RH: El titulo de WWE se defiende en el Royal Rumble match 1992

Roman Reigns deberá defender su título de WWE en la batalla real del 2016, sin embargo, en esta nota no hablaremos de eso, al menos no de manera tan extensa, ya que también viajaremos al año 1992. En dicho año, en la batalla real, el título mundial de la empresa estaba en juego, tal como sucederá este año.

Para llegar a esta reedición de la historia de 1992, debimos ver como Roman Reigns, en posiblemente el evento central más predecible en lo que va del año (Solo llevamos uno) derroto a Sheamus para retener el título, todo esto a pesar de que el árbitro especial fue Vince McMahon. Después de la lucha, el señor McMahon (El personaje, no el presidente de la junta directiva de WWE) anuncio que Roman Reigns defenderá el titulo como uno más de los participantes de la batalla real.

Lo curioso es que WWE escribió esta noticia en Twitter un poco antes de que saliera en pantalla. Espero que WWE despida a alguien por eso, así como al árbitro que contó a favor de Roman Reigns el pasado lunes en Raw (No un despido real, pero podría dar un buen detalle en la historia de unos jefes tiranos), todo eso para que la autoridad parezcan realmente los tipos malos, pero eso puede dar para otra nota.

Bueno, estamos en la sección de recuerdos históricos, por lo que con ese panorama, es bueno hablar de la única vez en donde el título de la empresa se expuso en la batalla real, en 1992. En ese tiempo, el titulo estaba vacante luego de que el presidente de la empresa, en ese entonces Jack Tunney, decidiera poner fin a una polémica rivalidad entre un par de jóvenes de nombre Hulk Hogan y Undertaker.

En esa oportunidad, el ganador de la batalla real fue Ric Flair, quien ingreso a la contienda con el número 3, en recién la quinta edición de este evento, por lo que realmente el ritmo de los participantes era muy lento en comparación con lo que sucede actualmente. En dicho evento, los participantes ingresaban cada 120 segundos, un plazo mayor en comparación con los 90 segundos de la actualidad.

Esta vez, Reigns deberá defender el título en un tipo de lucha que necesita recuperar su prestigio considerando los fracasos de las últimas ediciones, algo que esta sorpresa puede lograr.

Esto nos deja un escenario que a lo menos es auspicioso, por ejemplo, en primer lugar añade imprevisibilidad a la escena principal, algo que con el feudo Sheamus vs Roman Reigns no se tenía. A eso se suma que Chris Jericho anuncio en el último Raw, que será uno de los participantes, un anuncio que en un inicio no parecía muy sorprendente considerando que constantemente está regresando en este tipo de lucha, pero que ahora se agregue el título, le puede dar una oportunidad para sorprender a todos y que realmente su regreso sea uno sorprendente para un hombre que a pesar de su gran carrera, nunca gano este tipo de lucha. También hay que preguntarse quién más ingresara, por ejemplo, el próximo lunes regresa Brock Lesnar, quien puede ser uno de los candidatos potentes a ganar. Incluso nombres como el Undertaker pueden ser una real amenaza en una lucha en donde no se debe derrotar al campeón en una lucha uno contra uno.

Esto también genera un giro interesante en el camino hasta WrestleMania. Ya que como se mencionaba en la nota: Por cuanto tiempo Roman Reigns podrá ser campeón, WWE no tenía un camino sencillo para la escena principal, ya que no tenía nombres que realmente parecieran una amenaza para un campeón que semana tras semana se imponía el solo a todas las adversidades. Es decir, ahora quien logre su oportunidad por el título en Wrestlemania, puede generar un camino más extenso para realmente parecer una amenaza real al título de la empresa. Lo más probable, es que sea en Fastlane en donde sepamos quien será el retador para el evento central de Wrestlemania.

2 Comments

  1. jorge enero 6, 2016
    • FAS enero 7, 2016