Crítica Raw 22 Agosto 2016: Improvisación

Lo que Vince McMahon había planeado para Finn Balor en Raw, más allá de ser el primer campeón universal, finalmente nunca lo sabremos, lamentablemente una lesión del recién monarca nos privara de esa historia.

Una lesión en el hombro obligo a Balor a renunciar al nuevo Campeonato Universal y WWE deberá volver a escribir su guion en cuanto a lo que rodea el cuadro de título universal. A diferencia de lo que uno esperaría, finalmente todo se definirá en una lucha fatal de cuatro, una improvisación que el segmento inicial demostró, eso al reflejar cosas como que tipos que realmente participaron en las luchas clasificatorias, ni si quiera salieron al comienzo, además, WWE ni si quiera dejo en claro los participantes, por lo que esos detalles privaron al show de cosas como sorpresas o tensión y lo lleno de confusiones.

Segmento inicial

La lesión de Balor es un golpe al centro del estómago, especialmente para quienes queríamos verlo en la gira de WWE en Sudamérica, pero en un espectáculo de contacto, las lesiones suelen estar a la orden del día, es cosa de recordar que hace solo un par de meses atrás, WWE tenía cerca de 8 luchadores lesionados a la vez. Sobre la historia del rápido ascenso a la cima de Balor, eso está arruinado. WWE tiene que replantearse todos sus planes alrededor de él y el nuevo título que de verdad, le vendría muy bien un rediseño para diferenciarse del título de WWE, no sucederá, pero debemos decirlo.

El segmento le dio a Balor su momento antes de perder su título. Lo único que se puede criticar de lo que fue un segmento improvisado es que WWE podría haber sido más claro sobre el formato de la “serie de luchas” que veríamos. Posteriormente nos enteramos que después se tendría una lucha fatal de 4 por el título entre los ganadores de algunas luchas ¿Por qué no sólo revelar todo desde el principio para no generar confusión?

Seth Rollins vs Sami Zayn

Es difícil ver otra manera más inteligente de ver una nueva derrota de Zayn frente a Rollins, después de todo, WWE refuerza el papel heel (villano) de Rollins al jugar con una eventual lesión de Sami Zayn (Lesión dentro de la historia), especialmente cuando la lesión de Balor en su lucha del domingo está fresca en la mente de los fanáticos.

Zayn se destaca dentro del papel del tipo que tiene todas las cosas en su contra. La importancia de la lucha y la gran manera de contar una historia entre intérpretes de calidad genero una buena lucha inaugural.

Kevin Owens vs Neville

Otra lucha de grandes intérpretes, el problema es que a diferencia de Zayn vs Rollins, aquí la historia y contexto afecto al resultado final, que quiere decir esto, en el segmento inicial cuando muchos salieron para reclamar una oportunidad al vacante título, Owens fue de los primeros en salir y Neville ni si quiera salió, por ende, uno ya anticipaba el resultado de esta lucha, lamentablemente ese detalle en la historia afecta a un espectáculo que fue muy bueno entre ambos.

Big E vs Karl Anderson

Lucha relativamente corta, en donde se demuestra que WWE nunca ha tomado ventaja del dúo Gallows y Anderson, por lo que era previsible que Anderson perdiera sin demostrar mucho. El feudo de Gallows y Anderson vs el nuevo día ha sufrido como resultado de estas cosas.

Los campeones siguen sin rivales a su nivel y eso ya es preocupante.

Titus O’Neil reta a Darren Young

Esto puede postular a la peor promo del año y con eso se dice mucho dentro de una rivalidad absurda, aburrida y que no tiene el interés del público.

Es curioso como WWE sigue invirtiendo tiempo en una rivalidad que hace un año no funciono y ahora sigue sin funcionar, de lo más lamentable del show del lunes.

Rusev vs Big Cass

Aquí vimos dos caras de un moneda, por el lado positivo, vimos una reserva o bookeo inteligente, sin embargo, la lucha no fue buena. Por el lado inteligente de la lucha, WWE fue capaz de proteger al campeón de los Estados Unidos mientras que también le da a una cara nueva una gran oportunidad.

Lo malo, el Big Cass en solitario en el ring está demostrando demasiadas falencias en su repertorio, por lo que el sacarlo de su elemento, entiéndase ser un buen complemento en la división por equipos, parecer ser uno de los nuevos errores que WWE comete de manera recurrente, ojo con ese detalle.

El debut de Bayley

La llegada de Bayley parece que llega de la mano del tiempo fuera que estará Sasha Banks, algo que en el papel, puede funcionar muy bien teniendo en mente la popularidad de Bayley y su capacidad en el ring que ya se ha demostrado en sus tiempos de NXT.

WWE la introdujo sabiamente en Brooklyn, en donde ella tendría un recibimiento muy fuerte.

Bayley vs Dana Brooke

Esto no tenía que ser un clásico, simplemente una mera introducción a lo que Bayley ofrece en el ring. En ese frente, la pelea hizo un trabajo sólido.

Brooke ha mejorado tranquilamente desde su debut, aun así, Bayley deberá tener un mejor rival en las semanas siguientes.

Braun Strowman vs “su admirador” Johnny Knockout

El show de Strowman vs el estereotipo de lo que es un homosexual según Vince McMahon. Dejando de lado lo “inclusiva” que busca ser WWE al hacer que el jobber local reconozca que les gustan los hombres grandes y sudados, esto era aburrido, absurdo e innecesario. Quizás lo más llamativo fue que el público comenzara con el grito; Let’s go, jobber. Braun Strowman sigue en su camino en ser el próximo Gran Khaly.

“El retiro” de los Dudley Boyz

El razonamiento detrás de este segmento era lógico a pesar de que en el comienzo parecía muy confuso, en donde los equipos más jóvenes deseaban obtener un roce con un equipo como los Dudley Boyz antes de su retiro.

A pesar de lo anterior, esto de igual manera fue un recordatorio sobre el olvidable bookeo o reserva de los Dudley Boyz. A pesar del discurso de jubilación, el ataque del Club, puede llevar a una nueva rivalidad para los Dudley Boyz, tal como en el pasado fue el “retiro” de Mark Henry que en realidad sirvió para meterlo en un feudo, en esa oportunidad con John Cena, por el lado de los Dubley, estos se enfrentaran al Club. Ya veremos cómo terminara todo eso.

Roman Reigns vs Chris Jericho

Varias cosas a señala, primero, el segmento en backstage de Owens y Jericho solo demuestra la gran química entre ambos.

Sobre la lucha, a pesar de que Reigns suele entregar un acción convincente junto a Jericho, nuevamente nos encontramos con un tipo de bookeo o reserva, da igual cómo se le quiera llamar, que poco le ayuda A Reigns en su búsqueda de conectar con el público, después de todo, está claro que WWE seguirá intentando que Reigns sea un Face que conecte con el público, es más, la reserva llega a caer en lo extraño, considerando que WWE al parecer desecho todo lo que era su búsqueda por el título de los Estados Unidos y su rivalidad con Rusev ni se tocó el día lunes. Súmenle la clásica reserva del tipo que resiste todos los ataques, trampas, intervención de Owens, movimientos finales del rival y aun así gana. Nosotros nos quedaremos con la primera parte de la lucha que realmente era buena, y como antes fue señalado, Reigns puede entregar un trabajo convincente, pero WWE sigue fallando a la hora de presentarnos su personaje como un invencible.

En realidad, no fue un mal show, tampoco brillante, pero se puede decir que fue mejor que el de la semana anterior, sin embargo, WWE fallo fuertemente en cosas como la forma en cómo se nos presentan las cosas tras la lesión de Balor y su extraña forma de simplemente desechar otras historias, en resumen, WWE pareciera que tiene que mejorar en su organización y presentación de ciertos hechos, porque uno como fanáticos, a la larga ya ni sabe que esta viendo o porque lo está viendo, en resumen, se agradecería un mayor orden en la narrativa, pero considerando que lo del lunes fue una improvisación, podríamos no ser tan drásticos en el análisis por esa semana.

2 Comments

  1. rodrigo agosto 24, 2016
    • Pedro Díaz agosto 24, 2016