Durante más de tres décadas, Survivor Series ha proporcionado a los fans momentos inolvidables, controvertidos y que alteran la compañía, y el domingo por la noche en Chicago, con la batalla por la supremacía de marcas expandiéndose para incluir a NXT, sin duda había potencial.

¿Qué marca salió victoriosa, algún campeonato cambió de manos, y qué significaron los resultados para el producto de WWE mientras se prepara para cerrar la década?

Lucha tradicional de mujeres

El ángulo de lesión dañó el ritmo de esta lucha, al igual que las eliminaciones rápidas a mitad de la pelea. Dicho esto, todavía era una lucha divertido y enérgica que habría sido aún mejor si no fuera por alguna reserva cuestionable en los momentos finales.

En War Games, Ripley se enfrentó a terribles probabilidades. Con LeRae, superó una desventaja de 4 contra 2 y derrotó al equipo de Shayna Baszler en una brutal y violenta pelea. ¿Por qué necesitaba a LeRae y Shiari para ganar esto si el plan era que venciera a The Boss?

Aún así, Ripley parecía una estrella y la marca correcta gano.

Felicidades al equipo creativo de WWE por entrelazar historias (Flair vs Asuka) y destacar los talentos infrautilizados (Brooke y Logan).

AJ Styles vs Roderick Strong vs Shinsuke Nakamura

Esto puede no haber estado a la altura de las expectativas increíblemente elevadas, pero todavía era una lucha fantástica, contundente y altamente competitiva entre tres de los mejores de la última década. No siempre fue bonito, ni tenía que serlo. Se sentía como una competencia entre tres tipos que buscaban demostrar que eran los mejores.

Nakamura, en particular, parecía tan impresionante como lo ha hecho en el pasado. Parecía un luchador de clase mundial que luchaba contra competidores con talento similar. Zayn jugó su papel a la perfección y a medida que ese emparejamiento crece y evoluciona, fácilmente podrían resultar como una atracción principal en Friday Night SmackDown.

Styles era su yo típicamente excelente y el hecho de que Strong se convirtió en el ganador, fue sorprendente. Este fue sólo un excelente combate de lucha libre que será difícil de eclipsar.

Titulo NXT Pete Dunne vs Adam Cole

Esta fue una batalla física infernal hecha aún mejor por las agallas mostradas por Cole, que tuvo que estar sufriendo después de la lucha de War Gamer en la que compitió en la noche anterior. Dunne fue igualmente grande, su tiempo y tenacidad son una gran parte de la calidad general de la lucha.

Fácilmente para nosotros, la mejor lucha de la noche, en donde Cole retiene el titulo de NXT.

Titulo Universal Daniel Bryan vs The Fiend

Esto fue malo. El retador era fenomenal dentro de su categoria ya conocida, pero el personaje de The Fiend, el campeón, aún tiene mucho que mejorar, primero, las luces rojas ya son una molestia y WWE tiene que eliminar eso pero ya.

The Fiend al parecer será el saco de boxeo de todos sus retadores, para luego recuperarse y ganar, me recuerda a Hulk Hogan. Es decir, The Fiend es un personaje absolutamente popular, pero es demasiado limitado en el ring, quizás por eso WWE mantiene las luces rojas, para camuflar el repertorio limitado.

Ahora para peor, SmackDown no tiene otro retador creible, más sabiendo que Bray mantendrá el titulo hasta Wrestlemania, donde perderá frente a Roman Reigns, por cierto, alerta de spoiler.

Team Raw vs Team NXT vs Team SmackDown

Lo que comenzó como una lucha tremendamente desordenada dio paso a un último tercio que fue bastante bueno.

Desde el inquebrantable deseo de los fans de ver a Rollins derrotado a una actuación valiente de Ciampa y una actuación de ruptura de Lee, cuya estrella es tan brillante como la de cualquiera después de este fin de semana, los últimos 10 minutos más o menos valió la pena.

Nunca antes una lucha de Reigns-Lee ha sido más atractiva después del intercambio final y el espectáculo de respeto de The Big Dog. Con suerte, esas dos superestrellas se cruzan en el camino, aunque sabemos que eso no pasara en el corto plazo.

Sin embargo, había un enorme negativo.

El tratamiento de Walter, que ha estado invicto durante el último año, fue imperdonable e ilógico, estúpido. Cualquier aura que el líder de Imperium construyó para sí mismo entre los fans de WWE fue borrada con un solo Claymore Kick. En una noche en la que WWE ha hecho casi todo bien en relación con la marca NXT y sus jóvenes estrellas, falló en su reserva hasta tal punto que el público de Chicago estaba disgustado.

Reigns siendo el ganador, no sorprende a nadie, menos sabiendo el gran púshc que se viene ganado Royal Rumble, y yendo a Wrestlemania para terminar con el reinado de The Fiend, por cierto, eso es otra alerta de spoiler.

Titulo WWE Rey Mysterio vs Brock Lesnar

Menos de 7 minutos duro esto. En ese tiempo, WWE tenía a los fans creyendo por un momento que la familia Mysterio tendría su final feliz en la misma arena que El Maestro del 619 ganó por primera vez el título mundial.

Y entonces Lesnar ahuyentó la esperanza, como lo haría cualquier gran boxeador dominante. En el papel, fue divertido, por que fue una acción constante.

Becky Lynch vs Shayna Baszler vs Bayley

El formato Triple Threat realmente daña el flujo de la coincidencia. A pesar de un trabajo fuerte de Bayley, que fue el caballo de batalla indiscutible de la pelea, este main event fue una basura, lleno de botch y sin reales apuestas.

Desafortunadamente, una lucha de tres vías desarticulada y en su mayoría helada, no merecía ser el main event. En retrospectiva, esto habría funcionado más abajo en la cartelera, pero no en el evento principal.

Baszler llevándose la victoria solo esta acorde a demostrar que NXT es dominante, y tras la victoria, que fuese tacada por Lynch, es solo otra idea mas que cuestionable para un final de evento pésimo, para lo que venia siendo un buen evento, lo peor de la noche.

avatar
  Suscribete  
Notify of