Como la ausencia de Dean Ambrose beneficia su feudo con Seth Rollins

La guerra acalorada entre Dean Ambrose y Seth Rollins tiene unas semanas de descanso. Esto luego de lo observado en el final del Raw de 18/08/14, en donde Rollins aplico su finisher sobre Ambrose en varios bloques de cemento.

Además como se ha señalado en otras notas, Ambrose estará tomando un tiempo fuera de la televisión, para rodar la película Lockdown de los WWE Studios. La ausencia también tiene sentido para los propósitos del storyline.

Al igual que la mayoría de los grandes feudos, Ambrose vs Rollins viene por entregas o episodios si quieren llamarlo de esa forma. En donde como todos recordamos Rollins infamemente traiciono a sus antiguos “hermanos” de the Shield el pasado mes de Junio. En respuesta a eso, Ambrose se comprometió a perseguir a Rollins hasta lograr su venganza, algo que se ha visto reflejado en que Ambrose no ha permitido a Rollins utilizar su maletín de dinero en el banco, que Rollins ganó un mes más tarde.

Con el fin de garantizar que Rollins pudiese ocupar de forma correcta su maletín (algún día), es que la autoridad tuvo que deshacerse de su problema “Ambrose”, lo que seria lo sucedido en Raw.

Sobre este tema, HHH en una entrevista dada a WWE.com, comentaba:

“Probablemente nunca veremos o escucharemos de Dean Ambrose de nuevo”

La idea de que Ambrose se ha ido para siempre sólo servirá para aumentar el drama de su regreso inevitable. Pero si esto va a ser un ángulo de largo plazo, la desaparición de Ambrose le ayudará a prevenir que esta rivalidad se convertirá en algo obsoleto.

Con Ambrose fuera del panorama, a Rollins se le dio la oportunidad de ampliar su repertorio en el ambito individual al trabajar con otros talentos, pero aun manteniendo vínculos con su rival.

Gran parte de esta historia ha girado en torno al maletín de dinero en el banco, por lo que idealmente los dos deben tener una lucha con el maletín en juego. TLC en Diciembre se presenta como el escenario perfecto para hacer este tipo de lucha.

Si este es el plan, la ausencia estratégica de Ambrose facilitará la acumulación de la expectación por parte del público. Después de todo, la WWE todavía tiene tres pay-per-views antes TLC.

Rollins también tiene la oportunidad de hacer más trabajo en promos. Hasta el momento, ha brillado en el ring como un villano algo innovador. Pero el exceso de la lucha libre sin promos hace ver a Rollins como un villano débil. De hecho, su conjunto de movimientos es demasiado emocionante que a veces le resulta algo complicado generar cierto odio con el público.

Seth rollins feudo Dean Ambrose

El futuro en las próximas semanas para Rollins parece bastante fácil de adivinar, semanas y semanas de jactarse de haber terminado la carrera de Ambrose, lo que consolidaría más a Rollins como alguien a quien el público debe odiar.

A pesar de que no se verán las caras en semanas, la rivalidad entre Rollins y Ambrose aún se mantiene en su punto más crucial. Entonces ahora que se ha ralentizado todo el panorama, los fans seremos capaces de digerir las motivaciones poco limpias y explicaciones de Rollins y La Autoridad sobre cual será su futuro.