Crítica Raw 13 Noviembre 2017

La marca roja entrego más de lo que se pensaba en un inicio. Brock Lesnar estaba en el edificio de nuevo. Triple H hizo un regreso extraño y forzó su camino hacia el equipo RAW.

Pero como era de esperar, no todos los segmentos funcionaron. Las cosas se pusieron sentimentales con Jason Jordan entregando fácilmente su peor promo en toda su carrera.

The Shield interrumpe a Stephanie McMahon

El intercambio entre McMahon y Angle comenzó siendo un segmento interesante, en donde la presencia de McMahon agregó presión a Angle, recordándonos las estacas de la lucha del domingo, el problema, es que este segmento inicial termino pareciendo intrascendente cuando llego The Shield.

Con la interrupción de The Shield, todo el intercambio de Angle y su jefa queda olvidado para dar un paso a otra cosa, eso fue extraño. Reings se ve cada vez más cómodo con un micrófono en la mano, algo que evidentemente va de la mano que al tener menos presión y buenos acompañantes como los son Rollins y AMbrose, tiene menos limitantes para trabajar, WWE debería analizar esto y evitar nuevamente tratar de ponerlo como el remplazante de Cena, ese no es un papel que se ajuste a él, esperamos de corazón que WWE finalmente aprenda esa lección.

Mickie James vs Bayley vs Dana Brooke

Les explico, vimos más comerciales que esta lucha. La parte de la pelea que vimos básicamente fue Brooke atacando a Asuka, cuando esta última ni si quiera era parte de la lucha.

Gano Bayley, en un segmento que como antes fue señalado, fue relegado por cortes comerciales, no se puede destacar nada con eso en mente.

Drew Gulak y Enzo Amore vs Kalisto y Akira Tozawa

El numerito de Gulak ha sido lo único a destacar de esta horrenda rivalidad.

Los cruceros cada vez tienen menos tiempo en TV y todo se basa en simplemente recordar que Kaslito y Amore son los únicos que importan para WWE, yo me sorprendería si 205 Live sigue con vida para mediados del 2018.

The Miz, Cesaro y Sheamus

Este segmento se arrastró mal. Nadie tenía mucho material para trabajar. Y tuvieron que estirar todo. Todo parecía desinflar la audiencia.

La próxima lucha de campeón contra campeón va a ser buena, pero WWE no logró venderla correctamente aquí.

Todos saben que amamos a Cesaro, pero el hacerlo hablar mientras lleva un protector es una mala idea. Sería una idea inmensamente mejor reinventarlo como un asesino silencioso mientras sus dientes cicatrizan.

Jason Jordan vs Bray Wyatt

Los fans evidentemente no quieren nada con Jordan, pero WWE sigue forzando las cosas haciendo que derrote a enemigos de relativamente buena calidad.

Jordan jugando a ser el babyface valiente que se roba una victoria no funciona porque su personaje no tiene el carisma necesario, es así de simple. Podrían ponerlo de campeón mundial y aun así seguirá con esa carencia. Bray, bueno, otra derrota que más da.

Desechando la lucha, lo que vino después de esta fue interesante. Bray ataco y “lesiono” a Jordan. Evidentemente el sacar a Jordan de la lucha de Survivor Series es algo que el público quería ver, esto fue el comienzo de eso.

Paul Heyman habla de AJ Styles vs Brock Lesnar

No hay nadie mejor para la promoción de una lucha.

No importaba que WWE tenga menos de una semana para construir esta lucha, eso después de pasar las últimas semanas construyendo un Mahal vs Lesnar. Heyman entró y vendió el combate. Vendió a Styles como un enemigo peligroso y un perdedor que será devorado.

De repente, este enfrentamiento se siente más grande y más intrigante.

The Shield vs Cesaro, Sheamus y The Miz

El escudo tenía una gran pelea de calentamiento aquí. Entretenido y frenético, básicamente lo que recordamos del escudo y suponemos que básicamente esto teníamos que ver en TLC, el real regreso del grupo, lamentablemente, dicho regreso se produjo en un show menor como es Raw, lo que le quito ímpetu en relación a lo que se esperaba para TLC, básicamente, nada es perfecto.

HHH se une al equipo de Raw

Jordan como el bastardo despreciado y con lágrimas no es la mejor mirada que WWE puede reflejar en él. WWE no está ayudando al luchador al hacerlo tan patético.

Este tipo de escena cursi no es bueno.

Triple H uniéndose al equipo RAW impulsa su poder estelar. Esa es una oportunidad menos para una estrella en ascenso, pero WWE está seguro de que necesita vender todo lo que no vendió en las semanas previas, eso explica el regreso de Cena y HHH para el PPV.

Finn Balor y Samoa Joe vs Luke Gallows y Karl Anderson

Joe y Balor se veían geniales como una unidad. Eran irresistibles como un escuadrón de pares, pero no pudimos ver mucho de ellos en una lucha que vio a Balor tomar un montón de castigo.

Dos miembros del equipo RAW tienen un impulso aquí, frente a dos tipos que sin dudas están muy pero muy, pero muy y muy abajo en sus carreras.

Braun Strowman vs Kane

Un final confuso. No estaba claro qué pasó con Kane y Strowman, pero el monstruo entre hombres volvió a ser parte de un momento creativo en el que destruye algo.

Strowman sigue siendo una figura única en un mundo extraño, como debería ser, el tema es que quedamos confundidos cuando el show termino de manera inesperada y sin conclusión, eso nunca es bueno.