Batalla real de mujeres 2018

Crítica Raw 18 Diciembre 2017

El episodio del 18 de diciembre de RAW incluyo los retornos de Hideo Itami y The Revival, eso sin mencionar el anuncio de la primera lucha femenina de batalla real en Royal Rumble 2018.

Aunque careció de energía, las rivalidades continuaron, las historias avanzaron y se creó la intriga genuina sobre la dirección que la marca está tomando mientras se acerca el año nuevo.

Kurt Angle, Braun Strowman y Kane

¿Recuerdan cuando Lesnar apareció para eventualmente enfeudarse con Finn Balor y WWE incluso genero una promo entre el líder de Balor Club y Paul Heyman? Seguro que suena como una lucha mejor, algo mucho más intrigante que Kane luchando por el Campeonato Universal en el 2018.

Sí, es probable que Kane esté allí solo para ser derrotado y proteger a Strowman, eso es predecible y algo decepcionante en este punto.

Seth Rollins vs Jason Jordan

La historia de Jordan que se basa en casi vencer a ex campeones del mundo y nombres grandes se está volviendo agotadora. Él no es más respetado porque casi derroto a Rollins o por enfrentar a Roman Reigns semanas atrás.

No está funcionando y, honestamente, todo lo que está haciendo es exponerse al odio generalizado de los fans.

Finn Balor vs The Miztourage

Esperemos que esto sea el final de la rivalidad Balor-Miztourage algo que siempre se sintió como un paso en falso para el irlandés.

El debut de Itami en RAW como parte de esta disputa es interesante dado que fue anunciado para 205 Live. Sí la división de peso crucero se asocia con RAW, podria ser mejor utilizada que simplemente estar en las sombras de un titular tan desastroso como lo es Amore, con el que es muy difícil trabajar o generar historias atractivas.

Cedric Alexander vs Drew Gulak

La lucha en sí era tan buena como uno esperaría dada la calidad de las superestrellas involucradas.

Gulak fue la estrella de la lucha y aunque Alexander ganó aquí, casi parece como si veremos en un futuro un Gulak vs Amore. Eso revela una vez más que el personaje de Cedric Alexander es uno que no tiene ningún tipo de construcción real, eso es malo considerando que es el retador para el título de su división.

Asuka vs Alicia Fox

Sabemos que la historia final para Asuka será una oportunidad por el campeonato y enfrentamientos con absolución, pero algo debe hacerse con la ex estrella de NXT antes de que los fans se aburran de sus luchas que son meros squahs. Esto fue eso, un mero tramite aburrido.

Jason Jordan, Seth Rollins y Dean Ambrose vs Samoa Joe y The Bar

Una lucha con tanto talento nunca será malo, pero si puede ser insatisfactoria.

Desde el punto de vista de la historia, ¿Por qué están peleando estos tipos? Jordan literalmente, sólo se lanzó a la mezcla esta semana porque Roman Reigns no estaba en el edificio. Ambrose y Rollins han estado peleando con Sheamus y Cesaro durante tanto tiempo que la animosidad original es un recuerdo lejano.

Los problemas de Joe son con Reigns, el tipo que no estaba hoy en el show.

Por otro lado, uno sólo puede esperar que la lesión de Ambrose solo sea dentro de la narración y no legítima.

Heath Slater y Rhyno vs The Revival

La lucha en sí puede no haber sido mucho más que un escaparate para The Revival, pero lo que hizo realmente fue burlarse del enfrentamiento potencial entre el equipo que regreso y Titus con su reformado grupo, no es un panorama muy alentador realmente.

Dash y Dawson cuando están saludables, son un equipo de Elite, por lo que inyectarán a la división una chispa muy necesaria después de meses de revanchas entre The Shield y The Bar, ya es tiempo de dar novedad a la división por equipos de Raw.

Mickie James, Sasha Banks y Bayley vs Absolution

El anuncio es histórico, sin dudas, pero se sintió completamente fuera de lugar.

Después de semanas de absolución peleando con las mujeres de RAW, la intensa reyerta de repente se detuvo y todo el mundo celebro unido, emocionadas por otra oportunidad de “hacer historia”, algo que parece ser lo único en la mente de WWE por estos días.

Este segmento no tenía sentido y en realidad, mató la importancia que la rivalidad había establecido hasta este punto.

Debe ser emocionante ver lo que las mujeres pueden hacer de cara al Royal Rumble, pero esto se sintió como un anuncio diseñado para atraer la atención en lugar de contar el último capítulo de una historia, una muestra de que el invertir nuestro tiempo viendo los show semanales no es una gran idea, especialmente porque la continuidad de WWE, es digna de compararse con la de los X-Men en el cine.

avatar
  Suscribete  
Notify of