Reconstrucción retroactiva Cesaro gana la batalla real de Andre el gigante

Antes de iniciar con la nota, durante el día nos enteramos de la lamentable noticia del fallecimiento del Hijo del Perro Aguayo, como equipo discutimos como analizar la noticia y que deberíamos hacer como equipo de trabajo, optamos por no llevar a cabo ninguna acción como un reportaje homenaje o nota relacionado al lamentable suceso, sobre todo por lo fuerte que resultaron las imágenes de los últimos momentos del luchador en un ring. Por respeto a la situación general, estas palabras serán las únicas sobre el tema, hasta siempre Perro.

Pero como nuestra agenda debe continuar con nuestro contenidos, hoy retoma una sección que dará para mucha lectura, como vienen siendo sus pasadas entregas. Algo que hemos llamado reconstrucción retroactiva. Una Reconstrucción retroactiva especial que puede tomarse como cierta previa a lo que ser Wrestlemania 31. Un evento, que como no sucedía hace mucho, ya no tiene esa especulación generada en años anteriores, esa emoción, incertidumbre, llámenlo como quieran, pero parece que el Wrestlemania de este año fuese otro evento cualquiera- Quizas se deba a la poca previa que WWE ha realizado en los show de Raw y SmackDown.

Wrestlemania 30 Cesaro elimina big show

Como se acerca rápidamente a WrestleMania 31, igual que la segunda batalla real en honor a Andre el gigante. Hace un año, después de escuchar el anuncio de que esta cosa tendría lugar en el evento más importante, el público rápidamente pensaba que era una nueva manera para que una superestrella prometedora ganara un gran impulso.

Los antecedentes

La primera lucha contó con algunos nombres importantes como Sheamus, Alberto Del Rio y Dolph Ziggler, así como las dos más grandes superestrellas en la lista, en temas de tamaños claro está, el Big Show y The Great Khali.

Sin embargo, fue Cesaro quien podría durar más que todos ellos. Desde el momento en que izó al Big Show sobre las cuerdas y lo tiró fuera del ring, parecía como si cosas mucho más importantes en el horizonte estaban para Cesaro.

Pero eso no sería el caso.

Poco después de WrestleMania, Cesaro boto a Zeb Colter como su manager y comenzó su alianza con Paul Heyman.

Porque fue impresionante

Cesaro elimina al big show

Simple, que Cesaro lograra un gran reconocimiento en WWE, además de una alianza con el hombre que es el manejador del hombre que termino con el invicto del Undertaker, era claro pensar que en un par de meses, veríamos a Cesaro como el próximo campeón mundial, después de todo, Cesaro tiene esa versatilidad en el ring que muy pocos tienen, cuenta con una gran presencia y era un favorito del público, todo logrado de manera orgánica, por el talento de Cesaro, no por ser el nuevo elegido de nadie.

Por desgracia todas estas líneas de un fans emocionado, murieron, y lo peor de todo, murieron lentamente.

Que mato esta historia

Tras pasar horas viendo múltiples eventos, mandando mensajes a Cesaro en Twitter (Y que este no respondiera) llegamos a la conclusión de que Cesaro como el futuro campeón de WWE, fue exterminado lentamente por la pésima reserva de WWE. Está bien, no es ninguna sorpresa que WWE no sabe cómo reservar al buen talento que se gana el apoyo del público por su cuenta, no estoy diciendo nada nuevo, pero con Cesaro, fue más obvio.

Primero, hablemos de esa extraña música de entrada que Cesaro tiene:

En una palabra, horrible.

Como esperan que alguien tenga gran acogida con los fans si primero al escuchar su entrada ya queremos que no siga sonando. Por suerte otros luchadores talentosos tienen una buena entrada musical, que rogamos a Dios (Vince) no opten por cambiarla cuando salte de NXT a WWE.

Segundo, Cesaro tras lograr este impulso comenzó a fracasar con la zona media. Perdió luchas con Sheamus y quizás el caso más trágico, con RVD ¿porque este es más trágico? simple, RVD estaba en WWE solo por un tiempo, prácticamente ayudando a los demás a lograr un reconocimiento legítimo. No lo hizo con Cesaro.

Además, tenemos el posible peor PPV del 2014, Battleground, en donde hubo otra batalla real para determinar al campeón Intercontinental, en donde Cesaro, quien gano el mismo formato solo 4 meses antes, fue eliminado rápidamente por Heath Slater. Si en WWE hay algo peor que ser reservado como el jobber de Heath Slater, quizás sea algo como ser el jobber constante del Big Show.

Jobber del big show

Esto concluyo la etapa de Cesaro como un tipo a los Heyman. Algo que sólo empeoro las cosas. Después de todo el comenzó una larga rocha de fracasos. Cuando cayó ante otros jobbers como Ryback y Erick Rowan (El jobber personal del Big Show) en noviembre, parecía que Cesaro iba a desaparecer en el olvido.

De hecho, Steve Austin incluso pidió al presidente de WWE Vince McMahon que analizara el estado de Cesaro durante una entrevista después de un Monday Night Raw en diciembre.

McMahon sugirió que Cesaro carece de carisma, pero también dijo que él cree que el rey del Swing todavía podría ser la superestrella que muchos espectadores sienten que debe ser. Traducción, a Vince no le gusta Cesaro, a pesar de que sabe que tiene más talento que muchos luchadores titulares.

Vince risa malvada

Es casi diabólico

Cesaro actualmente pasaría a formar un equipo con Tyson Kidd, es imposible negar que el equipo es extraño. Como sea, juntos, Cesaro y Kidd forman un dúo únicamente extraño, ya que ambas superestrellas son inmensamente talentosas e indebidamente mal utilizados por la empresa. Si al trio le sumamos Ntalya. Es el trio de los tipos talentosos mal utilizados por WWE.

Increíblemente rápidamente encontraron éxito, derrotando a los hijos de rikishis en Fastlane para ganar el Campeonato de WWE por parejas. Como los actuales campeones, uno podría suponer que encabezarían una lucha por los títulos en el evento de Wrestlemania, pero al momento de hacer esta nota y revisar la cartelera de Wrestlemania, tal como sucede con el título de divas, no hay lucha por los campeonatos por parejas de WWE.

Reconstrucción

Más allá de la gran oportunidad perdida de WWE con Cesaro, aquí hay un tema más sensible. Andre el gigante fue uno de los competidores más temidos y exitosos en la historia WWE, o al menos eso siempre nos repiten. Fue la primera persona que ingreso al salón de la Fama WWE. Si vas a crear a una lucha en su honor, necesita ser importante. Es necesario que lleve mucho prestigio.

Es como en el pasado, cuando la plataforma del ganador del Rey del ring, cuando esto aún era un evento de PPV, era una gran plataforma de lanzamiento instantáneo para el hombre que ganaba, hombres como Bret Hart, Kurt Angle y Stone Cold, deben mucho de su éxito a esa plataforma que los impulso. Esta batalla real debería ser mirado de la misma forma.

Sin embargo, en lugar de ser considerado como una plataforma, la estamos analizando como una lucha de relleno con un montón de superestrellas que WWE no tenía idea de qué hacer con ellos.

Andre el gigante fue una fuerza imparable en una batalla real. El hombre que gana la batalla real en su honor debería ganar y entonces ser recompensado generosamente porque logro ganar esto.

Cesaro debería estar en una lucha importante en Wrestlemania 31, en cambio, este parece ser afortunado si logra un espacio en el pre-show.

En cuanto a la batalla real, no parece como si WWE optara por dar más importancia a la lucha o al hombre que gane la batalla este año (Sheamus a menos de que regrese el lunes en Raw). La noticia más interesantes sobre la lucha es el anuncio de que un luchador de NXT tendrá la oportunidad de entrar y competir en el evento, más allá de eso, no genera nada de emoción y si muchas burlas como esta nota.

Como resultado, la mayoría de los aficionados probablemente no le importa esta lucha y es imposible culparlos, y es una lástima, por que pudo ser una gran oportunidad para generar ese impulso orgánico que tanto odia Vince McMahon.

10 Comments

    • Pedro Díaz marzo 23, 2015
  1. pabliski marzo 22, 2015
    • Leonel marzo 23, 2015
      • Pedro Díaz marzo 23, 2015
  2. Luis Bravo marzo 22, 2015
    • Leonel marzo 23, 2015
      • Pedro Díaz marzo 23, 2015
  3. NicoSep marzo 23, 2015
    • Pedro Díaz marzo 23, 2015