Crítica Raw 04 Diciembre 2017

La rivalidad entre Roman Reigns y Samoa Joe envolvió la marca roja el lunes por la noche y condujo a un episodio predecible, pero explosivo de Raw.

Joe perdió poco tiempo emitiendo un desafío, sólo para ser pasado por alto a favor de Jason Jordan, quien sin éxito, enfrento a Reigns.

Ambrose y Seth Rollins, perdieron la oportunidad de capturar los campeonatos. Luego estaba Braun Strowman, quien borró a Elías, luego se enteró de que se reunirá con Kane en siete días.

Jason Jordan

La búsqueda constante de Jordan para demostrar su valía en contra de su padre estaba en la vanguardia aquí, pero los fans en el 2017, evidentemente están cansados del ¿melo drama cursi y forzado? y han generado que fácilmente, Jordan sea el más odiado hoy por hoy en Raw.

La interacción de Reingns y Joe genero un mayor impacto, eso a pesar de ser el feudo secundario de esta promo inicial. No es perfecto, pero un segmento suficiente para mantener a los fans interesados en lo que viene a continuación en una noche en donde Raw debió entregar un show más potente del tradicional, esto porque competían con el fútbol americano y como saben, WWE nunca gana esas batallas en sintonía, pero necesita retener a la mayor cantidad de fanáticos.

Roman Reigns vs Jason Jordan

Lucha sólida y aun así, no fue efectiva. El problema con Jason Jordan no es su actuación en el ring. Él ha sido capaz de entregar luchas de esta calidad desde su empuje sin Gable. Sin embargo, esto fue desafortunadamente, otra instancia de una superestrella demostrando su capacidad, dentro de un personaje sin carisma alguno.

El hijo unidimensional e ilegítimo de Kurt Angle no es un personaje atractivo ni a corto ni a largo plazo, independientemente de cuánto esfuerzos en el ring él produce. Esos detalles, dañan bastante lo que puede ser una muy buena lucha.

Sasha Banks vs Paige

La lucha en sí mismo puede no haber cumplido con las expectativas dada la calidad de las involucradas, pero esto era más sobre el establecimiento continuo del nuevo grupo de Paige.

Paige capitalizando su victoria en una distracción permite a Banks mantener su credibilidad y crea el aura de invencibilidad para el grupo autodenominado como absolución.

Un segmento de calidad, incluso si hay una mejora lucha por venir entre ambas.

Cedric Alexander vs Mustafa Ali vs Drew Gulak vs Tony Nese

La lucha fue entretenida, de ritmo rápido.

Gulak como ganador llega de la mano de ser uno de los superestrellas más entretenidos en la lista de 205, aunque claro, no hay mucha competencia por ese puesto.

Si él tiene la oportunidad de realmente vencer a Swann y desafiar a Amore es algo que sigue siendo algo improbable, pero por ahora, es agradable ver a Gulak disfrutar de una gran victoria después de su trabajo en los últimos meses.

Braun Strowman vs Elias

Se podría argumentar que Elias debe ser protegido, pero Strowman demoliendo a la gente es algo siempre vistoso hoy por hoy en Raw.

El anuncio de Strowman vs Kane es la culminación de un mes de reserva que ha abarcado RAW. La lucha en sí puede no ser bonita, pero debe ser una interesante batalla de pesos pesados, nada más. Mientras Strowman vaya y continúe construyendo el ímpetu que ha disfrutado a lo largo de 2017, todo estará bien.

Asuka vs Alicia Fox

Bueno, nadie esperaba que la Fox ganara, ¿cierto? cierto. Asuka en Raw aún no demuestra las buenas actuaciones que se vieron en NXT, por lo que es difícil agregar mucho a estos análisis.

Sobre el ataque posterior de Paige y sus amigas en contra Alicia Fox, esto es una muestra de que ven a Asuka como una igual, a la pobre Fox no.

Finn Balor vs Bo Dallas

Finn Balor ha sido la mayor parodia de sí mismo durante la segunda mitad del 2017. Es decir, la compañía ya no puede seguir justificando el arrojarlo en luchas inútiles, cuando debería estar luchando por los títulos principales.

Esto estaba bien para lo que era, pero esto es algo que nadie recordará más allá del siguiente segmento.

Matt

wonderful.

The Shield vs The Bar

Estos dos equipos son incapaces de tener una mal lucha. Durante tres cuartas partes del camino, el evento principal del lunes fue exactamente lo que cabría esperar del talento involucrado.

La interferencia de Samoa Joe, junto con acabado “chiflado” y un reinicio igual de absurdo, hirió el flujo y llevó a un lío innecesario. Dicho esto, todavía era una capsula de calidad dentro de un espectáculo que era consistentemente entretenido, con más promos en video de lo normal, pero también, con luchas más extensas de lo tradicional, eso nos lleva a pensar a que WWE es muy buena cuando tiene competencia.

La única pregunta ahora es si Sheamus y Cesaro seguirán su rivalidad contra el escudo y es una pregunta entre comillas, ya que es evidente que la próxima semana tendremos una lucha de tres vs tres.