Crítica SmackDown 17 Octubre 2017

El dúo de Sami Zayn y Kevin Owens continuaron robando pantalla el martes por la noche, descaradamente le faltaron el respeto al Gerente General Daniel Bryan, luego engañando a sus rivales para llevarse una victoria, siendo las estrellas indiscutibles del espectáculo de este martes.

En cosas mucho menos importantes, el campeón de WWE, Jinder Mahal desafió al campeón universal Brock Lesnar a una lucha en Survivor Series, un reto poco interesante dentro de un reinado que ha sido de lo más malo en lo que va del año. Por otro lado, no todo está perdido con el reinado de Mahal, un contendiente diferente, en la forma de AJ Styles, interrumpió su promo, algo que puede ser la promesa de que hay potencial de mejorar un reinado opaco.

Daniel Bryan

“Mueres siendo un héroe, o vives lo suficiente para volverte un villano “, eso nos decía el buenazo de Harvey Dent en la maravillosa segunda parte de la trilogía del Batman de Nolan (Un desperdicio que DC no lograra vincular esas cintas con su universo cinematográfico, pero ese es otro tema).

Después de hacer todo de la manera correcta, Zayn se ha encontrado marginado por el sistema y las personas en las que él creía. Ahora, como un villano, ha logrado interesar al público, incluso si eso significa ser abucheado y aceptó a su rival de largo tiempo Kevin Owens como una especie de mentor.

Es una historia atractiva, al igual que la inyección narrativa de Bryan.

Hay una correlación directa entre Zayn y Bryan, y el equipo creativo de WWE lo aprovechó para generar un gran efecto el martes por la noche, especialmente pórque ambos fueron relegados por la WWE, aunque claro, Bryan ahora se transformó en eso que prometió destruir la autoridad. (Si, eso también es de otra película)

Charlotte, Becky Lynch y Naomi vs Natalya, Lana y Tamina

Esto no hizo nada para promover el interés o la emoción de la división de mujeres más allá de lo que ya estaba allí. Charlotte luchó contra otro intento de Natalya para herirla y nada más.

Aunque la acción en el ring era correcta, esto no dejo de ser la clásica lucha por equipos de WWE que fácilmente será olvidada. De esas luchas que si has visto una, ya las has visto todas.

Sin Cara vs Baron Corbin

Esto fue una basura. Sin Cara no parece un retador creíble para nadie, especialmente porque lleva meses fuera de TV, por lo que el hacer que esto fuese un Squash que termino a favor de Sin Cara gracias a una cuenta de 10 fuera del ring, tampoco genera nada.

El anuncio “espacial” de Jinder Mahal

Esto lo vamos a dividir en dos, primero, el reinado de Mahal ha sido pésimo, sus promos no son lo que uno espera del campeón de WWE y sus luchas han sido una copia de sí mismas una y otra vez, con un ritmo, desarrollo y conclusiones aburridas, por otro lado, que WWE le ponga a desafiar a Lesnar es un paso hacia terreno desconocido para Mahal.

De igual manera y a título personal, un Lesnar vs Mahal en Survivor Series no me es atractivo.

Por otro lado, Styles nuevamente parece ser aspirante al título de WWE, quizás el buenazo de Styles pueda consolidar a Mahal como un campeón creíble o relevante, ya que es cosa de ver lo que paso en los últimos PPV, el título de WWE perdió tanta relevancia, que ha terminado siendo reflejado como el titulo secundario de la marca.

Bobby Roode vs Dolph Ziggler

Roode vs Ziggler II fue un Sprint de una lucha herida por los confines de tiempo de la televisión en vivo y la necesidad forzada de alargar esto. También marcó la primera derrota en el roster principal de Roode, algo que se siente como un paso considerable.

Ninguno de los dos parecía particularmente grande, pero la acción que entregaron en la lucha fue suficiente para no ser tan desechable como la lucha entre ambos en Hell in a Cell. Dicho esto, todavía se siente como que ambos pueden entregar algo mejor.

Shinsuke Nakamura y Randy Orton vs Kevin Owens y Sami Zayn

La lucha en sí era la clásica lucha por equipos que también hemos visto millones de veces. Dicho esto, esto hizo un gran trabajo para contar una historia en relación a la nueva actitud de Zayn. Es una adición bienvenida al carácter de Zayn, que ha sido indescriptible por mucho tiempo.

La química entre Zayn y Owens es evidente, después de todo, han sido amigos por años, desde antes de llegar a WWE, no por algo Sami Zayn fue el padrino de bodas de Owens, pero esas son otras historias. Sin dudas los funcionarios de WWE deben estar dispuestos a mantenerlos juntos, ya que pueden transformarse como un equipo, en uno de los pilares de SmackDown.