Crítica Raw 02 Abril 2018

El último show de Raw previo a Wrestlemania, un show que se puede resumir de la siguiente manera, muchos segmentos que no pudieron entretener, aunque la mayoría de los momentos tenían un propósito.

Stephanie McMahon mando a Ronda Rousey sobre una mesa, los rivales del campeón Intercontinental entregaron la mejor lucha de la noche y John Cena no pudo encontrar un desafío para WrestleMania.

Rousey y Kurt vs HHH y Steph

La incoherencia de Rousey estaba en exhibición aquí. En algunos momentos, se veía más a gusto y natural que sus apariciones anteriores, pero también tenía líneas poco efectivas.

Sin dudas para WWE esto es de las luchas más fuertes para Wrestlemania, para nosotros, es una de esas luchas con poca expectación ante la posibilidad de que como espectáculo, en realidad no logre estar a la altura. Steph no es luchadora y Rousey es una principiante, es difícil esperar mucho de esa combinación más allá del revuelo mediático.

Steph mencionando las derrotas de Rousey en UFC fue un buen toque, especialmente porque fueron tan contundentes, que Rousey termino dejando UFC, dando de esa manera sentido de la realidad a la escena.

Bayley vs Sonya Deville

La interacción de Bank y Bayley era más entretenida que la lucha que fue bastante torpe. La mala sangre de estas dos ex amigas sigue siendo una de las mejores cosas en la programación de WWE, incluso si sólo obtiene un poco de tiempo en pantalla.

Absolución por otro lado, es un grupo que esta moribundo. Como la lesión de Paige la ha mantenido fuera del ring, el grupo no tiene nada que hacer.

Finn Balor vs Seth Rollins

Rollins y Balor se cocinó a fuego lento, y la pelea se hizo bastante eléctrica al final.

El arquitecto agregó a su impresionante curriculum otra victoria importante. Por otro lado, es difícil odiar al Miz a pesar de su personaje malvado, esto porque está hablando constantemente de su hija recién nacida. La paternidad del Miz como tema hubiera sido más adecuado para algún material del WWE Network, no para un espectáculo en el que se supone que tiene que generar anticuerpos.

Brains Strowman

El monstruo entre hombres revelando a su compañero de equipo fue un abrazo a ese lado ridículo de la lucha libre que todos amamos cuando se hace de buena manera y dura lo justo y necesario.

Este no fue un gran momento para comparar con algo de Shakespeare, pero fue una divertida adición al espectáculo. Es más inteligente revelar su verdadero socio en WrestleMania ya que genera más expectación a la lucha.

Goldust vs Matt Hardy

Vince en BackStage; “estos tipos son raros, que luchen”

John Cena

Cena entregó algunas líneas fuertes y emociones poderosas, pero la falta de pago dejó un agujero gigante al final.

Hay un toque de intriga que se dirige a WrestleMania con las preguntas no respondidas, pero es desconcertante que la WWE se burlara de sus fanáticos todo este tiempo o que decidiera anunciar la lucha el mismo día del evento, eso es extraño si lo hace.

Elias vs Heath Slater

Los trajes de Elias continuamente más ridículos lo hacen más entretenido. A menudo esos detalles son uno de los puntos destacados de RAW. Eso era cierto en cierta medida aquí, aunque su tiempo de micrófono era corto y su lucha fue un desastre.

Dos tipos establecidos para la batalla real de Andre el gigante se enfrentaron en un enfrentamiento olvidable.

Alexa Bliss y Mickie James vs Dana Brooke y Asuka

Este fue un segmento eficiente en el que se mostró a Asuka y le dio a la pelea de Jax y Bliss algo de combustible añadido, esto con la promo de Jax antes de la lucha.

Brock Lesnar y Roman Reigns

La familiar dinámica de Reigns siendo leal a la compañía leal contra el egoísta Part Time que dejara WWE tras Wrestlemania, alias Brock Lesnar se vio una vez más acá.

Heyman ofreció en su mayoría pensamientos que hemos escuchado antes. Es más, el decir que si Lesnar pierde el domingo, la próxima vez que lo veamos será en UFC, si eso no es un spoiler, no sabríamos como decirlo.

Esto no fue tan intenso como lo que vimos hace semanas. Las cosas terminaron con un intercambio que sin dudas fue mucho mejor que esa horrible previa que vimos de ambos de cara a Wrestlemania 31, pero a pesar de lo anterior, no aumenta las expectativas para una lucha que todos sabemos cómo acabara. Na na na na, na na na na, hey hey, goodbye.

Deja tus comentarios

avatar
  Suscribete  
Notify of