Crítica Raw 30 enero 2017

Nada salió como estaba previsto en Raw, lo que condujo a un episodio que logro romper bastante el molde de la monotonía que le había invadido en el pasado.

KO debió defender una vez más el título, esta vez ante Braun Strowman sin su mejor amigo a su lado, lucha imprevista que término de la manera más predecible posible.

Seth Rollins finalmente logro encontrar a Triple H, pero Samoa Joe fue quien finalmente le hizo frente.

La acción dentro del ring no fue para nada estelar, pero fue la narración de historias fue la que finalmente hizo que Raw esta semana pareciera más interesante de lo normal. El Raw del lunes fue un espectáculo que vio varios avances significativos.

Segmento inicial

Este es el Owens que necesitamos ver más, no esa versión deprimente que destrozamos en la nota; ¿Por qué Kevin Owens como campeón universal es un fracaso?. Vimos la versión fuerte, orgullosa y burlona del campeón. Había una buena mezcla de comedia e intensidad.

La inclusión de Strowman genero novedad, algo a lo que siempre le daremos una buena bienvenida en Raw.

Sami Zayn vs Chris Jericho

La pelea fue buena y fue un gran escaparate para Zayn. Él recibió las mejores movidas de Jericho y sobrevivió. Y mientras que el tener al campeón midcard perdiendo luchas es algo desalentador, esto fue una victoria elegante a Zayn.

Está claro que Zayn recibirá una oportunidad por el título de Jericho. Finalmente tendremos un feudo por el título de los Estados Unidos.

Tony Nese vs Mustafa Ali

Nese y Ali entregaron alguna acción sólida en una lucha corta.

Y mientras que Nese consiguió finalmente algún tiempo fuera del ring, el señalar la falta de carisma de Nesse es la dirección equivocada. En lugar de concentrarse en sus fortalezas, WWE se centra en su debilidad, es absurdo.

En el lado positivo, la entrevista planta las semillas para una potencial pelea de Aries y Nese que sería ideal para el recién llegado.

Seth Rollins y Stephanie McMahon

Después de dar vueltas sin rumbo, Rollins vuelve a ser el personaje más convincente de Raw. Él era firme, implacable y se mostraba lleno de rabia.

Gracias a la presencia de Triple H, la historia de Rollins finalmente encuentra el enfoque que le ha faltado durante meses.

Rollins estaba lejos de ser un babyface tradicional aquí. Emitió una amenaza en contra las hijas de Triple H, agresivamente coqueteó con McMahon y resultaba claro que pasaría a través de cualquier cosa y cualquier persona para llegar a su enemigo. Si WWE es coherente con esta caracterización, esto podría ser un cambio interesante de la norma del babyface.

Cesaro, Sheamus y Bayley vs Charlotte Flair, Luke Gallows y Karl Anderson

Cesaro y Bayley fue divertido mientras duró, sin embargo, la lucha estaba lejos de eso. No ha habido suficiente historia para mantener el impulso de la pelea Cesaro y Sheamus vs The Club. Raw tiene que ampliar su división de equipos más allá de estos dos equipos.

Neville

Swann demostró bastantes cosas, pero Neville claramente era la estrella. El hombre que la gravedad olvidó continuó su racha reciente de excelencia con un gran carácter.

Mientras que las multitudes no han estado reaccionando a todo lo que está relacionado con los cruceros, Neville sigue siendo excelente.

Si WWE puede encontrar maneras de presentar la historia de Neville eso es algo incierto, pero hay una base sólida para construir.

Kevin Owens vs Braun Strowman

Antes de la interferencia predecible de Reigns, esto era un asunto intenso y contundente.

Strowman se mostró astuto cuando él eliminó la amenaza de Jericho.

La pelea de Strowman con Reigns es difícil de imaginar cómo será en este punto, pero al menos genera variedad, que como antes fue señalado, era algo que faltaba hace mucho tiempo en Raw. WWE va a tener una tarea difícil sobre plantear quien será realmente el villano de esta historia, especialmente cuando Strowman está creciendo en popularidad, mientras que Reigns sigue siendo rechazado por gran parte del público.

Por otro lado, Owens podría buscar un nuevo retador, que sería la mejor forma de continuar ¿Finn Balor y su regreso?

Brock Lesnar

El discurso de Heyman como siempre fue estelar. Él puso la motivación de Lesnar sobre la mesa y fue capaz de vender como una batalla de Titanes con sus legados en la línea la lucha entre Goldberg y Lesnar, la cual si en realidad la analizamos, está lejos de ser eso, por ejemplo ¿Por qué Lesnar esta ahí si no iba a hacer o decir nada? Y en realidad Goldberg y Lesnar en su rivalidad, mas allá de sus presencias, no han mostrado mucho, en resumen, solo sus nombres están vendiendo esta rivalidad.

Sasha Banks vs Nia Jax

El final fallido lastimo bastante esta pelea, aunque se trataba de mostrar como una amenaza a Jax por sobre la real acción que se vio en el ring.

No fue una lucha destacada, en parte gracias a su brevedad. Esto fue más acerca de cómo establecer el escenario para lo que está por venir.

Enzo Amore y Big Cass vs Rusev y Jinder Mahal

Esta pelea no ha tenido vida durante mucho tiempo. WWE sigue recurriendo a este feudo absurdo y aburrido cueste lo que cueste. ¿Cuántas veces más durara esto? Esto no hizo nada por nadie.

Samoa Joe

La rivalidad de Rollins-Triple H giró en una excitante nueva dirección. La promo del juego ayudó a la intensidad de la rivalidad. La llegada de Joe desde NXT dará mucha profundidad y amplia bastante el abanico de Raw.

HHH salió como una figura de un padre desquiciado que se siente lastimado por su protegido. Esa dinámica se hará fuerte a la hora de contar la historia a largo plazo. Y ahora HHH tiene un monstruo a su disposición, dando a WWE una variedad de opciones para la temporada de WrestleMania, finalmente Raw tiene algo de variedad y avanzo en sus narrativas, algo que hacia demasiado falta en el show de los lunes.