Crítica Raw 11 Septiembre 2017

El Raw del lunes se alejó de la tradición, difuminando la línea entre el Babyface y Heel. Un ejemplo de esto fue a principios de la lucha de Reigns contra Jason Jordan, donde la arrogancia de Reigns flotaba alrededor de él, pero pasó a sonreír y estrechar la mano de su rival al final de la pelea, solo otra tanta inconsecuencia en WWE.

Goldust enfrento a Bray Wyatt en un duelo de villano de villano, pero el primero jugo a no serlo a pesar de lo visto las semanas pasadas, otra inconsecuencia en WWE. El Miz y Maryse anunciaron que tendrán un bebé, pero un babyface interrumpió de mala manera un momento empático, otra inconsecuencia de personajes.

En cuanto a Braun Strowman y Brock Lesnar, estas dos bestias no son villanos, ni héroes sino seres monstruosos que existen más allá de los límites normales para los personajes de la WWE, quizás lo menos inconsecuente hablando solo de personajes.

Roman Reigns vs Jason Jordan

Siempre es energizante cuando Raw comienza con una lucha en lugar de un segmento de conversación muy largo. Reigns vs Jordan fue buena, quizás la única crítica es que fue demasiado evidente que se buscó alargar más de la cuenta la lucha, todo para quedar a la par de duración de lo que fue Cena vs Jordan la semana pasada. La lucha de la semana anterior fue superior a lo visto aquí, quizás solo por el ritmo no tan pausado que si se vio esta semana.

John Cena confronta a Roman Reigns

Un intercambio menor en comparación a lo que fueron los enfrentamientos verbales de las semanas anteriores. Considerando eso, se sintió menos enérgico y menos importante de lo que realmente era. Cuando se deja la vara tan alta como fueron sus enfrentamiento las semanas pasadas, es entendible que en algún momento baje la intensidad.

Por otro lado, eso de romper la cuarta pared solo fue cierto en el caso de Cena al enrostrar a Reigns que fallo las pruebas de drogas, eso cuando la respuesta de Reigns es que gracias a él los boletos de Raw se venden, eso es curioso cuando los últimos PPV en general de WWE han tenido problemas de ventas y ayer la arena de Raw estaba así:

Raw vacio

Sasha Banks vs Emma

La pelea tuvo un tiempo mínimo para trabajar y tenía poca energía en pocos puntos. Emma y Banks tienen buena química, y sería genial verlas chocar en una pelea extendida.

Ni Bliss, ni Jax añadieron mucho en la zona de comentario.

Esto básicamente sirvió como un recordatorio de que existe una lucha por el título femenino, aunque también no hizo nada para avanzar en su narrativa.

Brock Lesnar colisiona con Braun Strowman

Un sermón de Heyman estableció el Strowman vs Lesnar como un importante terreno de prueba para el retador. Él jugó con el tamaño y la fuerza de Strowman mientras que todavía pintaba a su cliente como una fuerza imparable.

Strowman está ganando una pelea con Lesnar algo que es una sorpresa de interés periodístico. WWE no está bromeando con este push. Gane o pierda contra Lesnar, probablemente perderá, pero WWE ha puesto al monstruo entre hombres en un territorio estelar en donde ha demostrado prosperar.

Goldust vs Bray Wyatt

Una pareja extraña, especialmente cuando ambos vienen siendo villanos, aunque permite a Wyatt enfatizar sus problemas con el alter ego y la pintura de la cara de Balor, pero eso viene de la mano con que las narrativas de las otras historias no tienen importancia.

La lucha fue solo correcta. Wyatt tras la pintura de la cara de Goldust fue una imagen llamativa y algo que no hemos visto lo suficiente de él últimamente.

Luke Gallows y Karl Anderson vs Cesaro y Sheamus

Esto habría sido mucho mejor si la rivalidad entre estos equipos hubiera sido más intensa de antemano. Este no fue el clímax violento de algo que se ha estado construyendo durante meses. Era un final no merecido de algo que nunca se construyó.

Elias vs Kalisto

Elías y Kalisto entregaron una lucha sorprendentemente buena y competitiva. Este es el mejor Elias que hemos mirado hasta ahora.

Aunque claro, ambos van a necesitar de una pelea con más chispa y poder estelar, esto porque Elias vs Kalisto se siente como una pelea nacida de la incapacidad de WWE de encontrar un papel para ambos.

John Cena vs Braun Strowman

Una gran exposición del poder y naturaleza destructiva de Strowman. WWE protegió a Cena con el final de DQ, pero todo esto se trataba de poner énfasis en el monstruo entre hombres, dándole un gran impulso por delante de No Mercy,

Por otro lado, no tiene mucho sentido que el árbitro permitiera a Strowman golpear el rostro de Cena con la escalera, todo para esperar que Strowman realizara lo mismo en el ring. WWE debería cuidar más esos detalles, no cuesta mucho.

The Miz vs Enzo Amore

El Miz se llevó todo aquí. Logro hacer que un segmento desechable se transformara en un momento memorable.

Amore se manejó relativamente bien dentro de lo horrendo que es su personaje, aunque claro, para nosotros el burlarse de un bebe cuando se está dando una noticia tan linda es de pésimo gusto.

En cuanto a la lucha en sí, fue una lucha tonta y aburrida que trato de eludir el hecho de que Amore en realidad no sabe luchar. Amore sólo puede tratar de llenar el máximo espacio posible, sin entregar nada a destacar.

Lucha de 4 vs 4

Los Hardy uniendo fuerzas con los campeones fue lo menos sorprendente del mundo. No ha habido otros equipos más allá de estos cuatro en la división de Raw.

Esto fue una lucha promedio, una que no pertenecía al evento principal.

Anderson y Gallows tienen un impulso mínimo y no se sienten como amenazas para los titulares. Esta noche no se hizo nada para cambiar esa percepción.