Crítica Raw 21 Mayo 2018

El camino hacia Money in The Bank rodó a través de otro episodio de RAW. Braun Strowman recogió una gran victoria, Ronda Rousey y Nia Jax firmaron el contrato para su próxima pelea por el título y otros detalles a destacar dentro de un show que a pesar de tener segmentos a destacar, en la mayoría era relleno y en otros era insufrible, ya llegaremos a esos detalles.

A veces menos es más, una lección que WWE no quiere aprender, especialmente cuando hay reportes de que sus show cada vez duraran más.

Kurt Angle

Oh, miren otro episodio de Raw que comienza con una promo y que termina en el anuncio de una lucha.

Stephanie sugiriendo que ella no tiene a favoritos, cuando Owens literalmente la llamó hace una semana y consiguió exactamente lo que quería, era un poco de diversión e hipocresía que encaja bien con su carácter.

Dicho esto, Raw probablemente sería un espectáculo infinitamente mejor si se liberara de la monótona fórmula en la que se ha asentado en la última década.

Roman Reigns vs Kevin Owens

Reigns y Owens tienen una fuerte química en el ring, algo que vimos a finales de 2016, a principios de 2017 y esto no fue una excepción. El no final era necesario, pues Reigns no pueden seguir perdiendo luchas y Owens ciertamente no puede permitirse una derrota limpia, particularmente en medio de un empuje renovado.

A pesar de lo anterior, era inevitable no sentir que se trataba de un segmento con una configuración demasiado repetida. Una lucha entre 4 por equipos.

Reigns y Rollins vs Mahal y Owens

Mahal necesitaba ser protegido, especialmente por ser el próximo rival de Reigns, pero se siente como que Owens tiene más impulso ascendente en este punto que el maharajá moderno.

Desperdiciar su impulso sólo para poner a Rollins y Reigns otra vez juntos se siente como un paso atrás increíble.

Un tipo que no puede vencer a Reigns o Rollins en este punto está condenado a ser presentado como un paso por debajo del resto, así que todo lo construido en el párrafo anterior, se sacrificó muy rápido para nada.

Sami Zayn y las hermanas de Lashley

La única cualidad redentora de este segmento? El trabajo de micro de Sami Zayn.

Como un villano, Zayn ha sido divertido, una revelación. El problema, el guion para trabajar acá es asquerosamente malo. El equipo creativo de WWE nos entrega una vez más una mala excusa de humor terrible, y el resultado fue una disputa que de alguna manera es peor de lo que ya era. Cuando hablamos de cosas insufribles, este es un gran ejemplo.

Ember Moon vs Alexa Bliss

Es interesante ver la manera en que la gerencia está utilizando a Bliss en este momento. Ella perdió en WrestleMania, perdió en ese horrible evento que nos negamos a recordar, ganó un lugar en Money in The Bank la semana pasada y ahora nuevamente pierde.

¿El problema? ninguna de estas artistas está involucrada en algo particularmente interesante en la previa de Money in The Bank.

No Way Jose vs Baron Corbin

El esfuerzo estaba, pero nadie realmente pensó que José podía ganar. Corbin por otro lado, está en un agujero de mediocridad creativa. Él gana algunas luchas, él pierde otras, pero no hace nada realmente.

Breezango vs The B-Team

Esto literalmente lo vimos la semana pasada. Además, el equipo creativo de WWE ha arruinado tan gloriosamente el acto de Breezango que tienen cero credibilidad de todos modos.

Nia Jax y Ronda Rousey

La estrella de esto no era Rousey ni Jax, sino McMahon, era brillante mientras trataba de crear disgusto en dos personajes sin mucha personalidad realmente. Dada la completa falta de historia entre ellas, este segmento necesitaba a McMahon para instigar, y lo hizo, a pesar de que sonaba algo falso en un comienzo.

Rousey y Jax estaban bien, no son grandes oradoras y el segmento simplemente estaba bien. Sin McMahon, podría haber sido significativamente peor.

Chad Gable vs Dolph Ziggler

La idea de una lucha de Gable vs Ziggler es atractiva, y mientras que el atletismo estaba allí, esto no estaba ni cerca del nivel que uno esperaría de ellos. Las limitaciones de tiempo no ayudaron.

Con cada semana que pasa del experimento de Ziggler y McIntyre, sigue sin ser claro que busca realmente WWE con esta alianza.

Lucha para clasificar a Money in the Bank

Natalya se ha beneficiado de su regreso a Raw, ganando y siendo posicionada como la mejor amiga de Rousey. Su victoria aquí trae una presencia veterana a Money in The Bank, pero uno no puede dejar de preguntarse si Morgan o Logan se habrían beneficiado de aparecer en la pelea.

Bobby Roode vs Elias

Roode acaba de perder una lucha limpia en el centro del ring, así que no importa mucho que siga en la lucha de Money in The Bank, incluso si eso lo repiten una y otra vez los relatores.

En general, todo esto fue un sinsentido grande, incluso con la amplia popularidad de Elias, especialmente cuando este último no tiene una historia real y esta lucha se ha repetido tantas veces en poco tiempo.

Finn Balor vs Braun Strowman

Este fue un evento principal divertido que contó una historia fuerte, hizo que Balor pareciera un competidor valiente, a la vez que establece a Strowman como un face en crecimiento.

El monstruo entre hombres puede no tener el apoyo de la gerencia como Roman Reigns, pero él si tiene a la multitud detrás de él e incluso un breve coqueteo con un turn heel no acallo los cánticos de apoyo para el gigante.

Una conclusión sólida en un episodio que a veces tenía demasiado relleno.

Deja tus comentarios

avatar
  Suscribete  
Notify of