunadamente, la historia nos ha demostrado que WWE no lo ve como un talento de primera. Incluso si lo hicieran, su trabajo deficiente en el Ring le impediría llegar a ese siguiente nivel.

Durante la ausencia de Wyatt, WWE convocó a un montón de Superstars de NXT, incluyendo Aleister Black, Ricochet y Lars Sullivan. Todos ellos tienen techos más altos que Wyatt, así que a menos que este nuevo personaje no sea lo que hemos visto en las viñetas, él está obligado a perderse en el amplio roster de Vince Mcmahon.