Crítica Raw 31 Julio 2017

El Raw del lunes no fue un salto gigantesco hacia SummerSlam. Brock Lesnar amenazó con dejar la compañía, añadiendo intriga a su lucha fatal de 4 por el Campeonato Universal. Pero no vimos mucho de él en Pittsburgh.

Roman Reigns derroto a Samoa Joe y Braun Strowman en lo que para sorpresa de muchos, no fue el main event. Mientras tanto, en algo que no comprendemos, el Big how y el Big Cass cerraron posiblemente la ultima hora de Raw más aburrida del año.

Paul Heyman

Un Heyman paranoico fue estelar aquí. El vender esta pelea como resultado de una conspiración en contra el mudo Lesnar es un movimiento inteligente que se ajusta a su carácter.

La promesa de Heyman de irse con su cliente agrega grandes apuestas a la lucha de SummerSlam.

Sin embargo, siempre es decepcionante cuando una participación de Lesnar (Muy raras son por lo demás) no resulta en al menos una amenaza de violencia. Al final, la presencia repentina de Lesnar solo se hizo para ganar publicidad gratuita luego del reto en UFC de Jon Jones en contra de Lesnar, solo eso justifica esto.

Hardy Boyz vs Karl Anderson y Luke Gallows

WWE no ha hecho un gran trabajo hasta ahora para mostrar real animosidad entre los equipos. Sus problemas no se sienten especialmente personales. Por lo tanto, esta pelea no tenía el empuje emocional que tendría si se estableciera mejor.

WWE parece estar dirigiendo toda la división hacia una pelea múltiple por los campeonatos por equipos.

Cesaro y Sheamus realmente no tienen rivales en este momento. No hay una historia singular en la que zambullirse.

TJP, Tony Nese, Ariya Daivari vs Rich Swann, Cedric Alexander y Akira Tozawa

Tozawa parecía entrañable aquí, aunque un poco negligente con su hombro malo.

Para ser una lucha por equipos de seis hombres al azar, esto tenía una energía sólida. WWE fue capaz de mostrar a algunos de sus cruceros a la vez mientras avanza la historia de Tozawa hacia la cima.

Como un bono, WWE afortunadamente parece haber desechado por completo el uso de cuerdas púrpura innecesarias para la división peso crucero.

Miz TV con Jason Jordan

The Miz llevó todo este segmento. Jordan (Quien ahora tiene un pésimo theme de entrada) es un trabajo en progreso y no tiene gran carisma en este punto. Salió como un Babyface suave aquí.

Esta interacción plantó las semillas para una enemistad que ya es personal.

Seth Rollins vs Sheamus

Una gran lucha, siendo una combinación fresca que llevó a generar una acción divertida.

Esta era una forma inteligente de usar a ambos hombres. WWE logró avanzar en la historia de Rollins de buscar una alianza con Ambrose y una eventual lucha por los campeonatos. Aquí los campeones obtuvieron un poco de calor por su acto cobarde.

Por otro lado, Ambrose saliendo al rescate es solo otra muestra de que Ambrose es un personaje sin personalidad en este punto. La semana pasada le teníamos asegurando que jamás ayudaría a Rollins, esta semana, bueno, todo lo contrario sin una justificación.

Bray Wyatt y Finn Balor

Las promos de Wyatt han perdido el poder a través de los años, su mística se ha ido desvaneciendo. Necesita un enfoque más claro. ¿Qué busca? ¿Por qué está cazando Balor? Quizás debería tomarse un respiro con el micrófono para aprender a ser más directo.

Está bien jugar con el elemento esotérico, pero los fanáticos necesitamos algo más en concreto para realmente tomar en serio esto.

Balor mostró un toque de lo sobrenatural. Hizo una gran impresión con cero palabras y un montón de presencia.

Esta disputa tiene un gran potencial, pero solo lo lograra traducir en un buen espectáculo si WWE puede aprovechar todos sus elementos, incluyendo el alter ego demoníaco de Balor.

Roman Reigns vs Braun Strowman vs Samoa Joe

Esto fue una lucha de PPV disfrazada como una pelea de televisión. Cada bestia se veía genial en algún momento. La violencia siguió viniendo. La energía de la lucha nunca disminuyó.

Esta previa de SummerSlam sugirió que el choque fatal de 4 vías con Lesnar va a ser una lucha divertida.

Por otro lado, Reigns ganando contra todas las probabilidades es la reserva familiar de WWE que suele ser criticada, pero a diferencia de otros casos, el resultado es intrigante aquí, especialmente porque quienes suelen ganar estos enfrentamientos en los show semanales, suelen no hacerlo en el PPV ¿Es una señal de que alguien más lograra el título?

Si Raw terminaba acá diríamos que fue un buen Raw, lamentablemente el show dura tres horas y pasamos a la hora más aburrida en años.

Elias vs Kalisto

Los intentos de WWE de añadir profundidad al carácter para Elías han estado fuera de lograr eso. Esto fue un squash glorificado.

WWE parece comprometido con Elias, aunque no se sabe a qué nivel realmente. Por otro lado, la compañía despojó a Elias de su apellido. Elias Samson ahora es simplemente “Elias” por lo que WWE continúa su tendencia de acortar nombres sin ninguna razón.

Nia Jax vs Bayley

WWE tenía la idea correcta aquí, tener a Bayley mostrando corazón en una victoria difícil. El camino a ese resultado, era decepcionante.

Jax y Bayley han tenido luchas mucho mejores entre sí. Esto se sentía plano y aburrido en su mayor parte. La falta de ímpetu en la historia de Bayley-Bliss sin duda contribuyó a una multitud no muy conectada con la pelea. Aún no sabemos porque WWE prefirió un Bayley vs Bliss en vez de un Banks vs Bliss para SummerSlam.

Big Cass vs Big Show

¿Sera este el peor main event en el año de Raw? Puede pelear fácilmente ese puesto. No está claro por qué WWE guardaría esto para ser el evento principal. La triple amenaza habría sido una manera mucho más enfática de terminar el espectáculo.

Se trataba de una narrativa de media cartelera metida en la escena principal. No se agregó mucho a esta disputa aquí. Esto era esencialmente una repetición de sus enfrentamientos recientes.

El Big Show es una piedra de paso lógico para el Big Cass, pero es difícil estar entusiasmado con el clímax de esto, en esencia, era muy aburrido.