Survivor Series sigue siendo parte de los 4 grandes, esto junto a SummerSlam, Royal Rumble y Wrestlemania. Sin embargo, debido a su devaluación gradual a lo largo de los años, es difícil llamar al cuarteto los “4 grandes”. WrestleMania a pesar de sus dudosa calidad año tras año, sigue siendo el rey, mientras que SummerSlam y Royal Rumble mantienen su relevancia, pero no se puede decir lo mismo de Survivor Series.

Cuando nos fijamos en la última década, los eventos de Survivor Series, tiene muy pocos momentos que se destacan. Claro, hay un debut de Sting en 2014, el debut de The Shield en 2012, y la actuación de The Rock en 2011 que sirvió como su primera lucha en casi ocho años, pero más allá de esos sucesos, Survivor Series ha sido principalmente descartable. Si no hubiera luchas por eliminación que respetaran el concepto original del evento, difícilmente podrías distinguir una serie de supervivientes moderna de un Fastlane.

Survivor Series 1991

En 1991, WWE experimentó con la idea de correr semanalmente eventos de PPV (una década antes de que TNA lo hiciera por necesidad) al emitir un evento seis noches después de Survivor Series llamado This Tuesday in Texas. La excusa para generar la cartelera era darle a Randy Savage una opción para vengarse de Jake Roberts, que era la mayor rivalidad en ese momento y para mantener la revancha inmediatamente de Hulk Hogan vs Undertaker por el titulo de WWE.

Para los fans en casa, Savage parecía una opción lógica para reemplazar a un herido Sid Justice en su lucha de Survivor Series match (Roberts capitaneó al otro equipo) de esa manera, dos rivales se enfrentarían, y no fue hasta que comenzó el PPV que el presidente Jack Tunney anunció que ni Savage ni Roberts lucharían esa noche. Es decir, Survivor Series 1991 fue un gran clicbait.

This Tuesday in Texas

Survivor Series al final fue un show solo para aumentar las expectativas de cara a This Tuesday in Texas. En This Tuesday in Texas Randy Savage finalmente enfrento a Jake Roberts, y Hulk Hogan recupero el titulo de WWE que había perdido un par de noches antes en Survivor Series frente al Undertaker. A pesar de los esfuerzos de WWE, This Tuesday in Texas vendió menos de la mitad de Survivor Series, por lo que el hacer un PPV a la semana fue descartado.

El caso Jeff Hardy en el 2008

Jeff Hardy estaba programado para tomar parte en una lucha de triple amenaza por el Campeonato de WWE en Survivor Series frente a Triple H el titular y Vladimir Kozlov. La estrella en la cima de su popularidad había coqueteado con el oro durante todo el año, y Hardy estaba siendo aceptado como una estrella legítima de evento principal. Deja que WWE cause un alboroto de pánico después de presentar una noticia falsa, como potencialmente real.

Para construir la idea de que Hardy había sido atacado antes del show por un asaltante desconocido, WWE.com publicó una noticia de última hora que afirmaba que Hardy había sido encontrado inconsciente en una escalera de un hotel de Boston a las 3 de la mañana.

Dada la historia de Hardy y sus problemas con ciertas sustancias, y el número de luchadores que habían sido encontrados muertos en habitaciones de hotel a lo largo de los años, la historia alarmó a muchas personas que pensaban que esta historia era legítima, y temían lo peor. No era la mejor manera de reintroducir a Edge después de una serie de lesiones.

Roman Reigns luce fuerte en el 2013

Nadie en este momento habría adivinado que Roman Reigns algún día dibujaría reacciones diez veces más negativas que cualquier cosa que John Cena haya oído. En 2013, Reigns fue la fuerza imparable de The Shield. También era el más verde del trío dentro del ring, pero su mirada amenazante y su potencial contundente prometían mayores días por delante.

Además, Vince McMahon pensaba que lucía fuerte, no, no es broma, su psuch comienza por esa clase de pensamientos.

En un combate de eliminación de cinco contra cinco, Reigns y Rollins perdieron a sus tres socios (Ambrose, Cesaro y Jack Swagger), y tuvieron que luchar contra las probabilidades para sobrevivir. No hay problema para Reigns, que inmovilizó a cuatro de los cinco oponentes por sí mismo, luciendo como un ejército de un solo hombre todo el tiempo. Reigns salió genial como el único sobreviviente, pero puedes señalar luchas como esta como razones por las que WWE mato el potencial de Reigns, y por alguna razón sintiendo que saldría mejor como una versión comprimida de Cena, esto porque no tenía la energía verbal. El Imperio Romano, cliché, se puso en marcha a partir de aquí.

El Big Show por sobre Daniel Bryan 2013

Bueno, ya habrán notado algo, Survivor Series 2013 es un evento bastante negativo. Dejando de lado la exageración de Reigns, es turno de ver la escena principal.

Cuando la búsqueda de Bryan para derrocar a The Authority y ganar el Campeonato de WWE fracasó en el 2013, el Big Show fue insertado como el retador de Randy Orton en el Survivor Series de ese año.

El resultado, un evento central secuestrado, una vez más, y con escenas tan vergonzosas como el Big Show pensando que los cánticos del Yes eran para el. Luego, una serenata con cánticos de “aburrido” y “queremos a Bryan”. El descontento sólo aumentaría cuando Bryan permaneció fuera de la escena principal, cuando en Royal Rumble, Batista fue el ganador de la batalla real, lo que significaba que en Wrestlemania tendríamos un batista vs Orton y el resto ya lo conocen.

El adiós de la autoridad, mentira Survivor Series 2014

Lo entendemos: para siempre es una broma en Marvel (Excepto si eres el tío Ben) y lo mismo sucede en la lucha libre. Los retiros no duran, las estipulaciones significan algo modificable, y la continuidad es altamente estúpida. Eso es parte de un problema importante, ya que los fans han sido condicionados a no tomar altas apuestas en serio, y por lo tanto los emparejamientos tienen menos atractivo.

Por lo tanto, cuando tienes un momento trascendente como Sting llegando (Con una theme peor que el que tenía en WCW) para salvar a los babyfaces de WWE al eliminar a The Authority en Survivor Series, es increíble cuando los fans compran esto como algo que tendrá importancia. El debut de Sting (y la dramática victoria de Dolph Ziggler) hizo a los fans emocionarse y tomar en serio nuevamente el show de WWE. Seis semanas más tarde, la Autoridad estaba de vuelta (De una manera estúpida), haciendo que toda la ocurrencia histórica fuera discutible.

Y WWE sigue preguntándose por qué los fans no se toman sus grandiosos planes tan en serio.

avatar
  Suscribete  
Notify of